Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 28/06/2022  

Verea Flamenca

Centenario del Primer Concurso Flamenco en Granada 1922-2022

Un grupo de intelectuales y artistas, con Manuel de Falla a la cabeza, junto con Federico García Lorca, lo convocan con la intención de reivindicar su pureza

Publicado: 23/05/2022 ·
12:44
· Actualizado: 23/05/2022 · 12:44
Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Flamenco.
Autor

Isidoro Alba

Miembro de la Cátedra de Flamencología de Cádiz y Relaciones Públicas de la Peña Flamenca 'Niño Barbate'

Verea Flamenca

Reflexiones flamencas realizadas desde la provincia de Cádiz

VISITAR BLOG

El Concurso Nacional de cantes de Granada, en 1922, fue tan grande que marcó un hito histórico. Un grupo de intelectuales y artistas, con Manuel de Falla a la cabeza, junto con Federico García Lorca, los convocaron con la intención de reivindicar la pureza de un arte que agonizaba. La competencia del operismo era avasalladora, mientras los intelectuales respondieron con entusiasmo a la llamada de Falla colaborando intensamente.

El pueblo, tanto como se dice que el flamenco es voz del pueblo, apenas le prestó atención y volvió la espalda al concurso. A pesar de eso, el concurso sirvió para dar publicidad a un arte en plena decadencia e incluso colaboró a fomentar aún mas su deterioro. Con Pepe Marchena, el operismo flamenco se extiende al máximo y la degradación se acentúa, el cante puro se desprecia y el fandango se hace rey del cante acaparándolo todo.

Se pierde el gusto por el cante auténtico y lo triste es que algunos cantaores de calidad tienen que refugiarse en esta mixtificación falsa y aparente para poder seguir viviendo. El gorgorismo y la filigrana impera por completo en el cante.

El Primer Premio fue para Juan Bermúdez, conocido como ‘El Tenazas de Morón’, y Manolo Caracol, que por aquel entonces se hacía llamar ‘El Niño Caracol’.

A partir de entonces empezaron los concursos por toda la geografía española, junto con los festivales de verano, en multitud de ciudades de Andalucía y sus aledaños. Son espectáculos nocturnos y al aire libre aprovechando la bonanza del clima. Muchos de estos festivales están subvencionados por los ayuntamientos y la Consejería de Cultura del Gobierno autónomo.

En ellos siempre hay algo bueno que ver o escuchar, aunque muchos de ellos han decrecido y desaparecido. De nuestra zona se han perdido varios, un error ya que el flamenco es un motor económico muy importante para el turismo. No podemos olvidar que el flamenco es nuestro embajador fuera de nuestras fronteras, es el producto estrella y el mas exportable de la cultura andaluza. Actualmente, dentro de la comarca de la Janda se mantiene el Festival Flamenco de la Segur en Vejer de la Frontera ,que cumple el 50º Aniversario, junto con el concurso de cante de la Petenera, en Paterna de Rivera en su 48º edición.

Se perdió el festival de las Jábegas que nació en el año 1980, junto con las noches flamencas en el parque Infanta Elena en Barbate. También desapareció el de la gran Parpujada de Chiclana.

Y es que en Barbate estamos acostumbrados a que se pierdan las cosas culturales, porque somos muy novedosos y no conservadores. Lo más triste de todo esto es que ha tenido que ser la mirada extranjera la que ha dado al flamenco sus valores y reconocimientos con el apoyo de los cinco continentes. Ya son miles, millones de turistas, de todas las nacionalidades, los que lo contempla y lo digieren. De hecho, ha sido reconocido por la Unesco en el año 2010 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. n

TE RECOMENDAMOS