Actualizado: 10:17 CET
Sábado, 20/04/2019

Andalucía

El Defensor admite la queja por discriminación en comedores escolares

La plataforma Escuelas de Calor denuncia que algunos comedores sirven cantidades diferentes de comida a niños y niñas

  • Detalle de una de las tablas de Aramark indicando la cantidade a servir a niños y niñas.
  • Los padres consideran la distinción un caso claro de discriminación por razón de sexo y una violación del artículo 14 de la Constitución
  • Nutricionistas consultados por los padres aseguran que no hay razón para hacer distinciones a esa edad
  • El programa Evacole de la Consejería de Salud recomienda servir menos cantidad a las niñas

La Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, que preside Jesús Maeztu, ha admitido la queja presentada por la plataforma de padres Escuelas de Calor por discriminación por razón de sexo en los comedores escolares, donde se sirven cantidades de comida diferentes a los niños y a las niñas.

La queja va dirigida contra la empresa Aramark, adjudicataria del servicio de comedores escolares en muchos colegios públicos andaluces, y contra la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. Ni una ni otra atendieron este jueves el requerimiento de este periódico para conocer su versión de los hechos.

La de los padres está clara. Las instrucciones dadas por la empresa a sus empleados y las recomendaciones que la Junta hace en el programa Evacole (Evaluación de la Oferta Alimentaria en Centros Escolares de Andalucía) de la Consejería de Salud no tienen fundamento científico y vulneran el artículo 14 de la Constitución, que garantiza la igualdad de todos los ciudadanos y expresamente prohíbe la discriminación "por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra circunstancia".

Los padres han hablado con nutricionistas, según explica el portavoz de la plataforma de Ampas Escuelas de Calor, Juan Miguel Garrido. Y éstos aseguran que no hay razón alguna para hacer distinciones entre niños y niñas, especialmente a la edad escolar, entre 3 y 12 años.

La plataforma acudió al Defensor del Pueblo cuando comprobó que existían indicaciones escritas en las cocinas de los comedores indicando las cantidades de comida, diferentes, para servir a a niños y a niñas.

Varios frentes simultáneos

La plataforma de Ampas Escuelas de Calor ha denunciado el caso también ante el Instituto de la Mujer, dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, del que no han tenido respuesta aún, según han confirmado a este periódico los padres. Tampoco tienen respuesta oficial de la Junta.

Según el portavoz de la plataforma, se está estudiando la posibilidad de acudir al juzgado para denunciar lo que consideran un caso flagrante de discriminación por razón de sexo. La decisión no está aún tomada.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Fantasmas y personajes de terror para la víspera de Tosantos
chevron_right
Eduardo Sánchez es investido Doctor Cum Lauden

¿Cansando de leer noticias?

Andalucía Información pone a disposición de sus lectores un servicio gratuito de lectura dictada. Entra en cualquier noticia y pincha sobre el botón rojo que hay debajo de la foto.