HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:23 CET
Sábado, 25/01/2020

Arcos

Respetos a la Constitución

La Corporación municipal realiza su tradicional ofrenda floral al monumento constitucional y la lectura del manifiesto trasladada este año a la calle Corredera

La Corporación municipal arrancó los actos del Día de la Constitución con la ofrenda floral en el monumento junto al IES Alminares.

1

El viernes 6 de diciembre fue un día de claro acento institucional a propósito de la conmemoración de la Constitución española, ocasión que volvió a reunir a la Corporación en torno a la Carta Magna. Así, la primera imagen de la jornada fue la reunión a los pies del monumento constitucional junto al IES Alminares para la tradicional ofrenda floral, aunque la Corporación eligió casi una hora más tarde la calle Corredera para el acto central del día.

El alcalde de la ciudad, Isidoro Gambín, leyó el manifiesto donde expresaría en nombre de la Corporación su respeto a la Carta Magna: “Cada año celebramos nuestra Constitución como uno de los hechos más relevantes en el camino de la consolidación de nuestra democracia.

La Corporación municipal se une a esta celebración y rinde tributo en un acto solemne, a la norma suprema que fue aprobada en referéndum el 6 de Diciembre de 1978, y no es banal que celebremos nuestra Constitución; conviene recordar de dónde venimos para entender mejor el espíritu que debe guiar a los representantes públicos, servidores de la ciudadanía o políticos que las tres cosas deben decir lo mismo.

Vamos a hacer memoria para que los más jóvenes sepan y los mayores recuerden. Francisco Franco, anterior jefe de Estado muere un 20 de noviembre de 1975 y le sucede el rey Juan Carlos, quién pide a los españoles “concordia nacional” para la nueva etapa que se avecinaba y que era una incógnita para la mayoría de los españoles que asistían al curso de los acontecimientos con cierto temor derivado del silencio de 40 años de dictadura, sin libertad de expresión, entre otras cosas...”. “El siguiente paso fue la aprobación en referéndum de la ley para la reforma política, como ejemplo diré que en la provincia de Cádiz participó el 81% del censo y el 95,6% de los votantes, votó a favor. Aprobada esta ley, se puso en marcha el proceso electoral que desembocó en la convocatoria de elecciones generales para Cortes Constituyentes, no sin antes legalizar a todos los partidos políticos. Eran las primeras elecciones democráticas desde la Guerra Civil española.

Podréis imaginar la situación, nunca se habló tanto de política en Cádiz como en 1977, empapeladas las fachadas con carteles de todos los colores, los ciudadanos asistían a los numerosos mítines de Tierno Galván ,Fraga, Carillo o Felipe González, cabeceras de los carteles de los principales partidos políticos.
Rafael Alberti en su exilio en Roma, suspiraba por volver a su tierra, y lo hizo con la mano abierta, todos esperábamos un futuro mejor, con esperanza, que hubieran cambios políticos y sociales, que la política fuera una de las actividades más digna que pueda desarrollar un ser humano.

Esa transición de la que hablamos muchas veces, fue un doble proceso de cambio, por un lado cambiamos una dictadura por una democracia y pasamos posteriormente de un Estado centralizado a un Estado de las Autonomías.

Era sin duda un nuevo tiempo histórico no exento de dureza, porque al mismo tiempo que los españoles depositaban toneladas de ilusiones en las urnas y aprendían a vivir en libertad, gracias a las luchas sindicales, vecinales y políticas protagonizadas por ciudadanos anónimos, cambiaron también las costumbres, las indumentarias, hicieron su presencia las drogas y por otro lado, el azote terrorista tanto de ETA como del GRAPO nos dejaba un reguero de víctimas que resultaba insoportable.

Nuestra Democracia, la que hoy disfrutamos, no fue una concesión generosa, sino una conquista de la conciencia cívica que poco a poco fue impregnando la cultura política de los ciudadanos.

El talante de la sociedad civil, el esfuerzo de intelectuales, estudiantes y obreros fue decisivo para dotar a España de un marco de convivencia como el que se daba en toda la Europa democrática.

En estas primeras elecciones triunfa Adolfo Suarez, era un 15 de Junio y España vivió una jornada electoral festiva sin apenas incidentes, los españoles acuden masivamente a votar después de cuarenta años y concurren casi 200 partidos, 22 de ellos estatales y solo doce logran escaños...”. “A lo largo de año y medio de trabajo, se fue redactando la Constitución, y el borrador fue presentado en las Cortes por sus siete ponentes y sometido a referéndum el 6 de Diciembre. La Constitución quedó aprobada con el 89% de votos favorables.

En un acto solemne, el rey Juan Carlos firma la Constitución, tampoco es una ceremonia más; con ese gesto, comenzaba la democracia que tanto deseábamos, con ese gesto, el rey reconoce que la soberanía reside en el pueblo.

Su discurso breve pero intenso se refería en todo momento a encarar el futuro con valentía y decisión, con optimismo y esperanza.

Andalucía tenía aspiraciones ante el Estado y en la Diputación de Cádiz, era por Mayo, se constituyó solemnemente la Junta de Andalucía a cuyo frente estuvo el socialista Plácido Fernández Viagas con la asistencia del ministro para las Regiones, Manuel Clavero Arévalo.

He recordado esta época de nuestra Historia porque el olvido puede ser fuente de radicalismos y hasta ahora, todo lo construido en Democracia ha sido gracias a la colaboración y el diálogo entre los partidos políticos que representan a nuestra sociedad.

Reflexionar sobre el valor de nuestra Constitución ha de ser un deber de todas y todos los representantes políticos, y quizás lo más importante que debemos destacar hoy sobre la Norma Suprema es la necesidad que tenemos los partidos, porque así lo quiere la ciudadanía, de dialogar más y mejor, de crear grandes pactos de Estado para no dar ni un paso atrás en los derechos que hemos adquirido ni en la conquista de nuevos derechos que nos encaminen a un futuro hecho con valentía, decisión y esperanza.

Han sido años que no podemos borrar ni siquiera diluir en su profundo significado institucional y político, y los consensos alcanzados entre ideologías distintas no eran otra cosa que la construcción responsable de nuestra Democracia. Por todos aquellos que nos precedieron, porque es necesario difundir nuestra Historia reciente y la memoria de tantos hombres y mujeres que hicieron posible la transición española en paz, les pido que digan conmigo: ¡Viva la Constitución!”.

Para completar la jornada
La jornada fue doblemente animada con la participación de la Banda municipal de Música Vicente Gómez Zarzuela que hizo un pasacalles, y después con la exhibición de cortadores de jamón y queso celebrada en la misma calle Corredera con fines benéficos en favor de Cáritas parroquial. A todo ello, la hermandad de La Soledad también celebraría el VII Concierto Benéfico de Navidad con Felipa del Moreno en el teatro Olivares Veas.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Los verdes superan al Espera
chevron_right
El multiplicado atractivo de los belenes vivientes