Cádiz

Bruno García imprime su sello en Cádiz: limpieza, vivienda y diálogo institucional

El alcalde cumple con los planes de choque, impulsa la construcción de pisos y arranca inversiones a Diputación y Junta, también gobernadas por los populares

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�n
  • Bruno García, con su equipo de Gobierno, en rueda de prensa. -
  • Las dudas sobre la peatonalización de la avenida de Portugal y el Trofeo Carranza sin actividades, en el debe

A Bruno García no le gusta que le marquen los tiempos ni la agenda política. El alcalde de Cádiz ha rehusado hacer valoración de los primeros cien días de Gobierno tras los balances del portavoz municipal del PSOE, Óscar Torres, y de David de la Cruz y Helena Fernández, por Adelante Izquierda Gaditana, y ha emplazado a esta semana para detallar las principales actuaciones llevadas a cabo. El primer edil se ha esforzado en los primeros compases del mandato en marcar un nuevo estilo de gobierno e imprimir su propio sello. Por un lado, demostró capacidad de entendimiento con Torres y De la Cruz para salvar el Pleno de Organización, planteando un ahorro anual del coste político de la Corporación de 113.000 euros, subiéndose el sueldo con respecto al percibido por José María González, Kichi, pero rebajando en 6.500 euros la factura del equipo de Gobierno y, de manera generosa, incrementando los recursos para la oposición, que dispone de portavoz y adjunto con nóminas de  52.000 y 33.750 euros.

Por otro lado, ha evitado hacer política con la herencia recibida. Salvo en tres ocasiones. A principios de julio,  informó de que  el Ayuntamiento tendrá que devolver al menos 3,1 millones de los fondos  destinados a la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (Edusi) de la Unión Europea (UE) correspondientes a iniciativas que no se van a licitar ante la premura de los plazos de finalización como las obras relacionadas con la iniciativa smart city Cádiz, mejoras en instalaciones deportivas y la pasarela peatonal en el Paseo Marítimo José Manuel Hesle, y advirtió de que solo se había ejecutado el 23,97%  del resto de proyectos, marcando el 75% objetivo antes de final de año. Las críticas de De la Cruz obtuvieron una firme respuesta. Bruno García detalló el estado de cada uno de los expedientes antes del cambio del equipo de Gobierno para zanjar la polémica. Hizo lo propio con los preparativos de la Gran Regata, acusando al anterior equipo de Gobierno de no adelantar en su organización. Y hace solo unos días, la coalición de izquierdas cuestionó que la Casa del Carnaval funcionara a medio gas. En esta ocasión, las concejalas de Cultura y Patrimonio y de Fiestas explicaron que Kichi decidió abrir sus puertas con falta de presupuesto y personal y con desperfectos por valor de unos 188.000 euros.

Finalmente, el primer edil se ha afanado en cumplir con los compromisos adquiridos en campaña. Recién asumida la responsabilidad, inició un plan de choque de limpieza del que, no obstante, no se ha dado cumplida cuenta, y más recientemente anunció otro plan de choque  ara la reposición de acerado, alcorques y parques infantiles con un presupuesto de 2,3 millones de euros. En tiempo récord, solucionó el problema con la Policía Local para que volviera a la playa. En política social, se ha comprometido a introducir mejoras para las familias numerosas en las ordenanzas fiscales. Y, en vivienda, principal tema de debate antes de los comicios, ha dado un golpe de efecto con la inversión de 8,2 millones procedentes del remanente. “Con el PP, en menos de 100 días al mando, se han impulsado la construcción de 96 pisos, superando de largo los ejecutados por la coalición de izquierdas desde 2015”, apuntaron fuentes municipales.

En cuanto a las relaciones institucionales, tanto Diputación como la Junta, gobernados igualmente por los populares, han tenido gestos. El alcalde ha amarrado cinco millones para el pabellón Portillo por parte de la institución provincial y, en compañía de la consejera de Empleo, Rocío Blanco, adelantó que el Gobierno autonómico ofrecerá formación naval con un gasto de 1,5 millones. No obstante, no ha habido avances en el proyecto de Valcárcel y la oposición reclama más coraje para defender los intereses de Cádiz ante Diputación y Junta.

Por último, el equipo de Gobierno ha estado a la altura en la citada Gran Regata y en la reunión informal sobre Desarrollo de ministros de la UE y afronta ahora Sail GP y South International Series Festival. En clave local, también se han dado los primeros pasos para el Carnaval de 2024, con la creación de dos comisiones para su organización y la apertura de un proceso de escucha.

También ha adoptado decisiones controvertidas. El Trofeo Carranza no contó con actividades paralelas como era ya tradicional. Y el alcalde ha suspendido el plan de peatonalización de la Avenida de Portugal, acordado entre el anterior equipo de Gobierno y los vecinos residentes en la zona.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN