Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 25/05/2022  

Arcos

Las últimas lluvias alivian la situación de los embalses del término de Arcos

Sin embargo, las reservas siguen por debajo de su media de diez años

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • En la imagen, el embalse de Guadalcacín en Arcos.

Gracias a las generosas lluvias de este invierno, la cuenca Guadalete-Barbate ya acumula prácticamente la misma cantidad de agua que en todo 2020. Así, se sitúa en 703 hectómetros cúbicos, un 43 por ciento, mientras que lo almacenado en el año 2020 situó la cuenca en el 51,91 por ciento. Es una buena noticia de cara a posibles restricciones en verano, tanto para el regadío como para el consumo humano en el caso de la llamada Zona Gaditana.

A fecha 9 de febrero, el embalse de Arcos estaba al 92,86 por ciento con 13 hectómetros cúbicos de agua; el de Bornos aumenta sus reservas hasta el 29,50 por ciento con 59 hectómetros; Guadalcacín se sitúa al 42,13 por ciento con 337 hectómetros cúbicos de agua; y Los Hurones  está ahora mismo al 85,19 por ciento con un total de 115 hectómetros.

Se da la circunstancia de que el agua embalsada es prácticamente la misma que en el mismo periodo de 2020, pero el de Bornos es el pantano de la cuenca más resentido, sobre todo por las escasas precipitaciones del pasado otoño. A pesar de las últimas lluvias, los embalses de la cuenca tienen como denominador común que sus reservas están muy por debajo de la media de los últimos diez años.

TE RECOMENDAMOS