HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 20:11 CET
Viernes, 07/08/2020

Arcos

Cacerolada en Arcos contra una vecina insolidaria

Afectados de los alrededores del colegio San Francisco protestan por la suciedad de una vivienda con malos olores y mascotas descuidadas

  • Los vecinos no dudaron en echar manos a sus cacerolas para protestar públicamente.

Una concentración de vecinos aledaños al colegio San Francisco de Arcos rompió la tranquilidad el pasado domingo. 16 personas, para no llegar a las 20 que habría exigido un permiso especial de la Subdelegación del Gobierno, irrumpieron con una cacerolada en plena vía pública para llamar la atención sobre una mujer que vive en la zona, ya que su vivienda desprende malos olores, suciedad y, según denuncian, parásitos como garrapatas y pulgas como consecuencia de la tenencia de amimales de compañía, que en este sentido no estarían debidamente cuidados. Sin embargo, unos días antes la Policía Local, a través de su Patrulla Verde, retiró del domicilio un perro y un gato para ponerlos a disposición del centro comarcal de Mancomunidad que se hace cargo de las mascotas abandonadas o descuidadas.

La cacerolada contó con la presencia de la Guardia Civil y la Policía Local interesándose por el caso. Los afectados pedían la actuación de la Delegación de Servicios Sociales para poner fin a una situación que llevan meses soportando, para considerar que el inmueble sujeto de las denuncias vecinales es “un foco de infección”. Desde Servicios Sociales, la delegada del área, Saray Soria, asegura que no conocía el caso hasta ahora coincidiendo con la movilización de los vecinos. “Podríamos haber actuado si es nuestra responsabilidad, si lo hubiéramos sabido o algún vecino nos lo hubiera trasladado”, señala la delegada, que añade que lo único que tiene al respecto es la  comunicación de la Policía Local en el momento de disolverse la cacerolada. No obstante, ahora que tiene constancia, asegura que su departamento se pondrá manos a la obra para solucionar este problema de convivencia vecinal.

Este medio ha sabido que la Policía ya está mediando para que se proceda a una limpieza a fondo de la zona afectada por los malos olores y los parásitos.
Cabe recordar que en poco más de un mes entrará en vigor la nueva ordenanza de Convivencia y Seguridad para actuar en casos como éste, en el que presuntamente los ciudadanos hacen caso omiso de sus deberes como propietarios de mascotas y otras situaciones que afectan a sus relaciones con la comunidad. Por ello, se enfrentan a duras sanciones.

Se trata de casos de no recogida de excrementos de las mascotas, no limpiar los solares susceptibles de incendio y otras situaciones.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Puerto Real y Balón de Cádiz pelearán por subir a División de Honor
chevron_right
El Ayuntamiento de Arcos decide suspender la botellona juvenil