Cádiz

Bajan a 5.141 las familias atendidas por Cáritas, pero su pobreza “es más profunda”

Cáritas Diocesana de Cádiz presenta su Memoria de 2022, y hace un llamamiento a las donaciones y al voluntariado

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai
  • El obispo y el director de Cáritas. -

Cáritas Diocesana de Cádiz atendió en 2022 a un total de  5.141 familias en su programa Acogida y Asistencia frente a las 6.842 del año anterior. Así se desprende de la Memoria 2022 de la entidad presentada ayer por el obispo de Cádiz y Ceuta, Monseñor Rafael Zornoza Boy, y el director  de Cáritas Diocesana de Cádiz, Vicente Pablo Ortells Polo. Si bien este último no pasaba por alto este descenso esperanzador, que achacaba a la ayuda de Cáritas y al apoyo del Ingreso Mínimo Vital, también dejaba claro la complicada situación de los 5.141 hogares y sus más de 15.000 miembros familiares. “Son menos personas que en 2021 pero es una pobreza más profunda porque desde antes de la pandemia necesitan ayuda”, precisó Ortells Polo.

Ello sumado a las consecuencias de la guerra de Ucrania y “la subida del coste de vida en general”, las ponen en serio riesgo de exclusión social en un contexto en el que los gastos que acarrera la la vivienda siguen siendo “el talón de Aquiles”. 

Durante 2022, Cáritas invirtió la cifra récord de 2.9 millones de euros, más de un millón más que el año anterior, en sus diferentes proyectos sociales. El programa que más inversiónha concentrado ha sido el de atención primaria y acompañamiento a las familias que ha concentrado un 50’90% del total de los recursos.

Un elemento importanteque explica el aumento de las ayudas ofrecidas a las familias es la subvención extraordinaria que la Junta de Andalucía ofreció a Cáritas Regional para su distribución entre las Cáritas Diocesanas de Andalucía. De este modo, Cáritas Diocesana de Cádiz, ha apoyado a 3.147 personas en situación de exclusión y grave exclusión (personas sin hogar). Este trabajo, se ha realizado gracias al trabajo conjunto de todas las áreas de trabajo de Cáritas (equipos de Cáritas en parroquias y programas diocesanos). Por tipo de ayuda de mayor a menor, los conceptos han sido en vivienda, pobreza energética, salud, educación y brecha digital.

Con una dotación total de 653.953,27 euros, el segundo esfuerzo financiero de Cáritas ha sido el realizado sobre los itinerarios de inserción sociolaboral y la empresa de inserción (Inserta Cádiz SL).Tal como ha explicado el director de Cáritas Diocesana, Vicente Pablo Ortells, “La convicción de que el empleo es la vía prioritaria y capaz por sí misma de solucionar los problemas en las familias choca con la realidad de las condiciones que ofrece el mercado de trabajo y la evolución de los sueldos y cómo estos se traducen en la capacidad de generar unas condiciones de vida realmente dignas. Desde la Gran Recesión: el empleo ya no es un mecanismo inclusivo suficiente, pues no es un mecanismo al que todas las personas tengan acceso (hay sectores de población que tienen grandes dificultades de empleabilidad porque este mercado los expulsa) y, aun cuando se logra un empleo, la calidad de este es incompatible con la calidad de vida”. De este modo, Cáritas realiza un gran esfuerzo por lograr mejorar la empleabilidad de las personas que vienen a Cáritas demandando ayuda.

A través de sus itinerarios de inserción laboral desarrollado en los dispositivos de empleo existentes en toda la Diócesis y la Agencia de Colocación, Caritas acompañó en la búsqueda de empleo a 612 personas de las cuales 167 (27,29%) encontraron empleo.

Personas sin hogar y formación para la inclusión

Los otros dos grandes apartados que han exigido un mayor esfuerzo financiero durante 2022 son el programa que atiende a las personas en situación de sin hogar y la acción formativa destinada a mejora la empleabilidad de personas desempleadas. La inversión en la acción a favor de las personas sin hogar asciende a 297.462,24 euros. En esta área se han atendido a 698 personas a través del proyecto de calle (La Línea de la Concepción), los servicios de atención social (San Fernando, Chiclana de la Frontera, Algeciras y La Línea de la Concepción), el Centro de Día (La Línea de la Concepción) y los talleres socioeducativos “Luz y Sal” (San Fernando) que impartió 22 talleres en el año 2022 para 41 personas. Cáritas sigue alertando que en 2022 volvió a aumentar el número de mujeres que sufren esta grave situación de exclusión (incremento del 4,21%).

Por su parte, la Escuela de Formación, en su modalidad de formación para la inclusión de personas desempleadas, desarrollo 21 acciones formativas (Grandes Almacenes, Hostelería, cuidados personales, PRL, Manipulador de Alimentos, Carpintería Metálica, Instalaciones eléctricas…), formó a 132 personas y logro la inserción laboral de54 alumnos (41%).Los recursos invertidos en esta materia fueron de 247.077,12 euros.

Apuesta por la austeridad

Aun cuando en los últimos años, Cáritas Diocesana de Cádiz ha tenidoun importante incremento de recursos económicos debido a la situación social vivida en el pasado próximo, se ha podido mantener un nivel de austeridad en el apartado de Gestión y Administraciónelevado manteniendo las mismas cifras de años anteriores. Es decir, de cada 100 euros invertidos en acciones de lucha contra la pobreza, únicamente sólo se han destinado a gastos de gestión 3,9 euros.

Finalmente, la Memoria recoge también los datos de las personas que están detrás de toda esta actividad socio caritativa, sostenida gracias a 764 personas voluntarias,33 trabajadores contratados y 689 socios y donantes.

Al final de la presentación de la memoria, tanto Monseñor Zornoza Boy como Vicente Pablo Ortells, agradecieron a todos los que, con su apoyo, han hecho posible la acción de Cáritas. Especial mención han hecho a las empresas colaboradoras que apoyan nuestro programa de empleo y la formación para la inclusión. También han valorado la colaboración de los ayuntamientos y de la administración provincial yautonómica por su apoyo.

Por otra parte, han pedido que no se desactive la solidaridad y la generosidad al creer que la pobreza ha disminuido por el fin de la pandemia. Por ello, hanrogado que se mantengan las donaciones y la labor de Cáritas no se vea en riesgo. En este sentido, hacen un llamamiento al voluntariado, aunque su número ha vuelto a subir tras la pandemia a los 764 voluntarios, siguen haciendo falta más y más jóvenes. Dio

Por último, han ofrecido información para donar y poder continuar con la obra social de Cáritas. Si se quiere colaborar se puede hacer  través de la cuenta de donaciones ES98 2103 4000 67 3300000639o a través de la www.caritas.es/cadiz y en el teléfono 956212080.

 

 

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN