Actualizado: 13:23 CET
Sábado, 26/09/2020

Arcos

“La vida es maravillosa porque existe la muerte”

El escritor Pedro Sevilla publica ‘El amor es ahora’, donde repasa vivencias y experiencias personales y familiares que han marcado su existencia

  • Pedro Sevilla, con su sonrisa amable, habla de su nuevo libro.

El escritor Pedro Sevilla, con la parsimonia que le caracteriza, toma un café en el casino cultural Círculo de la Unión, en un lugar que para él y muchos arcenses es muy familiar, y más estos días en los que la institución parece custodiar gran parte de la actividad cultural que genera Arcos. Con su voz tímida, pero sincera, nos habla de su nuevo libro que no es un poemario esta vez, sino un ejercicio en prosa donde el autor narra a modo de autobiografía algunos de los últimos acontecimientos que han marcado su existencia, entre ellos el luctuoso hecho de la muerte de su madre, Angelina, como tantos la llamaban.
‘El amor es ahora’ (Ed. ‘Libros Canto y cuento’) es la nueva entrega de un autor tan curtido que siempre dice estar aprendiendo constantemente, como si la vida en sí fuera una lección interminable a expensas del día de mañana. La obra se presentará el sábado 30 de noviembre a las 20.30 horas en el teatro Olivares Veas de la mano del también escritor José María Olivera y con la intervención del poeta y editor amigo José Mateos.

Pedro Sevilla titula el libro ‘El amor es ahora’ porque entiende que “el amor no es un sentimiento en sí, sino un proyecto humano”, que pasa de un amor convenido y necesitado a la familia a un amor que no recoge, sino que da sus frutos mediante la entrega a los demás. “Ahora es cuando uno ama de verdad porque se entrega definitivamente a los demás”. Porque Pedro Sevilla quiere al prójimo como a un ser sagrado, como demuestra en su día a día con sus reflexiones y su forma de ser.

En plena madurez, el autor de ‘La muerte y la fuente’ regresa con un libro donde habla de los amigos poetas, de los escritores que le han influido -principalmente de Julio Mariscal y José Mateos-, pero también de acontecimientos dramáticos como la ida de su madre por la enfermedad que borra los recuerdos. Y es que el dolor, tan presente en la obra de Pedro Sevilla, es una puerta hacia la esperanza y, en este caso, una ventana a sus vivencias. “Es un libro de memoria, pero hay capítulos donde hablo de mi madre, de cuando dejó de recordar, de cuando desaprendió como un drama que fue un sufrimiento de todos”, en alusión a su familia. Este eterno muchacho de la calle Molino recuerda a una madre lectora y escritora, con un ímpetu epistolar ejemplar que le comunicaba con familiares de aquí y allá como el único medio para estar al tanto de los nuestros... “El Alzheimer le robó aquella capacidad tan fabulosa de poner en un papel los sentimientos. Aquello me dolió especialmente. Ahí está todo escrito, con la piedad y el afecto de siempre”.

Dicen que a los poetas les obsesiona la muerte, pero la muerte en Pedro Sevilla es un paso inevitable que nos conduce a amar la vida. Por ello nos dice que “La vida es maravillosa porque existe la muerte. Si la muerte no existiera nada de lo que vivimos tendría sentido. No se puede amar algo invariable; uno ama a un ser humano porque está vivo, porque late y se va a morir. Mi libro es un canto a la vida a través de la muerte, que está ahí como paso ineludible pero que hace que nuestra vida sera maravillosa, intransferible y personal. Cada ser humano es distinto, no habrá nadie nunca como nosotros”, reflexiona Pedro Sevilla mientras apura el café y reconoce que cada vez escribe más en prosa por su necesidad de explicar las cosas, teniendo en cuenta que “la poesía es el extracto de un sentimiento, pero no una historia”.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Ayuntamiento quiere recuperar de nuevo el molino de La Molina
chevron_right
Cuentacuentos para fomentar el hábito de la lectura entre los niños