El tiempo en: Andalucía
Miércoles 25/11/2020

Benalmádena

La Biblioteca de Arroyo de la Miel celebra el Día Internacional de la Biblioteca

La intención de la Biblioteca Arroyo de la Miel es repetir esta iniciativa en años venideros

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

En 1992, durante el conflicto bélico de los Balcanes, la Biblioteca Nacional de Sarajevo quedó totalmente en ruinas. La imagen del músico Vedran Smailovic, tocando su violonchelo entre los escombros del edificio, quedó grabada en la mente del mundo. 

Desde el año 1997, la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil promueve la celebración del Día de la Biblioteca el día 24 de octubre, apoyado por el Ministerio de Cultura, en recuerdo de la destrucción de la Biblioteca de Sarajevo.

Se realizan miles de actividades en todo el mundo con la intención de resaltar "la importancia de la biblioteca como lugar de encuentro de los lectores de todas las edades con la cultura, y como un instrumento de mejora de la formación y la convivencia humana".

Este año, bajo el lema 'Bibliotecas, siempre a tu lado', la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria, impulsa la celebración del Día de la Biblioteca, centrándose en destacar el importante papel que juegan las bibliotecas en el acceso a la cultura, al conocimiento y al entretenimiento.

La Biblioteca Pública Arroyo de la Miel se une a esta celebración con la publicación de un manifiesto en defensa de las bibliotecas públicas. En esta ocasión, el autor del manifiesto es el escritor José Manuel Portero, entre cuyas obras destacan, entre otros, títulos como El ángel negro, El dulce vuelo de las mariposas y El jardín de las cabezas cortadas. La intención de la Biblioteca Arroyo de la Miel es repetir esta iniciativa en años venideros, invitando a autores locales a manifestar su opinión sobre la importancia de la biblioteca y la lectura.

En palabras de José Manuel Portero:


“Confieso que tengo debilidad por las bibliotecas públicas. No hay pueblo que visite que, si puedo, me acerco a ese lugar mágico donde el saber se oferta paciente entre las tapas de los libros alineados en los anaqueles. Abrirlos, hojearlos, olerlos, leerlos…, todo un placer para los sentidos y un estímulo para la inteligencia.

La visita a una biblioteca pública nos da mucha información sobre el pueblo y sus gentes (…). Me emocionó hace unos años una aldeíta del interior de Asturias, cuatro casas aisladas, sin escuela, solo una guardería con una sala anexa que hacía de biblioteca, sin bibliotecario, pero con gente leyendo.

(…) hubo un tiempo no muy lejano, en el que el acceso a la educación y a la cultura no era universal, que las bibliotecas en nuestros pueblos eran un bien deseado, pero no siempre posible (…). Y, curiosamente, que esas carencias que he mencionado iban unidas a la falta de democracia y libertad.

Las buenas bibliotecas han ido diversificando sus actividades (...) con una finalidad común: proporcionar herramientas que sirvan para la formación permanente del individuo, que les permita ser partícipes de una sociedad democrática, justa y libre.

Tenemos la suerte de que Benalmádena cuenta con dos bibliotecas públicas donde se realizan numerosas actividades complementarias (...). Y, lo más importante, sus mesas y espacios llenos de usuarios.”

El texto completo del manifiesto está accesible en línea en  https://www.benalmadena.es/contenido.php?m=bibliotecas&s=principal

https://www.facebook.com/bibliotecapublica.arroyomiel/

https://bibliotecarroyomiel.wordpress.com/

COMENTARIOS