Barbate

Javier Rodríguez: "El relevo generacional cofrade en Barbate viene muy fuerte”

Entrevista al pregonero de la Semana Santa de Barbate, Javier Rodríguez Cabeza

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Luisa Picazo entrega las tapas del Pregón a Javier Rodríguez Cabeza

Este pasado domingo, la pregonera de la Semana Santa 2022, Luisa Picazo, entregaba las tapas del Pregón a Javier Rodríguez Cabeza, quien será el encargado de pregonar la Semana Santa barbateña 2023 este domingo, 26 de marzo, a partir de las 13.00 horas, en la Parroquia de San José.

 

¿Qué estilo llevará su pregón? ¿Verso, prosa?

–El pregón que voy a tener el orgullo y placer de exaltar ante el mundo cofrade será muy sencillo, espero que a la altura de lo que espera los cofrades y sobre todo de lo que merece nuestra Semana Santa y todo lo que le rodea. Mucho respeto ante ese atril que impone y por donde han pasado pregoneros y pregoneras con una calidad humana inmensa, a lo que se le suma que todos mis antecesores y antecesoras han bordado un pregón excelente. Conjugo verso y prosa, de forma muy natural. Creo que puede gustar esta mezcla tan necesaria, a veces, en exaltaciones y pregones, sobre todo por darle un sentido más humano.

 

¿Algo concreto que se puede adelantar?

–Puedo adelantar que estarán a mi lado amigos que hoy ya no se encuentran entre nosotros, me han dado la fuerza para fortalecer este pregón y los recordaré siempre.  Conservando la estructura de un pregón de semana santa, habrá alguna mención para que sigamos endureciendo la unidad cofrade.

 

A pesar de su juventud, es mucho el tiempo dedicado al mundo cofrade, ¿Cómo se condensa eso en un texto?

–Es complicado, difícil de expresar todo lo que siento, todas las anécdotas, vivencias, experiencias, momentos duros y buenos. Desde 1.996 en mi Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad y Santo Entierro de nuestro Señor Jesucristo dan para mucho, sobre todo cuando en 2.008 y hasta hoy, pertenezco a la Junta de Gobierno. Muchos años sirviendo a mi hermandad y lo seguiré haciendo desde cualquier posición.  En definitiva, he intentado sintetizar todo lo posible incluyendo algunas etapas cofrade más peculiares de mi vida y haciendo mención a otros compañeros y compañeras que por gracia de Dios han estado muy cerca de mí.

¿Es de dejar cosas para el último momento o lo tiene cerrado ya?

–Realmente soy de terminar las cosas que me encomiendan, me gusta siempre empezar y finalizar algo en el plazo marcado, pero cierto es que por otras responsabilidades he tenido que ultimar el pregón hace unas semanas y ya no lo leo más, ya que cada vez que lo ensayo modifico algo y no es bueno para el texto ni para mí. Por tanto, queda listo y preparado para que el Domingo pueda expresar todo lo que durante un año he intentado de preparar con mucho cariño.

 

Su hermandad de la Soledad ha experimentado un cambio muy importante en los últimos años. ¿Se imaginaba algo así cuando entro en la primera junta de Gobierno?

– Cierto es que siempre hemos tenido en mente este proyecto, sobre todo por circunstancias económicas que nuestra Hermandad ha tenido que reciclarse en muchos aspectos. Más allá de esto y otros escenarios vividos dentro del seno de la propia corporación nazarena del viernes santo, no me imaginaba nunca este paso tan brutal que hemos dado en un año, gracias también en su parte a la suerte que nos encomendó la Administración de loterías Nº 2 de Barbate y al cual le estaremos eternamente agradecidos. Este proyecto es de todos y todas, es patrimonio de la Hermandad, así que invito a cualquier joven o persona con inquietud que quiera participar y conocer más cerca la fe de Cristo y María a través de nuestras advocaciones, tienen las puertas abiertas cómo no puede ser de otra forma.

 

¿Cómo recuerda su primer contacto con la Semana Santa?

–Lo recuerdo desde muy joven, cuando había una crisis de fe importante en las Hermandades y Cofradías y éramos pocos los jóvenes que salíamos en representación o bien de nazareno en nuestro día, preferíamos realmente vivir la vida cofrade antes que estar de ocio, en realidad, ser cofrade es algo apasionante. Mi primer recuerdo fue en mi primera salida procesional, desde que esa vez tuve un contacto directo con el incienso, con mis hermanos y hermanas nazarenas, con rezar en silencio y en el anonimato, adorando a mis titulares, ese día supe que la vocación por la Semana Santa era intacta en mi sangre, se lleva dentro. Desde ese día hasta ahora, por gracia, nunca he faltado a un viernes santo y que sean muchos más.

 

Le propongo un ejercicio de memoria. Nombre el momento más duro y el más feliz vivido un Viernes Santo

–El momento más duro para mí son las pérdidas de seres queridos, de hermanos y hermanas de la Hermandad y de otras corporaciones nazarenas al cuál se le tiene mucho amor y cariño. En este último año los cofrades de Barbate hemos llorado de dolor por el fallecimiento de personas muy afín a la Semana Santa de Barbate. Estos momentos son muy duros. Los momentos más felices, por destacar a algunos, es la amistad y el cariño que le tengo a mi Junta de Gobierno, ya he tenido tres hermanos mayores, decenas de compañeros y compañeras y a todos y todas ellas les guardo en mi corazón un espacio, son muchos momentos vividos y lo mejor de todo, es que siempre están ahí cuando a uno realmente le hace falta. A veces la vida te da a escoger un camino y yo escogí quedarme con ellos, no necesito mucho más.

 

En un lugar como Barbate, que vive tan intensamente la Semana Santa ¿Mejorarías algo?

–Barbate debe de estar orgulloso que tengamos una de las Semana Santa más completa de la provincia de Cádiz, una imaginería con autores muy relevantes en su ámbito, con un pulmón de cargadores y costaleros que tienen una experiencia única, con capataces solventes, con hermanos y hermanas mayores muy capacitados para el puesto que ocupan. En general, las hermandades y cofradías de Barbate son un ejemplo, más allá de lo religioso, también en otros escenarios cómo el solidario. Por pedir un deseo y que cada vez lo veo más cerca de ello, conseguir que la Semana Santa seamos un solo único ente, es decir, que todos seamos todos, sin distinción, sin complejos, sin colores, sería muy bonito. Ya digo, hemos avanzado mucho en este aspecto y convencidamente que así seguirá. El relevo generacional cofrade viene muy fuerte y lo mejor, es que saben lo que hacen y eso es una tranquilidad y garantía para nuestro municipio.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN