Publicidad Ai
Publicidad Ai

Viruji

La japonesa Oissy y su sensor gustativo con IA gana el concurso de 'startup' del BCC

Leo utiliza IA para realizar análisis de productos y calcular la fortaleza del mismo en los cinco sabores fundamentales: dulce, salado, ácido, amargo y umami

Andaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Entrega del premio. -

Oissy, la firma nipona que ha desarrollado un sensor gustativo basado en Inteligencia Artificial (IA), ha resultado la ganadora de la tercera edición de Culinary Action! On The Road, la competición itinerante de empresas emergentes impulsada por el programa de emprendimiento gastronómico del BCC.

El LABe-Digital Gatronomy Lab, ubicado en el edificio Tabakalera de San Sebastián, ha acogido este lunes la final del concurso una vez culminadas las competiciones locales que han tenido lugar en Tokio, Copenhague, Nueva York, Londres y Buenos Aires.

El anuncio se ha producido al final de una jornada que ha arrancado con el discurso de bienvenida del director del Basque Culinary Center (BCC), Joxe Mari Aizega, y el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria, Bittor Oroz.

Se trata de la tercera edición de esta competición itinerante de carácter internacional impulsada por Culinary Action!, el programa de emprendimiento gastronómico del BCC.

El creador de Oissy, Ruyichi Suzuki, que puso en marcha la empresa en 2008, ha sido el encargado de recoger el galardón de la mano de la directora de Emprendimiento de Hazi, Mentzia Otxoa de Zuazola.

Oissy ha desarrollado una tecnología llamada "Leo" que utiliza IA para realizar análisis de productos y calcular la fortaleza del mismo en los cinco sabores fundamentales: dulce, salado, ácido, amargo y "umami".

Esta palabra japonesa designa el quinto sabor, que se asocia con el contenido en péptidos y proteínas de los alimentos, por lo que desempeña un papel crucial en la regulación de la ingesta rica en proteínas.

Oissy se ha impuesto frente a las otras cuatro finalistas que han sido las ganadoras de las cinco paradas que Culinary Action!.

El concurso arrancó en octubre de 2023 en Tokio, pasó por Copenhague y Nueva York y continuó en Buenos Aires y Londres. En un principio estaba programada una sexta etapa en Tel Aviv, que tuvo que cancelarse por la guerra entre Israel y Hamás.

La inteligencia artificial es también la herramienta que utiliza Alcheme Bio, que se erigió como vencedora en Nueva York, y que busca hacer que los alimentos cultivados en un laboratorio sean "deliciosos a propósito".

En Dinamarca, la galardonada fue Økoskabet (armario ecológico, en danés), una empresa que ofrece un sistema sostenible de entrega de productos que los clientes pueden encargar y recoger en una especie de minioficinas postales refrigeradas, automáticas y abiertas las 24 horas.

El chocolate sin cacao de WNWN Food Labs resultó ganador en Londres. Esta 'startup' plantea un chocolate creado con ingredientes de origen vegetal -sin incluir cacao, lácteos, cafeína o aceite de palma- y basado en la sostenibilidad del producto alimenticio.

La inteligencia artificial está también en el centro de la empresa argentina Biotango, que utiliza esta herramienta para ayudar a los productores frutícolas a desarrollar cultivos más sostenibles.

Lanzada en noviembre de 2023, Biotango tiene que ver con cambiar las "prácticas culturales" de los agricultores frutícolas y opera de momento en cultivos de melocotones en Argentina, Chile y Perú así como en plantaciones de plátanos y bananas en Colombia.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN