Actualizado: 13:32 CET
Martes, 02/06/2020

Arcos

El deporte va a tirar del carro

Acoger al turismo provincial y dinamizar el sector de la hostelería mejorando las instalaciones del Club Náutico, objetivo de la Delegación de Deportes

Las instalaciones del Club Náutico experimentarán una serie de reformas que las harán más prácticas y eficientes para los futuros usuarios.

1

Las próximas reformas quieren darle un nuevo impulso a los deportes acuáticos y fomentar el turismo.

2

Aunque la actividad competitiva está completamente paralizada y la Delegación de Deportes mantiene cerradas al público casi todas sus instalaciones -excepto aquellas que se benefician de la apertura en la fase 1 de la desescalada-, desde el organismo municipal se siguen realizando gestiones de diversos tipos. Una de ellas ha sido la de ofrecer a la RFAF (Real Federación Andaluza de Fútbol) las instalaciones del estadio municipal para la celebración del playoff de ascenso a Segunda B, teniendo en cuenta que esta competición ‘exprés’ ha de disputarse en terreno neutral. En este sentido, y con el impedimento de la asistencia de público a los partidos, Arcos de la Frontera reúne todas las ventajas para organizar esta competición por la calidad de su terreno de juego y por la próxima mejora de la iluminación, que se ha quedado estancada debido a la pandemia del Covid-19.

Otra de las grandes novedades que se han producido en estos últimos días -relacionada también con el ofrecimiento de la infraestructura deportiva municipal a la Federación Andaluza- es el posible interés existente por parte del Xerez DFC de utilizar el campo de fútbol municipal Antonio Barbadillo para entrenar, con vistas a la citada eliminatoria de ascenso, lo que podría ser un claro indicio de que el nombre de Arcos ha salido en los corrillos federativos gaditanos como hipotética sede para jugarse el playoff. Si fuese así, Arcos se posicionaría en los primeros puestos de las poblaciones que apuestan firmemente por salir de la nefasta situación actual, y lanzaría un mensaje al mundo del deporte andaluz de incalculable valor organizativo proyectando una imagen de ciudad dispuesta a tirar del carro en sectores como el comercio o la hostelería en unos momentos tan delicados, pero habrá que esperar acontecimientos en estos próximos días para saber si se traducen en hechos concretos.

Esta pasada semana se emitía una orden de reinicio de las licitaciones y los procedimientos administrativos que habían quedado suspendidos por el Covid-19, lo que posibilita la reanudación de la gestión que se lleva a cabo de las obras de la piscina cubierta, que ya están adjudicadas, pero había que formalizar el contrato e iniciar los trámites administrativos: presentación del plan de seguridad y salud para su aprobación, acta de replanteo e inicio de las obras.

También se ha retomado el suministro de material deportivo, que se detuvo en el preciso instante en el que estaba a punto de recibirse a través del Plan Invierte, que consistía en la creación de un parque de calistenia en El Santiscal para realizar ejercicio físico; también se espera la llegada de cintas de correr para el gimnasio, bicis de spinning, canastas de baloncesto para una pista de 3x3 que podría ubicarse en la zona municipal cercana a la cabaña del Santiscal, al ser de propiedad municipal y estar alejada de las viviendas particulares y, además, formaría parte de un conjunto de actuaciones para potenciar el área contigua al Club Náutico, que cuenta con distancia, espacios libres suficientes y naturaleza como para reforzar y revitalizar un área que se considera fundamental para atraer deportistas de Arcos y su comarca y a un tipo de turismo que se sienta identificado con los aspectos saludables y positivos de la práctica deportiva, en un entorno lo más natural y atractivo posible.

Para dar otra imagen más actual del bar del Club Náutico, se va a acometer una reforma dotándole de una cubierta, aprovechando el material sobrante de las antiguas carpas de verano del Llano de la Feria para cambiar levemente, pero de forma significativa, el diseño del Centro de Actividades Náuticas del lago que constará de bar, cocina y una barra -todo de madera- más el césped de la terraza para atender tanto a la playa como al Club Náutico. El bar que existe en la actualidad quedaría para la atención al público y podría ser gestionado por una de las empresas locales que se dedican al turismo náutico y recreativo, mientras que de la valla hacia dentro serán los deportistas los que utilicen el almacén, la playa asfáltica y los pantalanes, separándolos de la zona de atención al público, de la terraza y de las actividades recreativas.

Para todo ello, la Delegación está formando un grupo de técnicos para movilizar y organizar las competiciones, los entrenos y la afluencia de deportistas foráneos al lago arcense. Las gestiones con la Junta de Andalucía están bastante avanzadas, una vez presentada la solicitud de la gestión de lo que se denomina “lámina de agua”, teniendo en cuenta que la mitad del lago está calificada como “paraje natural”, por lo que la navegación está restringida a todo tipo de embarcaciones. Por tanto, se ha solicitado un espacio para la explotación del turismo recreativo -paddle surf, piragüismo, hidropedales, parque acuático, etc.- a cargo de las empresas instaladas en El Santiscal, una calle de nado señalizada de 50 m para aquellos que se inician en la natación en aguas abiertas, un tramo de un kilómetro para que los triatletas puedan nadar y preparar sus competiciones, una zona para las embarcaciones a vela y otra para las de motor. La gestión y responsabilidad de estos espacios deportivos las llevaría a cabo la Delegación de Deportes para que no se produjera ningún abuso o negligencia y todo hace indicar que la concesión por parte de la Junta de Andalucía está muy cerca de hacerse realidad.

A su vez, se están gestionando las autorizaciones por el asunto del ‘mejillón cebra’ para todos aquellos nadadores provistos con traje de neopreno y objetos flotantes (boyas). En estos momentos se están gestionando las compras del material para la calle de nado de 50 m toda vez que hasta que no llegue el permiso no se puede nadar con una boya, un riesgo innecesario que la Delegación no está dispuesta a correr en absoluto, por lo que se va a disponer antes de todo de la calle de nado. El objetivo de estas actuaciones es el de potenciar la zona del lago arcense y del Club Náutico, en concreto para acoger el grueso del turismo provincial para dinamizar la industria hostelera de Arcos, muy afectada por el cierre de sus dependencias.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Cuatro nuevos casos de Covid-19 en Arcos
chevron_right
La UCA descifra un complejo hidráulico en Sierra Aznar