Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 29/09/2022  

Cádiz Suena Bien

El regreso del indie más esperado en el Puerto gaditano

El No Sin Música comenzó a lo grande con los suecos Mando Diao como cabezas del cartel y Jeré con Z y Salvaje Lola como representación gaditana

Publicidad Ai

NO SIN MÚSICA

NO SIN MÚSICA

NO SIN MÚSICA

NO SIN MÚSICA

La edición más esperada del No Sin Música comenzó a lo grande. En un entorno idílico, rodeados por el puerto marítimo gaditano, Anni B Sweet apareció puntual encima del escenario ante un público deseoso de entregarse por fin, a los ritmos indie pop a los que nos tiene acostumbrados este certamen.

La granadina, inmersa en su proyecto conjunto con Los Estanques (Burbuja cómoda y elefante inesperado), hizo vibrar a los asistentes que soportaban las altas temperaturas del día con su suave voz acompañada de los músicos de Rufus T. Firefly, con los que ya ha sabido formar un equipo muy compacto.

Poco después, los cañeros Salvaje Lola trajeron el ritmo al lugar. El nuevo proyecto de estos músicos ya conocidos en la escena del power pop sorprendió al público, que se fue encendiendo conforme sonaros los primeros acordes de su trabajo con tintes de garaje.

Por su parte, León Benavente no decepcionó. Muchos eran los que esperaban con ansia la presencia del músico en el escenario, que ya visitó el NSM en ediciones anteriores, y efectivamente, aprobó con matrícula en su paso por el puerto marítimo.

El arte llegó de la mano de Jeré con Z, una apuesta atrevida y original que dejó a muchas personas boquiabiertas. Su puesta en escena y su singular forma de ver la vida hizo que se metieran al público en el bolsillo. Algo que también ocurrió, como era de esperar, con los granadinos 091. Su regreso a los escenarios con “La otra vida” está dando qué hablar desde 2019 y pudimos comprobar la razón. El tiempo no ha pasado por ellos y demostraron que si siguen siendo una de las mejores bandas del rock español es por algo. Desde La torre de la vela o ¿Qué fue del siglo xx?, hasta la mítica La vida qué mala es, la banda puso a bailar a un público entregado en el que podían distinguirse varias generaciones disfrutando de ese sonido ya histórico.

La primera jornada del festival iba llegando a su fin y The Levitants apareció en escena dispuestos a demostrar por qué se están haciendo un hueco en el panorama post-punk. El trío de Valladolid derrochó carisma y soltura por todos los poros ante un público que esperaba ya la llegada del plato fuerte del día, los suecos Mando Diao.

La banda, que no visita demasiado nuestro país, llegó al sur con ganas de darlo todo. Encendieron al público entre famosos éxitos, como Black Saturday  o Mr.Moon, para terminar con la esperada Dance with somebody. Una actuación memorable acorde con el alto nivel de este grupo que no paró de declarar su amor a la capital gaditana.

En definitiva, una jornada a la altura de las expectativas de este festival que viene posicionándose como uno de las mejores citas musicales del verano en la Bahía de Cádiz. Una oportunidad para disfrutar de lo mejor de la música indie de nuestro país mezclada con las bandas emergentes de la provincia.

 

Ada Salas Macías

TE RECOMENDAMOS