Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 23/09/2021

Arcos

Avances en el Plan de Ordenación de la Sierra de Cádiz

El plan procura dotar a Arcos y a la Sierra de una figura de planificación para su desarrollo socioeconómico

Publicidad Ai
  • En la imagen, la localidad de Grazalema.

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio avanza en la tramitación del Plan de Ordenación del Territorio de la Sierra de Cádiz que afecta de lleno a Arcos por la amplitud de su término municipal, el segundo mayor de la provincia. Este documento estratégico se basa en una población de 120.000 habitantes de 20 municipios tras la incorporación de San José del Valle. Consejo de Gobierno andaluz ha aprobado el decreto de formulación, que surge tras un intenso trabajo de participación pública, y que ha permitido, entre otras actuaciones, la constitución de la comisión de redacción del plan, en el que estarán representados los ayuntamientos implicados, el Estado, la Diputación provincial de Cádiz y la Junta de Andalucía.

La Sierra presenta una serie de dificultades como la pérdida progresiva de población y una estructura productiva marcada por la dependencia de los sectores primario y de servicios, pero que también tiene margen de mejora gracias a iniciativas como las producciones agrarias vinculadas a los productos hortofrutícolas, la ganadería autóctona y el turismo de ocio, naturaleza y cultura. La formulación del plan responde a la necesidad de dotar a esta comarca de una figura de planificación que contribuya activamente a un crecimiento socio económico apoyado en el desarrollo endógeno y a la sostenibilidad ambiental y poblacional. El Plan de Ordenación de la Sierra  comprende una extensión de 2.223 kilómetros cuadrados englobados en 20 municipios: Alcalá del Valle, Algar, Algodonales, Arcos, Benaocaz, Bornos, El Bosque, Espera, El Gastor, Grazalema, Olvera, Prado del Rey, Puerto Serrano, San José del Valle, Setenil de las Bodegas, Torre Alháquime, Ubrique, Villaluenga del Rosario, Villamartín y Zahara de la Sierra.

COMENTARIOS