Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 14/04/2021

Arcos

“Posiblemente se ha antepuesto la economía a la realidad del virus”

El médico de la clínica 'Vida y Salud' analzia la situación de Arcos con el avance del Covid-19

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • El médico Juan Manuel Armario habla de la situación de la pandemia en Arcos.

No hace mucho leíamos en este mismo semanario las palabras del médico Juan Manuel Armario, gerente de la clínica ‘Vida y Salud’ que ha liderado en Arcos la lucha contra el virus desde la sanidad privada. De hecho, fue el primer centro en dispensar los test de detección del Covid-19. Todavía su propietario y exalcalde de Arcos dice con cierto orgullo que su clínica no ha parado de trabajar desde que saltó la pandemia, y de eso hace ya camino de un año. Repasamos con él sus opiniones y consejos ante el triste repunte de la enfermedad que sufre la población con una elevada tasa de contagio y sus consecuencias.   

Indudablemente, las reuniones familiares y de amigos, las frecuentes salidas y los encuentros programados o espontáneos de las fiestas navideñas han pasado factura, pero ¿qué hemos hecho mal?
–Cuando ha habido un incremento tan importante algo ha fallado. No hemos sido conscientes del problema y no hemos hecho las cosas bien. Las navidades y su tercera ola, y además la mutación del virus que está en Gibraltar... Cádiz es la provincia donde más ha subido el Covid-19 y algo ha podido tener que ver esa mutación. Hay que acordarse del comercio y todo eso, pero hay que evitar las reuniones masivas. Hemos visto imágenes irresponsables de personas reunidas sin mascarilla, sin guardar la distancia, bebiendo cerveza en la calle... Posiblemente se ha antepuesto salvar la economía a la realidad del virus. Son decisiones muy difíciles, porque si haces restricciones perjudicas al comercio, a la restauración... Pero ¿qué es lo primero? Hasta que no estemos todos vacunados, esto va a ir muy lento. Un virólogo de la Universidad de Granada estima que la vacunación no habrá terminado hasta principios del próximo año. A la gente le digo que hay que tomarse las cosas en serio.

¿Diría que la llegada de la vacuna nos han hecho bajar la guardia y perderle cierto miedo al virus?
–La gente piensa que con la vacuna ya está todo arreglado y, sí, sí ha habido relajación en este sentido. El proceso es muy lento y de momento solo afecta a personas mayores de 65 años de los centros o residencias y al personal sanitario, pero todavía hay muchos jóvenes que hacen botellonas, reuniones...  

Piensa que la medida que ya se ha tomado del cierre perimetral de la ciudad es la adecuada o que se debería ir más allá en las restricciones personales y colectivas?
–A medida que la pandemia vaya creciendo las medidas irán a más. El Gobierno seguro que aprueba el cierre a las ocho de la tarde, pero no tiene sentido que se decrete el toque de queda a las diez de la noche. Las medidas serán perjudiciales, insisto, para la hostelería, la restauración... pero después va a ser mejor para todos. Si aumentan los casos habrá más medidas.

La clínica ‘Vida y Salud’ no ha parado de trabajar desde el principio...
–Sí, y con todas las medidas de seguridad, de limpieza y de prudencia, pues controlamos que no se acumulen las personas. En ningún momento hemos tenido un caso de coronavirus entre el personal. Utilizamos desde el principio la mascarilla homologada, las pantallas de seguridad y todos los medios sin escatimar en ellos, además de utilizar la vía telefónica para determinadas consultas o solicitudes, con independencia de la gente que lógicamente ha tenido que venir a la clínica par ser atendida. Hemos hecho nuestros expedientes de regulación de empleo pero finalmente hemos mantenido toda la plantilla.

Habla usted de la mutación del virus y de la entrada de la nueve cepa vía Gibraltar. Por razones laborales, numerosos arcenses confían en su clínica para practicarse los test. ¿Ha notado cierta inquietud en esos trabajadores que habitualmente realizan su actividad en Gibraltar?
–El virus de la gripe muta cada año. La mutación de Gran Bretaña parece muy contagiosa, pero no por ello es más mortal. También ha parecido otra mutación en Brasil... Posiblemente  dentro de cinco años hablemos de una gripe más, pero hasta que no se domine nos queda camino por recorrer y momentos sanitarios difíciles porque mueren personas mayores y no tan mayores. En Arcos hemos tenido un caso con un empresario joven que ha muerto por el virus.

Es preciso perseverar en las medidas que debe tomar la población por muy repetitivo que parezca...
–Lógicamente las personas tendrán que seguir su vida, acudir a su trabajo. Ya lo sabemos: mascarilla, distancia de seguridad, no celebrar reuniones, lavado frecuente de manos... Y, ahora, salir lo imprescindible. Me quedo asombrado cuando veo multitud de personas reunidas. Habrá otros momentos para eso. Para ayudar al comercio, yo lo hago personalmente, encargo a los establecimientos locales. Insisto, hay que salir solo para lo imprescindible, hacer una compra urgente de alimentos o medicinas y poco más.

Hace unos meses nos comentaba cómo la sobreatención al Covid-19 estaba perjudicando a los enfermos de otras patologías. ¿Diría hoy lo mismo?
–Sí. Hay personas que habitualmente van al médico por algo mínimo, pero también hay personas que necesitan una atención presencial. En nuestro caso  no hemos dejado de atender a las personas. No obstante, nos llegan noticias de menos muertes por infarto o ictus, pero en realidad son personas que han fallecido en sus casas. En nuestra clínica hemos notado menos casos de gripe común y otras de transmisión, que han bajado gracias a la mascarilla, confirmándose que es un elemento total de seguridad para las personas.

COMENTARIOS