Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 11/05/2021

Arcos

El estadio municipal de fútbol se llama ya Antonio Gallardo

Se descubrió una placa recordatoria con la nueva denominación, en un acto institucional al que no faltaron los mejores amigos en vida de Antonio Gallardo

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Los familiares de Antonio Gallardo, acompañados por los ediles municipales y provinciales y el presidente del club.

El técnico maño Ángel Oliva llegó al Arcos de la mano de Antonio Gallardo, viviéndose una etapa histórica.

Carlos Orúe, entrenador jerezano de reconocido prestigio, era uno de los íntimos amigos del infortunado dirigente arcense.

Con motivo del encuentro de la 17ª jornada de liga de Tercera División entre el Arcos CF y el Xerez CD del domingo, se procedió al acto oficial del cambio de denominación del hasta ahora Estadio Municipal Antonio Barbadillo por el de Antonio Gallardo, en reconocimiento a la memoria de uno de los aficionados al fútbol más destacados de la historia del balompié arcense, Antonio Gallardo Tenorio, fallecido el 25 de enero del 2021. En dicho ritual, se descubrió una placa conmemorativa en las instalaciones del coliseo deportivo en presencia de su viuda, hijos y cuñado, amigos de su etapa deportiva –Andrés Oñate Ardila, Carlos Orúe, Ángel Oliva-, y una nutrida representación institucional encabezada por el alcalde Isidoro Gambín.

El delegado de Deportes, Diego Zambrano, destacó la labor de Gallardo, “una persona que ofreció una parte muy importante de su vida al club de sus amores, el Arcos CF”. Seguidamente, tomó la palabra el presidente de la entidad deportiva arcense Antonio Sánchez Casanueva, que recordó al malogrado dirigente del Arcos CF “pensando en el lugar de la grada en el que se sentaba cada domingo y lo contento que estaría viendo a sus amigos y a su equipo, el Arcos. Ojalá que le podamos brindar la victoria en un día tan bonito y emocionante”. Finalmente, el regidor arcense Isidoro Gambín, recalcó “lo mucho que le dio al Arcos CF, toda su vida para que el club se mantuviera en Tercera y existiera siempre. Estuvo en todas las etapas como presidente y directivo y cuando estuvo fuera de la directiva, no dejó de apoyar, aconsejar y colaborar con el Arcos CF. Por eso, todos los grupos políticos del Ayto. de Arcos decidimos que lo mínimo que podíamos hacer por él era poner su nombre a este magnífico estadio municipal porque se lo merece, es de justicia y porque tenemos que darle lo que él nos ha dado, por eso este es un día muy especial para todos nosotros” y mirando hacia arriba añadió: “Antonio, llegó el momento de rendirte el homenaje que te mereces ¡muchísimas gracias por todo!”, cerró el edil municipal.

Posteriormente, y en el rectángulo de juego, la viuda de Antonio Gallardo recibió diversos obsequios de parte de las autoridades municipales y provinciales y del Arcos CF, el club que marcó su quehacer y su pasión en el mundo del fútbol arcense.

Varios de sus entrañables amigos futbolísticos –Carlos Orúe, Ángel Oliva o Andrés Oñate-, acudieron a la invitación del club de su vida, el Arcos, y todos ellos mostraron sus condolencias a los familiares del fallecido. El exentrenador Carlos Orúe, sin ir más lejos, comentó que Antonio había sido un “amigo de los de verdad. Echamos muchos ratitos y días juntos y me queda la espina de no haber trabajado nunca junto a él, aunque me lo pidiera en alguna ocasión, pero no era el momento. Recuerdo también aquella vez que me llamó para entrenar al Arcos cuando yo volvía del Rayo Vallecano, un poco cansado y apenado porque acababa de fallecer mi padre, y le recomendé a Ángel Oliva, que creo que fue un acierto porque al final él era más de Ángel que de mí. Fue una gran persona, que por fin recibe el reconocimiento popular, que es súper merecido. Ya lo ha dicho el alcalde, al que felicito por las palabras que le ha dedicado a Antonio, y para mí es un orgullo y una satisfacción cada vez que venga por Arcos ver la placa de un gran amigo”, comentó el extécnico jerezano que, en una jornada tan significativa en lo deportivo, sentía emociones contrarias ya que quería estar al lado del Arcos de su amigo Gallardo en un día tan señalado. “Hoy miro hacia arriba por Antonio, pero deportivamente quiero que gane el Xerez DFC y le deseo lo mejor al Arcos, y estoy convencido de que Antonio le echará muchas manos a su equipo desde arriba”, comentó Carlos Orúe Vázquez, uno de los clásicos en vida de Antonio Gallardo, el arcense que desde el domingo da nombre a uno de los mejores estadios de fútbol de la provincia.

COMENTARIOS