Actualizado: 13:54 CET
Lunes, 06/04/2020

Arcos

Arcos echa el candado hasta que finalice la crisis del coronavirus

La ciudad no registra aún un caso de la enfermedad tras el resultado negativo de varias pruebas. La población acata el confinamiento con las mínimas excepciones

  • La compra de papel higiénico sigue al día.

Arcos es hoy una ciudad sin vida en sus calles. No lo es más que en el resto de España e Italia, pero la estela del coronavirus es especialmente dolorosa en una comunidad tan alegre como la nuestra. De momento, todo apunta a que los arcenses, en general, están cumpliendo con las normas sanitarias que pasan inexorablemente por recluirse en casa.  

Según los últimos datos, en Arcos sigue sin haber un caso de la enfermedad, aunque han sido varias las pruebas realizadas que afortunadamente han dado negativo. Sin embargo, en la provincia, al cierre de esta edición, el número de infectados iba por 48, tres de ellos ingresados en centros hospitalarios -uno en la Unidad de Cuidados Intensivos-. A 44 de estos casos se les practica un seguimiento activo por parte del Servicio Andaluz de Salud. En la provincia no ha muerto nadie aún como consecuencia de la enfermedad, aunque los casos de defunción apuntan especialmente a personas con patologías anteriores -en Madrid el virus estaría provocando casos graves de neumonía entre  jóvenes-.  En Andalucía, el número de personas enfermas asciende a 554, con  once en la UCI y siete fallecidos.

Ahora la máxima preocupación está en preservar del virus a la población, de lo que se encargan fundamentalmente los servicios sanitarios y los de seguridad, desplegados excepcionalmente por el municipio para velar por los ciudadanos y sus conductas. Aunque no es la nota predominante según la Policía Local, se han producido algunos casos en los que se ha apercibido a varios jóvenes sobre la prohibición de permanecer reunidos en la vía pública. A este respecto, incluso se llegó a producir una persecución policial por el caso antiguo el pasado lunes.  

En lo que afecta al trabajo, la gran mayoría de las empresas ha tenido que paralizar sus quehaceres, aunque en otras sus trabajadores se han podido llevar la tarea a casa para hacerla telemáticamente, lo cual no deja de tener sus inconvenientes a la hora de conciliar el trabajo y la familia.   

Empresas de asesoramiento laboral han empezado ya a tramitar expedientes de Regulación Temporal de Empleo con motivo de la paralización de su actividad, aunque en este sentido el Gobierno de la nación no para de anunciar medidas para frenar posibles despidos definitivos.  Y todo ello en un momento clave para la economía española y arcense con vistas a una Semana Santa ya suspendida definitivamente.

De los pocos que se salvan de la quema por ahora son los supermercados, cuyas ventas se han disparado en en un 300 por cien según datos de varios establecimientos. Las colas de ciudadanos han estado a la orden del día, pero desde el lunes con la presencia de la Policía en más de una tienda para disuadir al público de cara a evitar aglomeraciones que pueden resultar muy peligrosas para el contagio del virus. Estas escenas se han repetido, entre otros, en Mercadona o Supermercado Paqui, en El Santiscal.  En este sentido, las autoridades vienen insistiendo en que se realicen las compras por una sola persona y de forma fluida para no llenar los establecimientos.


Otro aspecto clave de la crisis se centra en el cuidado de las personas mayores, las más vulnerables a la enfermedad. En algunos casos sus cuidadores externos están siendo suplidos por familiares directos para evitar contacto con el exterior. No obstante, también se están multiplicando los gestos solidarios de vecinos y conocidos que se prestan a realizar algún recado a los mayores para evitarles salir a la calle.
Es parte del triste panorama que hoy se vive en Arcos.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El deporte arcense cierra filas para derrotar al virus
chevron_right
El Arcos no volverá, como poco, hasta final de mes