El tiempo en: Andalucía
Martes 24/11/2020

Barbate

Las Aventuras de Federico, un niño con TDAH

Un libro que nace para lograr la inclusión de estos niños y niñas con TDAH escrito por Carla A. Carvalho, fundadora del portal Hablemos de Neurociencia

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai

Las Aventuras de Federico, un niño con TDAH: un libro que nace para lograr la inclusión de estos niños y niñas.

Las Aventuras de Federico, un niño con TDAH: un libro que nace para lograr la inclusión de estos niños y niñas.

Hoy 27 de octubre, se conmemora en nuestro país el Día Nacional del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, comúnmente conocido como TDAH por sus siglas. Pero (…) ¿a qué hacemos alusión cuando hablamos de este trastorno?

El TDAH, en la actualidad, se engloba dentro de la categoría de los Trastornos del Neurodesarrollo, siendo el principal motivo de consulta en Neuropediatría ya que, según últimas cifras, afecta alrededor del 5-7% de la población infantil.

Como su propio nombre indica, este trastorno se caracteriza, entre otras cuestiones, por dificultades asociadas a la atención, así como niveles exacerbados de hiperactividad y/o impulsividad. Características que, sin duda, afectan a diferentes áreas de funcionamiento como, por ejemplo, la académica o social, entre otras.

Mucho más que un déficit atencional

Cuando hablamos del TDAH, la población general comúnmente asocia este trastorno a un déficit relacionado con la atención. Sin embargo, cuando analizamos casos particulares vemos que la sintomatología va mucho más allá de estos déficits.

Comúnmente, estos niños y niñas además de las dificultades asociadas a la atención también presentan niveles exacerbados de hiperactividad y/o impulsividad que dificultan su funcionamiento en diferentes áreas. Sin hablar, por supuesto, de las comorbilidades o trastornos asociados al TDAH, entre los cuales se sitúan los Trastornos del Aprendizaje, los Tics y un largo etcétera.


¿Cómo afecta el TDAH a la vida de estos niños y niñas?

Como el lector habrá anticipado, la sintomatología asociada al TDAH afecta a diferentes áreas de funcionamiento de la vida de estos niños y niñas; entre éstas todos aquellos aspectos relacionados con el contexto escolar. Por lo general, suelen ser niños que requieren un mayor apoyo en el aula debido a sus dificultades relacionadas con la planificación y organización. Además, requieren de más tiempo, en comparación con el resto de sus compañeros, para realizar los ejercicios y actividades escolares. Así como otros apoyos que le faciliten alcanzar el rendimiento esperado para su edad.

En el terreno social las dificultades también son patentes. En la mayoría de los casos estos déficits suelen estar asociados a las conductas o comportamientos hiperactivos y/o impulsivos propios del trastorno. Conductas que, sin duda, dificultan el desarrollo de las habilidades sociales, provocando el aislamiento de estos niños y niñas.

¿Cuándo y por qué surgen las Aventuras de Federico?

En 2004 llegó a nuestras vidas. Un regalo del cielo, pero sin libro de instrucciones. Revoltosa, inquieta (…); un torbellino en toda regla. Algo normal para sus cuatro años, ¿o no?

Su energía nos dejaba a todos agotados. Una rueda que no dejaba de girar y girar, siempre con ganas de más. Después de consultar con varios especialistas, el diagnóstico fue tajante: Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, comúnmente conocido como TDAH.

Todavía recuerdo como si fuera ayer cuando estas cuatro siglas llegaron por primera vez a mi vida. ¿Quién me diría a mi entonces que, dieciséis años después, éstas se convertirían en mi principal motivo de lucha diaria?

Desde entonces, no hemos dejado de vagar de un lugar a otro con el fin de encontrar una solución, una guía, un salvavidas en medio de la vorágine.

Y es así (..) como desde nuestra experiencia surgen “Las Aventuras de Federico, un niño con TDAH”.

Un libro con el pretendemos servir de guía a todas aquellas familias y profesionales que luchan día a día por la inclusión de estos niños. Porque si algo nos ha enseñado la vida es que aún queda mucho camino por recorrer en lo que refiere a los derechos de estos niños y niñas, entre ellos, la inclusión en la sociedad. Para ello, es necesario acabar con falsos mitos y conocer realmente a qué hacemos alusión cuando hablamos de este trastorno.

Por ello, te proponemos que acompañes a Fede, nuestro protagonista, en esta aventura y que, juntos, de la mano recorramos su mundo y, poco a poco, descubramos quién es Federico y cómo y en qué podemos ayudarlo.

“Federico no es un niño malo, tampoco caprichoso

y, mucho menos, un bicho raro.

Un niño diferente y, a veces, incomprendido.

Federico es un niño con TDAH”.

Y tú, ¿te atreves acompañarnos en esta aventura?

COMENTARIOS