Cádiz

La APDHA cifra en 1.287 las personas que arriesgaron sus vidas en 2023 para llegar a Cádiz

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha presentado este miércoles su Balance Migratorio 2023

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�n Publicidad AiPublicidad Ai
  • Presentación del balance de la APDHA -

Durante el pasado año, un total de 1.287 personas migrantes llegaron a la provincia de forma irregular, lo que supone un descenso del 93% con respecto a la cifra de personas llegadas en 2018, y casi un millar menos que en 2022, cuando 2.245 personas pusieron en riesgo sus vidas para llegar a Cádiz. Los datos extraídos del Balance Migratorio Frontera Sur 2023, que realiza la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, basados en la labor de monitoreo que realiza cada año la organización y en la que detalla de manera pormenorizada la evolución de los flujos migratorios, cifra en 123 el número de embarcaciones que accedieron de forma clandestina a las costas gaditanas.

Sin embargo, el dato que más preocupa a la entidad es el de las 2.789 personas las que fallecieron o desaparecieron para siempre cuando intentaban llegar al Estado español por su frontera sur, dejando a 2023 como el año en el que se batió este luctuoso récord. El coordinador general de la APDHA, Diego Boza, explica que "durante los últimos 4 años se acumula una cifra de más de 8.000 personas que han muerto o desaparecido, lo que supone un 59% del total de muertos y desaparecidos que se han registrado desde 1988". Aunque el grueso de las desapariciones y las víctimas se han producido en Canarias, "la ruta más peligrosa", la provincia tampoco está ajena a esta cifra. Tan solo hay que recordar cómo el pasado mes de noviembre en San Fernando, cuatro personas fallecieron, y, en Chiclana, tres requirieron atención médica tras ser arrojados al mar desde la lancha por los propios tripulantes de la embarcación.

Por su parte, la coordinadora del Informe Frontera Sur, Ana Rosado, detalla que la vía marítima sigue siendo la principal forma de entrada a nuestro país, sin embargo, apunta a las "la política de externalización de fronteras que mantiene el Estado español con Marruecos ha desviado a la mayoría de las personas migrantes hacia la ruta canaria, que es la más peligrosa de todas", esto viene a explicar el descenso de llegadas por la ruta del Estrecho, "se ha producido porque desde 2018 hasta 2023 se observa una disminución de hasta un 93% en esta ruta por los acuerdos que el Estado español mantiene desde 2019 con el país vecino".

El cambio de ruta en los últimos años, también se refleja en la disminución de llegadas de personas migrantes de forma irregular a la provincia, sin embargo, a Andalucía, durante el 2023, llegaron 9.788 personas, un 17% de la cifra estatal que asciende a 58.267. Mientras que en Cádiz descendió, en las provincias de Granada y Málaga aumentó levemente, pero fue la ruta del Mar de Alborán la más utilizada para llegar a las costas andaluzas y Almería ha sido la provincia que más personas migrantes ha recibido, "2.000 más que en el año anterior".

En cuanto al origen de las personas llegadas a la península, el 86,32% son magrebíes, un 8,36% son de origen subsahariano y el 5,32% de otros lugares. Por sexo, el 89,75% son hombres, el 5,30% mujeres, cifra muy similar a la de los menores, un 4,95%.                                                                                       

Para la entidad, estos datos "pese al aumento con respecto a 2022, estamos muy lejos de las cifras de más de un millón de personas que se experimentó con la crisis de refugiados de 2015” y que "lo que queda demostrado es que las políticas migratorias de la Unión Europea ni frenan ni reducen el flujo migratorio, sino que solo lo reconduce hacia rutas más peligrosas", ha finalizado Toché García, integrante del Área de Migraciones de la APDHA.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN