Actualizado: : CET
Jueves, 19/04/2018

El Ayuntamiento promueve una residencia para mayores y discapacitados gravemente afectados de 170 plazas

Las condiciones para adjudicar el proyecto, la construcción y la gestión aprobados por unanimidad en pleno extraordinario

  • El alcalde de Baza Pedro Fernández muestra el lugar donde se va a construir la residencia

Una residencia con un mínimo de 170 plazas para asistir a ancianos dependientes y a personas con una gran discapacidad física o psicológica, que requerirá una inversión económica superior a 10 millones de euros y empleará entre 250 y 300 personas durante su construcción y apertura posterior, resumen de forma somera las características de la residencia que promueve el Ayuntamiento de Baza y cuyo pliego de condiciones para adjudicar el proyecto, la construcción y la gestión fueron aprobados ayer en un pleno extraordinario, acuerdo que se adopto por unanimidad de todos los grupos PSOE, PP e Izquierda Unida. El PA en estos momentos no tiene concejal pues tomara posesión a final de mes. 
“Estamos dando un paso crucial e importante, para la ciudad de Baza, que podría suponer la creación de unos 150 empleos temporales ligados a la construcción de la residencia y otros 100 estables una vez que abra sus puertas” ha adelantado el alcalde de Baza, Pedro Fernández, quién ha explicado que al pliego para la adjudicación de la construcción y la gestión de la misma “le han precedido más de dos años de conversaciones y reuniones con la Junta de Andalucía, que ha puesto sobre la mesa un estudio sobre la necesidad existente en las comarcas de Baza y Huéscar de ofertar nuevas plazas residenciales”
El pliego establece que el centro sociosanitario ofrecerá un mínimo de 170 plazas de residentes, que se distribuirán en dos edificios diferenciados en función de los enfermos que se atenderán. El edificio mayor será el centro residencial para personas mayores en situación de dependencia con una capacidad mínima de 120 plazas, mientras que el segundo inmueble con 50 plazas de residencia, se destinará a personas con discapacidad física o psíquica (30 para discapacidad física, visual o parálisis cerebral y 20 residentes con alteraciones graves de conducta/psicodeficientes, especialmente autismo).
El regidor ha detallado que la futura residencia bastetana tendrá como elemento diferenciador la oferta de las 30 plazas para personas con daño cerebral  y en el hecho de situar en un mismo recinto la residencia de ancianos dependientes, lo que facilitará que padres y madres ancianos con hijos también dependientes con alguna discapacidad puedan ser atendidos en el mismo centro, compartiendo espacios comunes.  
Se construirá en una parcela municipal de 6.400 m2 ubicada frente al antiguo polideportivo  que el Ayuntamiento pondrá a disposición del adjudicatario por un periodo máximo y sin posibilidad de prórroga de 40 años. Una vez concluidos los cuatro lustros la totalidad de las instalaciones, mobiliario y maquinaria revertirán al municipio.
Para agilizar la construcción y apertura del centro, el Ayuntamiento ha optado por licitar en un mismo pliego el proyecto de redacción, construcción y gestión de la residencia, de tal forma que en el plazo aproximado de unos 34 meses (3 de licitación, 7 redacción del proyecto, 21 de la construcción y 3 para apertura tras la firma de finalización de obra) este centro podría abrir sus puertas.

La presidenta del área de Igualdad y Bienestar Social, Ana Guirado, ha destacado las novedades que presenta este modelo de residencia “con el que podremos dar respuesta a situaciones de dependencia que hasta tenían una solución dolorosa para las familias. En esta residencia, en un mismo recinto  podrán residir personas ancianas dependientes y sus hijos, si éstos presentan alguna discapacidad”. 
Esta vertiente de servicio público se refleja, también en el pliego, que obliga al concesionario a concertar el máximo número de plazas que se ofrezcan por la Junta de Andalucía, y a que el coste de las privadas no exceda el 10 % de lo establecido por la Junta de Andalucía para las plazas concertadas.

COMENTARIOS