Actualizado: 00:29 CET
Jueves, 15/11/2018

Barbate

El sector pesquero mira con preocupación un futuro incierto

La flota espera que este mismo año se firme el nuevo acuerdo entre la UE y Marruecos, aunque advierte que los tiempos no corren a su favor

Reportaje fotográfico 'Hombres de Mar'

1

Reportaje fotográfico 'Hombres de Mar'

2

Reportaje fotográfico 'Hombres de Mar'

3

Reportaje fotográfico 'Hombres de Mar'

4

Reportaje fotográfico 'Hombres de Mar'

5

Reportaje fotográfico 'Hombres de Mar'

6

Reportaje fotográfico 'Hombres de Mar'

7

La UE ha puesto la fecha del 16 de abril para el comienzo de las negociaciones con Marruecos para abordar un nuevo acuerdo pesquero entre ambas partes, antes de que expire el actual, que vence el 14 de julio. Y muchos pescadores gaditanos tienen puestas sus esperanzas en que se firme un nuevo acuerdo.

El nuevo problema es que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declaró el pasado mes de febrero que el acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos no es aplicable al Sahara occidental ni a sus aguas occidentales y que, por tanto, es válido. Los jueces europeos señalaron que “habida cuenta de que el territorio del Sahara occidental no forma parte del territorio del Reino de Marruecos, las aguas adyacentes al territorio del Sahara occidental no están comprendidas en la zona de pesca marroquí, objeto del acuerdo de pesca”. Mantiene por tanto el acuerdo pero advierte de que no se puede aplicar a las aguas que bañan el Sáhara Occidental. Y ante esta decisión, el Gobierno de Marruecos ha advertido de que no firmará ningún acuerdo con la Unión Europea (UE) que no incluya al Sáhara Occidental, y amenazó además con no seguir con el actual acuerdo de pesca, que expira en julio. “Si se atenta contra esta constante (la soberanía marroquí en el Sáhara), Marruecos no está dispuesto, ni aceptará, ni concluirá ni tampoco continuará en ningún acuerdo -incluido el de pesca- fuera de este marco”, aseveró un responsable del gobierno marroquí.

La flota andaluza que faena en Marruecos está constituida por 20 embarcaciones de cerco y 25 de palangre de fondo, y supone la flota española más importante por detrás de la gallega y la canaria.

Mayor dependencia

Barbate es la localidad gaditana con mayor dependencia de los caladeros marroquíes. En total tienen base en su puerto 58 barcos y una veintena se dedican capturan el boquerón y la sardina en Marruecos. En los buenos tiempos eran más de cuarenta. “Yo diría que esto está condenado a desaparecer. Como no se le dé un vuelco y las Administraciones no están por la labor, nos vamos a pique. Ahora no es que sobrevivamos con la pesca, es que se malvive, porque no deja dinero”,  argumenta el patrón  mayor de la Cofradía de Pescadores de Barbate, Alfonso Reyes, quien tiene la vista puesta en las negociaciones entre la UE y Marruecos para renovar el acuerdo pesquero, ya que es consciente del impacto negativo que una eventual no renovación supondría no sólo para la flota sino para toda la localidad. 

Recién entrada en la UE, la flota  española la componían 22.000 buques y en la actualidad quedan algo más de nueve mil. En 1988 se firmó el primer acuerdo pesquero de carácter comunitario que afectó a España y desde entonces el sector comenzó a pasarlo mal con las condiciones que pone en cada tratado el país norteafricano. Así en 1994, Marruecos prohibió el uso en sus caladeros de la red de monofilamento, lo que supone un serio revés para los pescadores españoles.

Y es que de 1986 a 1999 la flota pesquera de Algeciras, por entonces la más importante de España, llegó a perder el 69 por ciento de su capacidad de extracción, en una etapa de declive que tuvo uno de sus momentos más duros en 1999, cuando se inicia una dura reconversión que lleva a muchos armadores a optar por el desguace de sus barcos a cambio de contrapartidas económicas. Fue una reconversión en toda regla que supuso el final de una etapa de esplendor.

“Ahora no sobrevivimos, ahora se malvive”, asegura también Tomás Pacheco,  presidente de la Asociación Barbateña de Empresarios Pesqueros. Este armador explica que el acuerdo pesquero con Marruecos es fundamental para la supervivencia de la flota de Barbate, máxime si se tiene en consideración la limitación de la cuota pesquera en el Golfo de Cádiz, lo que hace inviable que se pueda mantener sólo con la actividad en el caldero español.

La decisión de la Comisión Europea de aceptar la propuesta de España y de Portugal para mantener la pesca de sardina  del Atlántico en 2018 y evitar una veda fue una de las pocas noticias buenas que este año ha tenido el sector, que  para más inri  ha sufrido los afectos de los fuertes temporales, que han impedido a los barcos faenar durante muchos días. “Este mes ha sido caótico. Con los temporales hemos estado semanas y semanas sin poder salir a faenar. Yo diría que han sido los peores temporales de los últimos tiempos”, dice Alfonso Reyes.

“Los parones no han matado”

Por su parte, el responsable de Pesca de CCOO en Andalucía, Antonio Corrales Reyes, se muestra pesimista con el futuro del sector y desconfía en que el nuevo acuerdo de pesca, que se prevé empezar a negociar el 16 de abril, llegue a buen puerto antes de que expire el actual en el mes de julio y “vuelvan los parones”.

Y es que para Corrales, los acuerdos de pesca han ido progresivamente “desfavoreciendo a la flota barbateña y gaditana”, a lo que añade que “los parones de los acuerdos pesqueros son los que nos han ido matando poco a poco”, pasando en Barbate de una flota de 67 barcos a una de 20, de los cuales, en la actualidad, solo 14 pescan en Marruecos”.

A la delicada situación que vive el sector pesquero se suma, a juicio de Corrales, que “el gobierno no ha dado subvenciones al sector en los últimos parones de los acuerdos”, unos acuerdos que “antes eran la economía de Barbate, y ahora son un sucedáneo”, lamenta el responsable de Pesca de CCOO en Andalucía.

“Me temo que los problemas que hay con el Sáhara va a provocar un parón grande, las negociaciones se van a alargar más de lo previsto y, mientras, en Barbate seguiremos desguazando barcos y perdiendo puestos de trabajo si no se toman medidas”, se teme Corrales.

Por ello, Antonio Corrales insta a las administraciones a ser sensibles con el sector pesquero y les propone que “en vez de darle tanto dinero a Marruecos, se guarden algo para ayudar, en forma de subvenciones, al sector en caso de que se vuelvan a producir parones”.

En otro orden de cosas, la pesquería de la sardina en el Golfo de Cádiz empezará el 1 de mayo, y hasta entonces se irán articulando medidas para fijar cupos de pesca y evitar “excesos de oferta” que provoquen una caída de precios. Nicolás Fernández , secretario de la Cofradía de Pescadores de Conil, espera que con la primavera empiecen a llegar buenas noticias para el sector. Admite que la situación del sector pesquero gaditano es difícil, pero añade que por otra parte es esperanzadora y entiende que puede tener futuro y para ello considera clave que el sector y las administraciones “estemos empeñados en tirar de forma conjunta del carro”.

Nicolás Fernández advierte que no todo el futuro del sector pesquero gaditano depende del acuerdo con Marruecos. Los problemas tienen otros ámbitos. Así habla de la necesidad de llegar a acuerdos para la pesquería del atún en aguas del Estrecho o de la regeneración de los caladeros españoles, en concreto del Golfo de Cádiz. él tiene confianza en que se recupere la pesquería del boquerón y habla del esfuerzo que han hecho los pescaderos gaditanos para la recuperación de la pesquería de la sardina, algo que debe ser tenido en cuenta.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Andaluc�a Informaci�nPublicidad Ai
chevron_left
Luz verde a la a nueva ordenanza del Mercado de Abastos
chevron_right
La Junta concede a Barbate provisionalmente el premio Educaciudad