Actualizado: 13:54 CET
Lunes, 06/04/2020

Arcos

El Arcos no volverá, como poco, hasta final de mes

Si la liga se da por terminada, el Arcos seguiría en Tercera una temporada más

  • Antonio Sánchez, junto a Manuel Ángel Castro y Diego Fernández, en una reciente asamblea del Arcos C.F.

La aparición de la epidemia de coronavirus en España también ha afectado y sorprendido a un club como el Arcos C.F., el buque insignia del deporte arcense al que le ha tocado en unos momentos muy delicados de su transcurrir por la Tercera División, en la que ya lleva nueve temporadas consecutivas.

La extensión del coronavirus le ha pillado en una fase muy delicada de la liga, en la que se estaba jugando el descenso viniendo de caer ante un rival directo como el C.D. Gerena, lo que provocó la destitución de su entrenador Alberto Vázquez y la búsqueda de un sustituto para el banquillo. De un día para otro se suspende la liga y nadie sabe si eso será positivo o no para la entidad con más historia y solera de Arcos. “No sé si nos beneficia o nos perjudica”, contesta Antonio Sánchez Casanueva, actual presidente del club, tarea que comparte con el resto de integrantes de la junta directiva. “A mí me hubiese gustado que la competición prosiguiera con normalidad, que Fran Garrido hubiese ganado en Conil y se quedara hasta final de la temporada dirigiendo al equipo, etc., pero las circunstancias son totalmente diferentes e impredecibles”, señala el directivo arcense.

La AFE, la Asociación de Futbolistas Españoles, ha comunicado a los clubes de Tercera que, en caso de que se suspenda la competición definitivamente, quiere que se respeten los contratos de los jugadores hasta el mes de mayo, “con lo cual ya te puedes imaginar: si no hay ingresos y tenemos que pagarles los contratos a los futbolistas en su totalidad hasta mayo sin haber jugado, imagínate el problema que podemos encontrarnos, aunque la FAF (Federación Andaluza de Fútbol) ha salido al paso de esta noticia anunciando una subvención a todos los clubes para cubrir un mes, lo que aliviaría un poco la situación”, expone Sánchez con cierta preocupación. Lo cierto es que en ninguna parte del contrato suscrito con los jugadores aparecía la contingencia que se ha presentado.  “Si sigo, incluiría la pandemia como una cláusula más en los contratos del año que viene”, bromea el directivo arcense. Según Sánchez, “si la liga termina ahora se tomaría como referencia para los descensos el final de la primera vuelta, en la que el Arcos acabó en 13ª posición”.

Hasta dentro de 15 días, como mínimo, no habrá actividad deportiva en el Arcos C.F., todo ello en unas circunstancias insólitas y con todas las dudas posibles ante un hecho que nunca se ha dado en el fútbol, exceptuando los periodos de guerra. “Si se suspende la competición, tendríamos que afrontar los pagos de los jugadores sin haber tenido ingresos, pero si la Federación nos ayuda no habrá problema, aunque lo que a todos nos gustaría es que se reanudase la liga”, confiesa un Antonio Sánchez que desprende un gran optimismo y que nunca se da por vencido.

En cuanto al capítulo de la búsqueda de un entrenador para el Arcos a corto, medio o largo plazo, pueden concurrir varios supuestos: uno, que el equipo gane en Conil si se vuelve a la competición, con lo cual Fran Garrido continuaría como técnico casi con total seguridad; dos, que el Arcos pierda en Conil ofreciendo una buena imagen, por lo que Garrido también seguiría al frente de la plantilla; y tres, que el equipo empate dando una mala imagen, lo que conduciría a buscar una alternativa al sustituto de Alberto Vázquez. En estos momentos no hay nada cerrado, pero sí existen varias opciones encima de la mesa. La reciente visita de Miguel Ángel Roldán al estadio Antonio Barbadillo entra dentro de la amistad que le une con Fran Garrido, que fue técnico de la WEA, uno de cuyos dirigentes es el exentrenador del Arcos, aunque también formaría parte de la terna de posibles entrenadores para el equipo. “No hay nada cerrado con ningún candidato al banquillo porque tenemos confianza plena en Fran y, en el aspecto económico, es lo que más interesa al club porque a Alberto hay que pagarle, aunque hayamos llegado a un acuerdo con él para diferir los pagos. Si nos metemos en un gasto extra con otro entrenador, sería un problema añadido. Nos gustaría que Fran ganase partidos, salvara al equipo y termináramos la temporada. Si no fuese así, tendríamos que preparar una alternativa con las tres o cuatro opciones que hay. Lo que sí tenemos claro es el perfil del entrenador que queremos, una persona que tenga un poco más de ‘veneno’ y que sea asequible en el plano económico, que tampoco es fácil. También hemos tenido la coincidencia de que en la semana en la que nos hemos quedado sin entrenador han cesado a otros dos entrenadores en Tercera. La opción de Joaquín Hidalgo nos gustaba mucho a los miembros de la directiva, no solo para terminar la temporada sino de cara al futuro, pero pertenece a la órbita del Sevilla F.C. y no es fácil”, aclara un Antonio Sánchez decidido a seguir hasta al final de la presente temporada para cumplir el compromiso contraído con el club serrano, sanearlo en el aspecto económico y permanecer en Tercera una campaña más. “Si consigo esas dos cosas, dejo las llaves encima de la mesa para que otra persona que sienta el club más que yo se haga con las riendas. A mí, en el fondo, me mueve un reto económico, además de que mi trabajo no me deja mucho tiempo libre para dedicárselo al fútbol. Me gustaría que el que llegue le pueda echar más horas que yo y que sienta más los colores, pero mi reto es que se encuentre una entidad libre de cargas económicas. En ese sentido, la próxima temporada va a ser más sencillo gestionar el club porque la Federación está apostando fuerte para ayudar a los clubes. Eso es lo que me gustaría a mí”, concluye Antonio Sánchez.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Arcos echa el candado hasta que finalice la crisis del coronavirus
chevron_right
El Club Baloncesto Arcos aconseja hábitos saludables