Cádiz

Decretado un día de luto por el fallecimiento de Feliciano Ruiz, Hijo Adoptivo de Cádiz

El sacerdote marianista recibió este reconocimiento en el año 2013 por su entrega a la ciudad en el ámbito escolar y cofrade en sus años de servicio

Publicidad Ai Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Feliciano Ruiz. -

El Ayuntamiento de Cádiz ha decretado un día de luto oficial por el fallecimiento del sacerdote marianista Feliciano Ruiz Gainzarain, Hijo Adoptivo de la ciudad desde el año 2013. En su recuerdo la bandera municipal ondeará hoy a media asta en la fachada principal del Consistorio gaditano. 

El alcalde en funciones, José María González, ha expresado sus condolencias a toda la familia marianista por la pérdida de una persona tan recordada y querida, destacando su implicación y entrega durante sus años de servicio en la ciudad en el ámbito escolar y también el cofrade. El religioso ha fallecido en Madrid a los cien años de edad. 

Feliciano Ruiz nació un 23 de enero de 1923 en Argote, enclave burgalés en Álava donde transcurrió su infancia. Su primer destino como sacerdote marianista fue Cádiz, donde ejerció como profesor en el Colegio San Felipe Neri de extramuros hasta 1953. Después fue destinado a Valladolid y Madrid, donde en 1959 obtuvo la licenciatura en Filosofía. Continuó su tarea pastoral como marianista en Ciudad Real y Segovia. En 1966 regresó a Cádiz al colegio de Puerta de Tierra en donde permaneció  hasta 1976.

Tras estos años de intensa labor apostólica, los superiores lo enviaron a Roma en donde vivió una experiencia de formación y reciclaje. A su regreso en 1977 fue destinado nuevamente a la Tacita de Plata, pero en esta ocasión al Oratorio de San Felipe Neri y ya no dejará Cádiz.

En 1982 es enviado nuevamente a su querido colegio de la avenida, en extramuros. En 1988 se abrió un nuevo periodo en su vida en esa ida y vuelta suya, cruzando las Puertas de Tierra, y regresando a la comunidad del Oratorio de San Felipe Neri. El cierre de esta comunidad en 1998 le hizo regresar otra vez al colegio de extramuros. 

Estuvo también presente en la vida de las hermandades y cofradías de nuestra ciudad, siendo director espiritual de la Archicofradía del Pilar durante los años en que dicha corporación tuvo que desplazar su sede de San Lorenzo a San Felipe Neri y también de la Hermandad Marianista del Santísimo Cristo de las Aguas mientras tuve sede canónica en el Oratorio. Antes de trasladarse a Madrid vivió un tiempo en la ciudad ya jubilado. Asimismo, el padre Feliciano fue reconocido con la condición de Hijo Adoptivo de la ciudad de Cádiz en 2013. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN