Actualizado: 13:32 CET
Miercoles, 03/06/2020

Arcos

Saldremos adelante

" Todo lo que nos ponen por delante son negros nubarrones en el futuro y cada vez estoy más convencido que nos levantaremos una vez más con el esfuerzo..."

  • La foto se llama 'Confinamiento' y es tercer premio del concurso del Ayuntamiento 'Desde mi ventana'

ANTONIO JIMÉNEZ GARCÍA

Una vez entrado en mi nueva década septuagenaria, cada vez me emociono más con  las cosas cotidianas que pasan y pasarán en nuestro país. Pienso y leo en muchas horas de  mi largo confinamiento, y cada vez estoy más convencido de lo grande y grande que es nuestro país, España, a pesar de la dicotomía existente en la política, prensa, televisión… Todo lo que nos ponen por delante son negros nubarrones en el futuro y cada vez estoy más  convencido que nos levantaremos una vez más con el esfuerzo de todos. Este  país tras una gran crisis económica en el 2008, y ahora con este dichoso virus de cuyo nombre no quiero acordarme, volverá a renacer de sus raíces porque tenemos una gran base humana: los españoles. Con nuestros defectos y virtudes a pesar de la incitación al odio y al enfrentamiento que ponen por delante los intereses narcisistas y políticos. Este país, repito, volverá a levantar la cabeza porque tenemos un encomiable capital humano mejor reconocido allende de nuestras fronteras que desde el interior de nuestra piel de toro.

A pesar de nuestra enorme deuda económica que nos veremos obligados a afrontar, veréis más pronto de lo que predicen  y creen muchos “patriotas”, sacaremos de lo mas hondo la cabeza, los brazos … y demostraremos algo en lo que yo nunca he dudado: que somos, sois un gran país.

Esta tormenta vírica que nos ha obligado a realizar esfuerzos ímprobos y relanzar nuevos tipos de trabajos para los que no nos creíamos capaces, esta tormenta, como decía antes, se reflejará en la historia de España como un nuevo Renacimiento del orgullo de ser español muy por encima de banderas y colores que se pasean por la pasarela nacional.

Hacía tiempo que no publicaba unas líneas pero en mi interior brotaban ríos de tintas emocionales por los increíbles episodios que estamos viviendo y que con mi cada vez más torpe pluma, deseaba trasladar a mis amigos y lectores de siempre. Compruebo que a medida de que voy añadiendo renglones reflexiono más y mi arcensismo se hace cada vez más patente, que es lo mismo que decir que cada vez me siento más orgulloso de ser andaluz y, por lo tanto, de ser español.

No sé si veré la España que atisbo en el horizonte de las próximas décadas, pero lo que es seguro es que el sol sale cada mañana como fuente de energía y paz para nuestra tierra con la utopía y el deseo de que sea igual para todos. Ese sol que increíblemente no sabemos aprovechar como fuente y que nos ha preñado de valores éticos y humanos que dejaremos en herencia a nuestros hijos que echarán raíces y renacerá nuestro mejor espíritu emprendedor de hombres y mujeres que se dejan la piel por nuestra patria. No tengo la menor duda, con sacrificio, trabajo y perseverancia saldremos adelante.
Antonio Jiménez García
arcos

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Las campanas
chevron_right
Retoman las obras del Profea