Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 25/06/2022  

Barbate

'El concurso perdido de Gades', una novela para retomar el carnaval de Cádiz

La novela se ambienta durante los primeros años del gobierno de Octavio Augusto, en plena Pax Romana

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El periodista y escritor barbateño Luis Rossi.
  • En la novela quien quiera puede encontrar paralelismos entre algunos de los personajes que intervienen en la ficción y algunos reales que forman parte
  • Su novela también pretende poner en valor la historia y el valor del carnaval y el COAC, y reivindicar "la esencia" de este concurso

El periodista y escritor barbateño Luis Miguel Rossi ha fundido dos de sus mayores pasiones, el carnaval de Cádiz y la vida de la ciudad en época romana, en 'El concurso perdido de Gades', una novela histórica, de aventuras y, por supuesto, humor, que reivindica una fiesta tan añorada el año pasado como esperada éste.
Con una chirigota tienes 20 minutos para ganarte al público y hacerle reír. La novela es más tranquila y no tienes que estar haciendo constantemente reír a los lectores
Fue la ausencia del carnaval el año pasado, debido a la pandemia, la que precisamente llevó a Luis Miguel Rossi a escribir esta novela, que se suma a una corriente cada vez más pujante de libros que, de una forma u otra, abordan la fiesta gaditana.

El periodista, acostumbrado a formar parte del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavales (COAC) de Cádiz bien como autor de chirigotas o como informador de los entresijos del certamen, el año pasado vivió, como todos los aficionados a esta fiesta, su primera suspensión desde la dictadura, un vacío difícil de describir.

"Los sentimientos estaban a flor de piel", dice mientras cuenta cómo todos los miembros de agrupaciones carnavaleras vivieron un tiempo raro en el que se desquitaron viendo vídeos que forman parte de la historia del COAC.

Fue ahí cómo surgió la idea de escribir, en lugar de la letra de una chirigota, una novela de aventuras "sobre un concurso perdido".

Decidió ambientarla en una ficción histórica, en la época romana de Cádiz, una etapa que es una de sus pasiones, dice, y que le sirve para describir una etapa real "sin mucha rigidez histórica" pero sí basada en la abundante documentación que ha estudiado para recrear la vida en esta ciudad en la que transcurre esta aventura que toma escenarios como el mítico templo de Hércules, el Aqua Ducta o el Theatrum Balbi.

Así la novela se ambienta durante los primeros años del gobierno de Octavio Augusto, en plena Pax Romana. Un centurión romano de nombre Marcus Maximus es enviado a Gades con la misión de revisar el tratado que la ciudad tenía con Roma.

El gaditano Chanus le mostrará la ciudad a este emisario, y también la fiesta en honor al dios Baal y la lucha de los "baaleros" por recuperar un concurso de coplas perdido.

"En aquella época no existía un carnaval como lo conocemos nosotros, pero sí fiestas como las lupercale y saturnale que al fin y al cabo tienen paralelismos con la fiesta", dice el autor.

En ese contexto se ha permitido la licencia de introducir un concurso de coplas que, como pasó con el de Cádiz en el franquismo, se había perdido.

En la novela quien quiera puede encontrar paralelismos entre algunos de los personajes que intervienen en la ficción y algunos reales que forman parte de la vida actual de Cádiz y el COAC.

Y disfrutar del humor y "la ironía, el sarcasmo, el doble sentido y los juegos de palabras" que forman parte de la identidad de las coplas carnavaleras.

Luis Rossi cree que su libro puede considerarse una novela "carnavelesca": "No sé si existe ya o no este subgénero, porque en los últimos años estarán surgiendo muchas obras sobre el carnaval".

Escribir una novela carnavalera es "por supuesto", dice, más fácil que escribir los temas para una chirigota. "Con una chirigota tienes 20 minutos para ganarte al público y hacerle reír. La novela es más tranquila y no tienes que estar haciendo constantemente reír a los lectores", indica el autor.

Su novela también pretende poner en valor la historia y el valor del carnaval y el COAC, y reivindicar "la esencia" de este concurso, que según gana en su expansión por el mundo corre el peligro de alejarse de los localismos que formaron parte de sus raíces.

"El concurso no deja de ser un aliciente para las agrupaciones para ganar prestigio y dinero. Vas buscando que te contraten fuera y para eso hace falta que te entiendan fuera. Hay que hacer chistes que entiendan en Madrid, y pueden olvidarse de lo que pasa en tu ciudad. En los ochenta se cantaba a la tienda del barrio y ahora las agrupaciones cantan más a temas universales", piensa.

Tras publicar esta segunda novela, Luis Miguel Rossi, autor también de 'El chófer de don Blas', prepara ya la chirigota con la que el próximo junio quiere participar en el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas que este año, también por la pandemia, no se pierde pero se retrasa unos meses.

TE RECOMENDAMOS