El tiempo en: Andalucía
Jueves 03/12/2020

Arcos

El cementerio municipal recibirá visitas de 150 personas cada hora

Entre grupo y grupo se ha establecido media hora para el desalojo del camposanto y así evitar aglomeraciones en el recinto

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • El cementerio verá reducidas sus visitas respecto al año anterior debido a la pandemia del Covid.

La festividad de Todos los Santos marca el calendario de los próximos días; este año con la excepcionalidad que supone las escrupulosas medidas de seguridad implantadas para visitar el camposanto municipal. La pandemia de la Covid-19 exige en esta ocasión un riguroso protocolo que ya ha sido aprobado por el equipo de Gobierno.

Así pues, la primera consigna es evitar cualquier tipo de aglomeración dentro y fuera del cementerio de San Miguel. De hecho, a partir del 28 de octubre solo se permitirá la entrada con cita previa. Los teléfonos de atención son el 956 70 00 02, 615 12 76 87, 654 00 74 99 y 615 01 56 89.

El horario de visitas se ha establecido en dos turnos (del 28 al 31 de octubre, y del 1 al 2 de noviembre). El primer turno se abre a las 9.00 horas para terminar a las 18.30 horas. La visita no irá más allá de la hora de duración, y entre una y otra habrá media hora sin visitas para controlar el aforo y el cumplimiento de las normas. El segundo turno se abrirá de 8.15 hasta las 18.30 horas, del mismo modo con visitas de una hora, y media hora entre grupo y grupo. Los interesados en tomar la cita previa de manera presencial podrán hacerlo en la Delegación del Barrio Bajo entre las 9.00 y las 14.00 horas. Según el protocolo, cada persona tendrá que aportar sus propios utensilios de limpieza excepto las escaleras que se facilitarán por el Ayuntamiento en el propio cementerio.

El acceso será peatonal y las personas con movilidad reducida podrán acceder en coche hasta la puerta del mismo cementerio.

El aforo máximo diario se ha establecido en 900 personas.  Para limitar el acceso, entrarán 150 personas en turnos de una hora con un intervalo de media hora para el desalojo, insiste el equipo de Gobierno.

Vigilancia
Para el cumplimiento de las medidas, una pareja de la Policía Local y voluntarios de Protección Civil velarán por la seguridad dentro y fuera del recinto. Por supuesto, será obligatorio el uso de la mascarilla y de geles hidroalcohóllicos.
El Gobierno municipal espera la comprensión y el respeto hacia estas medidas que se implan por el bien común.

COMENTARIOS