HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 13:23 CET
Lunes, 28/09/2020

Arcos

“Estamos a pulmón para frenar esto”

Entrevista con el alcalde de Arcos, Isidoro Gambín

  • El alcalde de Arcos también ha sido entrevistado esta semana en 7 TV Sierra de Cádiz.

La lucha contra el Covid-19 marca inexorablemente el inicio del curso político. El equipo de Gobierno que dirige el Ayuntamiento de Arcos centra sus esfuerzos, así pues, en atender las medidas que es preciso poner en marcha para que el municipio resista con las mayores garantías el azote socioeconómico que está suponiendo la pandemia. Sin embargo, hay otros asuntos que habrá que atender durante el año político que arranca para que la ciudad no pierda el tren de su futuro más inmediato.

Alcalde, ¿cuál es la situación general del municipio a día de hoy en cuanto a los contagios de coronavirus? Su preocupación es manifiesta a pesar de venir asegurando que “la situación está controlada”.
–En Arcos está ocurriendo lo mismo que en otras localidades, que estamos incrementando el número de casos positivos de Covid-19. Tenemos que aunar esfuerzos entre todos, poner nuestro granito de arena, para combatir al virus. Cada uno con sus competencias, con su esfuerzo, con la obligación y la responsabilidad necesarios para frenar esta situación. Según las noticias que tengo, los casos podrían aumentar hasta finales de septiembre y empezar a bajar a partir de ahí. Tenemos más de cien casos desde marzo, pero tenemos que destacar el número de personas asintomáticas que pueden estar expandiendo el virus. Quiero lanzar un mensaje de tranquilidad porque así me lo transmiten a su vez los responsables de sanidad: que está controlada la situación porque conocemos los casos y dónde están. Hay quien me interpreta mal cuando hablo de situación controlada. No quiero decir que sepamos cada caso en concreto, sino que todos están procediendo de los mismos focos. Incluso la Policía Local está actuando en este sentido.

A pesar de la situación que usted describe, los datos de contagio en Arcos están por debajo de los de otras localidades de características poblacionales parecidas...
–Así es. Los datos que ofrezco vienen de fuentes fiables. Antes de tomar medidas pregunto a quienes realmente saben, a los expertos. La situación en Arcos no es tan dramática teniendo en cuenta que tenemos casi 32.000 habitantes. La tasa de contagio no ha alcanzado aún el uno por ciento y eso me tranquiliza en cierto modo. Tomar medidas más drásticas sería contraproducente, pero no lo descartamos. Insisto, el Ayuntamiento está actuando con coherencia y responsabilidad dentro de sus competencias.

Sin querer por supuesto alarmar a la población, esta semana hemos conocido que la crisis sanitaria afecta en Arcos a una clase del CEIP Vicenta Tarín, a una guardería y a una clínica dental. Estos días el Ayuntamiento incide en las medidas particulares y colectivas con la publicación de un nuevo bando...
–Arcos fue de los pioneros en la suspensión de la botellona. También hemos llevado a cabo un enorme gasto en agua y desinfectante para actuar en toda la población. Ahora, con motivo del inicio del curso escolar, hemos duplicado la contratación del personal de limpieza con una inversión de unos 240.000 euros. Desinfectamos los colegios por dentro y por fuera, gracias a la colaboración de Ecorreciclajes y Protección Civil. De nuevo publicamos un bando con las medidas destinadas a la población. Además, establecemos una nueva campaña informativa que aboga por la responsabilidad personal para vencer la crisis.

Y Arcos también fue pionero con los test serológicos.
–Practicamos test al personal de la Policía Local y de Ecorreciclajes. Me dieron incluso un tirón de orejas desde la Junta porque decían que la realización de test no era nuestra competencia, pero no olvidemos que teníamos dos casos de Covid entre miembros de la Policía. Nuestra iniciativa solo nos dio seguridad en un momento delicado.

Seis meses después de la declaración del estado de alarma, ¿cómo valora la colaboración con el resto de administraciones?
–No es mi intención confrontar y dar cuenta de una actitud crítica, pero mi actitud como alcalde es la de colaborar, la de apoyar a otras administraciones para arreglar esta situación, aportando cada uno dentro de sus competencias. Respecto a los colegios, entiendo que la desinfección no es una competencia municipal, y sí la seguridad de los ordenanzas de los colegios y el personal de limpieza a los que hemos sometido a la prueba serológica. No voy a discrepar con la Junta, y asumo como Ayuntamiento la tarea de desinfección porque lo podemos hacer y no me importa seguir haciéndolo. Lo que quiero es que los profesores y los padres estén tranquilos, y sobre todo que el alumnado esté seguro. Por eso mi disposición a colaborar con la Junta. Estamos aumentando tremendamente el gasto en este capítulo sin recibir nada o muy poco a cambio. Estamos a pulmón para frenar esto.

Sanidad y economía deben ir de la mano, pues sin recursos no se pueden atender los problemas de salud. ¿En qué momento económico sorprende esta crisis al Ayuntamiento?
–Ya digo que estamos poniendo recursos y haciendo un gran esfuerzo. La crisis afecta al empleo, a la sociedad, a los servicios… Estamos vinculando las distintas partidas para lograr fondos. Hemos aumentado el gasto en servicios sociales de forma importante, ampliando los tickets de comida, las ayudas para el alquiler, el pago de suministros básicos… Estamos comprando con recursos municipales mascarillas para la gente más vulnerable. Como ejemplo, hemos aprobado en Junta de Gobierno el gasto de 4.000 euros en mascarillas para niños cuyas familias no tienen recursos. El sacrificio es tremendo a pesar de la situación económica que no es buena aunque vayamos mejorando poco a poco. Como ejemplo, hemos recibido un nuevo revés con el pago de diez millones de euros a una empresa constructora por una sentencia judicial. La sentencia se ha hecho ejecutiva y para ahorrar intereses moratorios que podrían ser muy perjudiciales hemos solicitado de nuevo los fondos de ordenación del Estado para afrontar el pago.

Los fondos que viene liberando el Ayuntamiento para luchar contra el Covid proceden de constantes levantamientos de reparo a los informes de Intervención, una práctica que no cuenta con la aprobación de la oposición. ¿Se siente incomprendido con su forma de actuar desde el punto de vista económico?
–Sí, me siento incomprendido. La soledad y la incomprensión que siente el equipo de Gobierno pese a su mayoría es total. Levantamos reparos porque no nos queda otra. Hemos aumentado la liquidez sin subir impuestos, y esa es la diferencia. Teníamos dos caminos: o subir impuestos o gastar menos. Elegimos la segunda opción. Desgraciadamente no tenemos presupuesto, que lo tenemos prorrogado desde 2014. Pero no tenemos presupuestos no porque queramos, sino porque no nos salen las cuentas. Los prorrogados ascienden a 30 millones de euros. Si tuviéramos que hacer nuevos presupuestos los ingresos apenas llegarían a los 22 millones. Seguramente perderíamos unos ocho millones de euros en el capítulo de ingresos, pero que los gastos están aumentado. Sería casi imposible aprobar así las cuentas. Lo único que podemos hacer es llegar a un acuerdo con el Ministerio de Hacienda, que es lo que estamos haciendo. Para que el ciudadano me entienda: esta situación viene derivada de no contabilizar 30 millones de euros de deudas con Seguridad y Social y Hacienda que no estaban reflejados en los presupuestos. Cuando nos dimos cuenta, tuvimos que admitir la situación y pagar la deuda. Sería ridículo pensar que se puede gestionar el Ayuntamiento. El Ministerio nos da diez años para pagar la deuda, y nosotros reclamamos que sea en quince o veinte. En ello estamos. Mientras tanto, y por obligación, tenemos que levantar reparos. Solo con los votos del PSOE estamos contratando a personas para la limpieza viaria y de los colegios, para atender los parques y jardines y para pagar facturas, muchas de las cuales no son nuestras. Por eso, es necesario hacer levantamientos de reparos para mantener el nivel de servicio.

¿Diría por tanto que la oposición está siendo corresponsable con la situación que vive el municipio?
–No lo está siendo. Hace unos días hablaba yo de hipocresía política. Nos acompañaron en el Pleno las Ampas de los colegios de Arcos. No se les puede decir que tendrán todo el apoyo y luego hacer lo contrario a la hora de votar. La oposición votó en contra de contratar durante tres meses a personal de limpieza por valor de 270.000 euros. Una vez más nos dejaron solos con el levantamiento de reparo. Después ponen buena cara a las Ampas diciendo que las van a apoyar… Estos levantamientos de reparo no quebrantan la Ley, todo lo contrario, están legislados. Cuando no cumplo ese trámite es cuando cometo un delito, y no es el caso. Por eso no entiendo la actitud de la oposición.

La pandemia ha provocado un duro varapalo al empleo. El desempleo en Arcos aún no ha alcanzado la tasa anterior a la declaración del estado de alarma. ¿Qué vislumbra al respecto en un momento donde la iniciativa privada crea pocos puestos ante un futuro incierto?
–El paro subió en todo el mundo con motivo de la crisis sanitaria. Nos situamos con 5.800 parados de golpe y porrazo, situándonos en los niveles de 2015. Ahora tenemos unos 5.100, pero esperamos bajar de los 5.000 para regresar a la situación de marzo. El paro provoca desesperanza y la gente necesita reafirmarse con un trabajo digno. Espero que a medida que vaya mejorando la situación sanitaria vaya mejorando el empleo. Esta semana hemos dado cuenta en la Junta de Gobierno de la partida que nos concede la Junta de 856.000 euros para el plan AIRE, al que hemos sumado con recursos propios 200.000 euros. Creo que la cantidad de la Junta no es suficiente, ya que el plan anterior nos concedió dos millones. Ahora daremos empleo a 95 personas durante tres meses. Trabajamos con el SAE que hará la selección del personal, y todo está ya en trámite. También espero que el Profea de Diputación siga aportando puestos (habrá nuevas actuaciones en Jédula, en la avenida Muñoz Vázquez donde cambiaremos las infraestructuras) y ambos planes, unidos, junto a los proyectos de actuación que tramitamos, generarán puestos para que Arcos se vaya recuperando desde el punto de vista económico.

En un momento como éste, parece que el turismo y la agricultura son los sectores que generan algo...
–El ejemplo lo tenemos en Arcos. Curiosamente en julio aumentaron las visitas turísticas, casi hasta duplicarlas respecto al año anterior. Ello ayuda a la economía. Espero que los proyectos turísticos que se barajan contribuyan a crear empleo junto a la agricultura que está desarrollando algunas iniciativas muy interesantes en Arcos.

En infraestructuras, preocupan proyectos como la piscina cubierta, la puesta en marcha del camping y el parking de caravanas. ¿Qué expectativas maneja?
–Estoy convencido de que el aparcamiento de autocaravanas y caravanas será positivo para Arcos. Se trata de un turismo en auge que hasta ahora no tenía un lugar adecuado en el municipio. Llegan muchas autocaravanas pero no tienen un servicio cómodo. Este proyecto generará actividad en la hostelería local. A pesar de las críticas de la oposición, es un buen proyecto. Respecto al camping, nos ha surgido un problema a última hora: un informe nos impide explotar el camping como Ayuntamiento porque al parecer así se recoge en el acuerdo de cesión de la Junta de Andalucía. Estamos resolviendo esa situación para que un tercero lo pueda explotar y podamos sacar en breve el pliego de condiciones para los interesados. Sobre la piscina, me siendo muy orgulloso de pasar por allí y ver cada día los avances. Hemos desbloqueado la situación de una piscina que comencé en 2006 como delegado de Deportes y ahora espero terminarla.

Actualmente se ejecutan algunas actuaciones supuestamente en favor del comercio, desde la obra de la calle Corredera hasta los planes de peatonalización, pasando por un nuevo plan de embellecimiento del casco antiguo. ¿Hasta qué punto estos proyectos pueden ayudar al maltrecho comercio local?
–Sumo a ello el plan de accesibilidad al casco antiguo. Arcos ha sido subvencionado con 1,1 millones de euros de la Inversión Territorial Integrada. Creo que esos planes transformarán la ciudad con el centro de recepción turística en el antiguo bar Terraza y la instalación de empresas turísticas en ese espacio, así como con la semipeatonalización de la calle Corredera y con el cambio de la fisonomía de la plaza del Cabildo. Nos gustaría que la actuación afectara hasta el Arco de Matrera. Estamos hablando con la Junta para que se cree una bolsa de aparcamiento en el casco antiguo para amortiguar la peatonalización de la plaza del Cabildo.

Arcos sabe vivir sus tradiciones, sus fiestas. 2020 ha sido un año atípico en este sentido, sin la Semana Santa, sin su Feria de San Miguel… Como arcense, ¿cómo ha vivido esta situación en un municipio tan alegre y tan entregado a sus fiestas?
–La sensatez y la lógica obligaban a suspender estas fiestas. Llega la época de la feria y ya adelanto que no habrá Belén Viviente por las mismas razones. Espero y deseo que 2021 sea otro año distinto, que venga el ansiado tratamiento y la esperada vacuna, y que vivamos los problemas de siempre pero sin la pandemia. Ojalá el año que viene podamos recuperar nuestras fiestas.“Estamos a pulmón para frenar esto”

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El Covid-19 se cobra una vida en Arcos
chevron_right
Ai-Pro pide mayor compromiso con la Educación