Cádiz

El Cádiz fue un juguete roto en manos del Girona

Los amarillos encajaron un doloroso 4-1 en Montilivi y se aleja a seis puntos del Celta y a nueve del Rayo Vallecano, que sí ganaron sus partidos

Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Conan Ledesma.

Girona-Cádiz.

Girona-Cádiz.

Girona-Cádiz.

Girona-Cádiz.

Girona-Cádiz.

Girona-Cádiz.

Girona-Cádiz.

Girona-Cádiz.

Girona-Cádiz.

Girona-Cádiz.

Girona-Cádiz.

Girona-Cádiz.

Girona-Cádiz.

  • Con 2-0, el Cádiz pidió un penalti por mano de Blind que el VAR dijo no ver, como no vio fuera de juego en el 3-0
  • Montilivi fue una fiesta y el Cádiz el invitado que jamás habría querido estar

El Cádiz fue un juguete roto en manos del Girona, muy superior en el juego y en el marcador (4-1). Sólo durante un tramo de la segunda parte, con el Girona a medio gas, los amarillos crearon peligro, pero sin logar ver puerta. En cuanto los locales salieron una vez llegó el polémico 3-0. Luego, nada más recortar distancias se encajó el cuarto tanto en plena fiesta de los locales, que certificaron su participación en competiciones europeas.

Salió el Cádiz al césped de Montilivi conociendo los triunfos del Celta y del Rayo Vallecano, que se habían alejado a seis y a nueve puntos respectivamente. A priori, la jornada no pintaba nada bien y en el resto de partidos se había cumplido lo previsto, pero todos los encuentros hay que jugarlos y los amarillos soñaban con sacar algo positivo.

Pellegrino contó con Lucas Pires para cubrir la baja de Javi Hernández en el lateral izquierdo. Además, apostó por Iván Alejo y Maxi Gómez en sustitución de Rubén Sobrino y Chris Ramos.

Por su parte, los locales Tsygankov y Stuani no se recuperaron a tiempo para estar a las órdenes de Míchel, que sí recuperó a Iván Martín. En su ambición para este partido entraba cerrar la participación europea y casi finiquitar su clasificación para la próxima Liga de Campeones

Salió el Cádiz sin miedo, arriesgando, sabiendo la importancia de sumar y la dificultad que entrañaba jugar en un estadio donde sólo ha ganado el Real Madrid esta temporada. Presionando muy arriba, Gazzaniga jugó con fuego en un par de salidas de balón.

A los 9 minutos, un saque de esquina propició el primer gol local. Como en los últimos partidos, un córner dio inicio a una jugada de gol rival. En esta ocasión, tras un rechace inicial, Savio centró para que Eric García rematase de cabeza con tranquilidad.

Apenas dos minutos más tarde, el poste escupió un disparo desde la frontal de Yangel Herrera y la pelota fue a pies de Dovbyk, que marcó en posición de fuera de juego claro.

A los veinte minutos, el 2-0. El lateral izquierdo Miguel Gutiérrez se aventuró al ataque y cedió de tacón a Iván Martín, que batió con clase a Ledesma. Dos goles de desventaja y un meneo de juego de los que hacen mucho daño habían cortado de raíz la ilusión del equipo gaditano y el ánimo de los cadistas presentes en las gradas.

El equipo local se gustaba, los defensas querían atacar y tenían ante sí el marcador a favor y un equipo tocado mentalmente y a años luz de su calidad.

Si el lateral izquierdo local daba taconazos en la frontal, el central Blind se permitía ruletas siendo el último hombre para salir de la presión. El Girona era infinitamente superior, lo sabía y disfrutaba en el campo.

Con centros muy bombeados intentó llegar el Cádiz, que no tenía remate ni creaba peligro ninguno.

En la última jugada de la primera mitad, Savio tuvo en su botas el tercer gol, pero su toque de vaselina se estrelló en el larguero tras superar a Ledesma. Habría sido la puntilla para el Cádiz, si es que el 2-0 no lo había sido ya.

Dos cambios de Pellegrino en el descanso

Con dos cambios sorpresa en el Cádiz se reanudó el partido en Montilivi. Pellegrino, que habitualmente tarda en realizar sus cambios, retiró al amonestado Álex Fernández

 

Y el juego cambió. El Cádiz empezó a crear peligro con remates fruto de recuperar el balón con rapidez. Incluso pidió un posible penalti por mano de Blind que el VAR revisó y no consideró como tal aunque generó muchas dudas.

Un remate de Iza y un disparo de Lucas Pires hicieron trabajar al portero Gazzaniga. El Girona no estaba nada cómodo y al Cádiz le habían sentado de maravilla ambos cambios, pero la diferencia en el marcador seguía siendo muy amplia.

A los setenta minutos el Girona se hartó de dormir la siesta y volvió a salir de su campo. Con la suficiencia de los campeones trenzó una jugada que finiquitó Dovbyk con un recorte a Alcaraz y un posterior disparo de calidad que batió a Ledesma. Tras varios minutos de trabajo del VAR y cuando parecía que habría fuera de juego el colegiado decretó que no y valió el 3-0

Pudo marcar Chris Ramos para acortar distancias, pero disparó fuera tras aguantar bien el balón. Una vez más, buena jugada previa, pero mala definición del delantero cadista. En la jugada siguiente, Escalante sí acertó y puso el 3-1 en el marcador.

Pero fue sacar de centro el Girona y marcar el cuarto. Una mala salida de Ledesma tras un despeje pésimo atrás y Portu se llevó la pelota para marcar a placer.

Hasta se permitió Míchel darle los primeros minutos de la temporada a Toni Villa, que regresaba tras una larga lesión. Montilivi era una fiesta y el Cádiz el invitado que jamás habría querido estar.

Gazzaniga evitó el segundo tanto cadista sacando un poco la mano ante un complicado remate de Chris Ramos, pero a la posición del portero.

Ya en el tiempo extra el Cádiz pidió otra mano dentro del área que la televisión no repitió y el Girona hizo lo propio con una caída de Savio ante Lucas Pires.

Sin más sobresaltos se llegó al final de un partido que deja a los amarillos al borde del abismo y con un próximo partido ante el Mallorca que puede suponer una gotita de esperanza o la caída casi definitiva al infierno de la Segunda División.

- Ficha técnica -
- Girona FC: Gazzaniga; Eric García, David López, Blind, Miguel Gutiérrez (Arnau, min. 76); Aleix García; Yan Couto (Pablo Torre, min. 86), Iván Martín (Portu, min. 76), Yangel Herrera (John Solís, min. 58), Savio y Dovbyk (Toni Villa, min. 86).
- Cádiz CF: Ledesma; Iza Carcelén, Ousou, Víctor Chust, Lucas Pires; Iván Alejo (Sobrino, min. 70), Rubén Alcaraz, Álex Fernández (Escalante, min. 46), Robert Navarro (Sergi Guardiola, min. 86); Juanmi (Chris Ramos, min. 46) y Maxi Gómez (Roger, min. 70). 
- Goles: 1-0: Eric García (min. 9); 2-0: Iván Martín (min. 21); 3-0: Dovbyk (min. 71); 3-1: Escalante (min. 51); 4-1: Portu (min. 82).
- Árbitro: Alberola Rojas. Amonestó con cartulinas amarillas a Álex Fernández (min. 30), Miguel Gutiérrez (min. 42) y Víctor Chust (min. 75).
- Incidencias: Presencia de seguidores cadistas en las gradas de Montilivi.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN