Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 30/06/2022  

CinemaScope

Ethan Coen rinde tributo a Jerry Lee Lewis, superviviente del rock and roll

Es su primera película en solitario, un modesto documental con material de archivo dedicado al pianista más incendiario del rock and roll

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • El director Ethan Coen en el photocall deJerry Lee Lewis: Trouble in Mind

Corría el rumor de que Ethan Coen se retiraba del cine, pero el menor de los hermanos Coen ha presentado en el Festival de Cannes su primera película en solitario, un modesto documental con material de archivo dedicado al pianista más incendiario del rock and roll, Jerry Lee Lewis.

Último superviviente de su generación, la de Chuck Berry, Little Richard, Ray Charles o Elvis Presley, Jerry Lee Lewis grabó en 2019, tras recuperarse de un derrame cerebral, su último álbum hasta la fecha, una colección de versiones gospel junto a T-Bone Burnett, productor del documental que fue quien le llevó la propuesta a Coen.

"Jerry Lee Lewis: trouble in mind" es una película de poco más de una hora construida con entrevistas y actuaciones de archivo en la que el músico de Louisana, de 86 años, repasa su vida, desde su formación autodidacta entre los clubes y la iglesia de su ciudad a su rápido ascenso a la gloria.

Con 20 años se fue a Memphis, tras los pasos de Elvis, donde en 1956 grabó su primer sencillo, "Crazy arms" y de ahí a una audición a Nueva York y sus primeros e incontestables éxitos, "Whole lot of shakin' going on" y "Great balls of fire", que subieron a lo más alto de todas las listas.

El disco, "Jerry Lee Lewis", se publicó un año después y se vendieron 300.000 ejemplares solo el primer día, rememora el músico en el documental.

Consciente de que había "mucha competencia", el pianista promocionaba sus actuaciones en directo como "el mayor espectáculo en directo sobre la tierra" y así fue cómo empezó a incorporar extravagancias como tocar con los codos o con un pie y encaramarse encima del piano.

Dennis Quaid se metió en su piel en la película biográfica de Jim McBride de 1989 pero Coen muestra al genuino Jerry Lee Lewis en toda su efervescencia.

Apodado y autodenominado 'The Killer', el pianista llevó el exceso también a su vida, alzándose como el primer chico malo del rock, mucho antes de que el atributo se convirtiera en tópico.

Se casó siete veces y una de ellas fue especialmente polémica pues su mujer tenía 13 años. Habla de ello en el documental y dice que no se arrepiente, a pesar de que estuvo a punto de hundir su carrera.

Su caché se desplomó pero él siguió tocando. Durante doce años su vida consistió en viajar de ciudad en ciudad y tocar cada noche sin descanso, más de 300 conciertos al año. Remontó a finales de los 60 con el country, aunque nunca volvió al éxito de sus inicios.

La película pasa por encima de algunos incidentes, como el disparo accidental a su bajista o el arresto por ir borracho y armado en 1976. El único testimonio que incluye es el de una prima que sugiere que Lewis tenía "demonios en su cabeza".

Siempre seguro de si mismo y fanfarrón, cuando le preguntan por esa actitud dice que no es arrogancia, sino confianza en sí mismo. No tiene problema en compararse con Elvis Presley y asegura que si éste logró ascender al trono del rock fue gracias a su mánager, Tom Parker, que "le hizo grande".

Precisamente el próximo jueves en Cannes, Baz Luhram presentará su 'biopic' sobre Elvis, centrado en la complicada relación del cantante, interpretado por Austin Butler, son su mánager, al que da vida Tom Hanks.

La primera película en solitario de Ethan Coen llega poco después de que su hermano Joel estrenara la suya, una estilizada adaptación de "Macbeth", en blanco y negro, protagonizada por Frances McDormand y Denzel Washington, quien logró una nominación al Oscar por este trabajo. 

TE RECOMENDAMOS