Actualizado: : CET
Martes, 24/04/2018

La policía deja libres a los pastores que fueron agredidos por un hombre que continua ingresado en la UCI del Hospital de Baza

La Policía Nacional, los pastores y una comisión judicial reconstruyen el suceso

  • Lugar del Parque Natural de la Sierra de Baza donde se produjo la pelea

En la mañana de ayer una comisión judicial se traslado hasta aprisco en el que el pasado lunes se produjo la pelea entre tres personas , en pleno Parque Natural de la Sierra de Baza, en la que los tres implicados resultaron heridos, uno de ellos, de gravedad.
Tras la reconstrucción de lo sucedido por parte de las dos personas mayores y en presencia de la autoridad judicial y la Policía Nacional, la versión que cobra más fuerza es que las dos personas mayores fueron agredidas por un individuo que solía merodear por la zona.
La versión que ahora prevalece es muy distinta de la difundida en principio por la propia Policía en la que los dos hombres mayores de 75 y 82 años aparecían como los autores de una agresión salvaje, cuando resulta que fue al contrario. Ambos amigos había acudido al refugio del ganado a recoger unos sacos de estiércol y en esas estaban cuando apareció un hombre de 39 años de edad que comenzó a insultarles y a pegar patadas a la puerta metálica que da acceso al aprisco, le llamaron la atención, el individuo presuntamente comenzó a golpear a las dos personas mayores con un palo, estos intentaron defenderse y en un momento cuando el agresor fue a coger una gran piedra, uno de las dos personas mayores logra darle un golpe en la cabeza con la pala con la que estaba recogiendo el estiércol, mientras que su compañero esta aturdido en el suelo. Tras propinar el golpe que dejo semi inconsciente al supuesto agresor, las dos personas mayores lograron huir aterrorizados en busca de ayuda que encontraron en una reten del Infoca que hay en la zona. Los trabajadores avisaron al 112 quien a su vez alerto a la Policía Nacional y a los Servicios Sanitarios que trasladaron a los tres implicados al hospital de Baza. El más grave es el supuesto agresor un hombre del que se sabe tiene su domicilio en la provincia de Cádiz y que al parecer dormía por los alrededores del lugar de los hechos, donde aún permanece su vehículo un gol de color oscuro.
Tras la reconstrucción de los hechos, la Policía Nacional dejo en libertad a los dos pastores que ya habían prestado declaración el día de los hechos y que están acusados de un delito de faltas. Mientras tanto el otro herido continua ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Baza, en estado muy grave, necesitando ventilación mecánica con altas concentraciones de oxigeno.

 

COMENTARIOS