Quantcast
El tiempo en: Andalucía
29/05/2022  

Cádiz

Los alquileres se incrementan 40 euros de media en Cádiz por el IPC disparado

Agentes inmobiliarios proponen a los propietarios valorar no aplicar la subida y temen que esto afecte a la oferta, ya reducida por las viviendas turísticas

Publicidad AiAndaluc�a Informaci�n Publicidad AiPublicidad Ai
  • El alquiler medio de Cádiz alcanza los 800 euros; con el IPC por las nubes, se sitúa en los 840.

En la ciudad de Cádiz no hay alquileres baratos y la coyuntura económica los está encareciendo todavía más. Octubre pasado registró el nivel más alto del Índice de Precios al Consumo (IPC) en casi 30 años, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 5,4%, un punto y medio por encima de la tasa de septiembre. Y esto está afectando directamente a los contratos de arrendamiento de viviendas vinculados al IPC.

Según un reciente estudio elaborado por idealista, el precio medio de alquileres de dos habitaciones sube en torno a unos 30 euros en la capital, situándose de este modo en el top ten de las ciudades españolas con un mayor incremento, donde destacan, San Sebastián, Bilbao, Barcelona y Madrid.

Pero Begoña Gómez, presidente de la Asociación de Gestores Inmobiliarios de la provincia, revisa esta cifra al alza atendiendo al precio medio mensual de Cádiz, que se sitúa en unos 800 euros (frente a los 600 del conjunto de la provincia). De manera que los inquilinos tendrán que pagar en torno a los 40 euros más mensualmente, lo que supone 480 más en la anualidad.

“Apenas hay alquileres por debajo de los 500 euros”, apunta. “Algo en Santa María, donde los arrendatrarios asumirán unos 20 euros más en el recibo”, explica.

En el caso de la vivienda de la Avenida Ramón de Carranza o en Bahía Blanca, donde el precio medio alcanza los 1.200 euros, la revisión de los contratos con el IPC desbocado obligará a desembolsar hasta 720 euros en solo doce meses.

“Nuestra recomendacion al propietario es que estudie la situación de los arrendatarios y son buenos y la renta es razonable, debería estudiar la posibilidad de no aplicarle la subida del IPC o, al menos, su totalidad”.

Pero Gómez reconoce que “la subida del IPC va a crear confusión y miedo entre ambas partes”. “En los nuevos contratos se va a intentar negociar ese futuro encarecimiento”, pronostica.

Ya, en cualquier caso, “nos estamos encontrando por parte de los arrendadores más exigencias en cuanto al perfil de quienes ocupan sus inmuebles”.

Y advierte de que esto y la nueva ley de vivienda, que plantea, según ha trascendido hasta el momento, el control de los precios, no ayudarán a dinamizar el mercado inmobiliario en horas bajas.

“Cádiz ha tenido siempre un mercado muy estable”, asegura, “con alquileres casi de por vida”, por un lado, y de larga temporada para funcionarios que cubren ciclos de hasta cinco años.

La proliferación de las viviendas con fines turísticos ha cambiado la dinámica, “porque los propietarios pueden multiplicar por tres los beneficios”, reduciendo la oferta de manera drástica. Según la responsable de GICA: Cádiz ha perdido hasta el 30% en solo cuatro años.

TE RECOMENDAMOS