Actualizado: 22:12 CET
Sábado, 06/06/2020

Barbate

A curarse en salud: Confinamiento Y desescalada

Debemos salir para hacer deporte, no aprovechar para hablar en la calle

  • Fernando Arévalo.

De todas las definiciones de confinamiento la que sin duda más se acerca a esta situación es: recluir a algo o a alguien dentro de unos límites. No podría haber desde luego mejor límite ni mejor lugar, que nuestra propia casa y nuestra familia. En ningún sitio como en casa, pero como la humanidad tiende a ser inconformista y nos gusta lo prohibido o nos cansa también lo cotidiano, comenzamos a añorar hasta a nuestro jefe o jefa del que tantas veces hemos rajado.

Por tanto ahora que es OBLIGATORIO NO SALIR DE CASA salvo casos justificados, se hace imprescindible unas pautas de comportamiento y de convivencia para sobrellevar esta situación por esta causa, que no hemos conocido nunca los que hemos nacido después de la mitad del siglo pasado, y manejar nuestro estado anímico y emocional de la mejor manera posible. Somos seres que necesitamos la relación entre personas y no solo reservadas a nuestra propia y pequeña familia de convivencia. Somos seres sociables aunque los haya que lo parecen poco.

En estos momentos comienza la desescalada y por la ansiedad los kilos han ido en la mayoría de los casos aumentando. Tenemos que establecer un horario de comidas y ahora acompañarlo de deporte entendido como tal. Debemos salir para hacer deporte, no aprovechar para hablar en la calle. Eso es sanción y perjuicio para la salud de toda la ciudadanía, protegidos  y manteniendo la distancia de seguridad. Al principio nos costará pero cuando ya nos acostumbremos lo agradeceremos todos. 

Se han ido ingeriendo determinados alimentos que no son tan saludables en estos días y se deben ir ya sustituyendo por otros. Un ejemplo es pasar del chocolate al plátano. Les voy a proponer un reto, mírense al espejo y no se avergüencen, a cambio digan que pueden hacer por mejorar su aspecto, seguro que les va a llevar a tener hábitos saludables. Ahora que las salidas ESTÁN LIMITADAS debemos aprovechar y tener buenos hábitos y mejores comportamientos.

Piensen además en los demás, amigos, familiares que hacen tiempo que no abrazan y que quieren abrazar, pues háganlo por ellos. Continúen con el lavado de manos y el aseo corporal completo, que sea ya un hábito, la higiene es fundamental para combatir enfermedades y pandemias. Cuando todo pase y podamos abrazarnos sepan perdonar a los que antes han herido, sepan querer a los que han olvidado, dediquen igualmente ese tiempo a la familia, a los amigos, a los que realmente merecen la pena en esta vida. Dejen huella y vivan la vida de otra manera, nadie saldremos vivos de ella pero nuestro recuerdo que sea agradable y duradero, será el mejor legado que podemos dejar aquí.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Los atunes vuelven a las almadrabas de Zahara y Barbate
chevron_right
AxSÍ propone medidas de protección al Medio Ambiente