Publicidad Ai
Publicidad Ai

Cádiz

La Viña presume del habla de Cádiz desde el CEIP San Rafael

El centro público ha vestido su fachada con palabras y expresiones típicas de Cádiz por este evento, como también han hecho en el Argantonio

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

En el colegio público San Rafael son un poco visionarios o, en palabras de su directora, Isabel María Lado Gómez, “unos oportunistas”, comenta entre risas mientras repasamos las palabras y expresiones made in Cádiz que adornan la fachada del centro, en pleno barrio de La Viña, para reivindicar el habla gaditana. Cuando les llegó la iniciativa de la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC) para vivir también el Congreso de la Lengua que ayer se despidió de Cádiz no se lo pensaron, y le dieron una vuelta de tuerca más a la iniciativa que hace dos años pusieron en marcha con motivo del Día de Andalucía. “Descubrimos que nuestros niños tenían muchas palabras del argot gaditano que ellos mismos no sabían lo que significaba, sino que lo usaban como frases hechas de Cádiz. Entonces nos planteamos que una forma bonita de celebrar el Día de Andalucía  era conocer nuestra propia lengua”, explica. Aunque en ese momento grabaron un vídeo en la que cada alumno decía una palabra por aula, implicando también a las familias y, con especial ayuda de las abuelas, con motivo del Congreso de la Lengua decidieron sacarlas a la calle, en su caso a la fachada, y no a las ventanas ni balcones “porque están retranqueadas y no se ven”.

De paso, implicaron al barrio. APidieron también a los negocios de la zona, esto es, la tienda de deportes, los supermercados, la farmacia... que también se animaran a colocar su palabra. El resultado es una fachada vestida con el vocabulario y las expresiones más genuinas de Cádiz que no tiene desperdicio: Pejiguera, hablar por lo bajini, Juan Cojones, hacer los mandaos, refino, chavea, salió por peteneras... Cada uno, además, con una grafía y una decoración distinta, sin que se repita ninguno. Y es que el léxico gaditano es infinito. Además de implicar a las familias y al barrio, hasta el punto de que cuando hace ventolera les avisan si algún cartel se cae, han trasladado el mensaje a los alumnos de que la lengua “está viva” y que esas palabras no son “ni antiguas ni de sus abuelas”, sin contar que ya conocen el significado y no las emplean sin saber de lo que están hablando.

“Los propios alumnos nos lo dicen: ahora entiendo lo que sifnifica escardao cuando vengo de la playa o cuando me dicen que estoy turulato. Pero es que además, como indican desde la dirección, con esta iniciativa aparte de “mostrar a los congresistas que en Cádiz hay mucho arte”, han podido sacar también el propio congreso a la calle, concretamente a su centro, y vivirlo implicando al alumnado, a las familias y los comercios. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN