Actualizado: 14:17 CET
Miercoles, 13/11/2019

Arcos

Motor Arcos, a la vanguardia

El concesionario Renault-Dacia presenta el Nuevo Clio, que alcanza ya la quinta generación de un mito del mundo del motor

Presentación del nuevo Renault Clio en Arcos.

1

Presentación del nuevo Renault Clio en Arcos.

2

Presentación del nuevo Renault Clio en Arcos.

3

Presentación del nuevo Renault Clio en Arcos.

4

Presentación del nuevo Renault Clio en Arcos.

5

Presentación del nuevo Renault Clio en Arcos.

6

Presentación del nuevo Renault Clio en Arcos.

7

Motor Arcos, concesionario Renault-Dacia, acaba de presentar la quinta generación del Clio,  un icono lanzado por primera vez en 1990 que acumula ya más de 15 millones de unidades comercializadas en todo el mundo, más de un millón de ellas en España.

No ajeno a la evolución constante del mundo del motor, la empresa familiar se toma este hecho como un acontecimiento que quiere compartir con sus miles de clientes de Arcos y la comarca, de ahí que sus instalaciones en la avenida Miguel Mancheño se convirtieran una vez más en un auténtico escaparate de los nuevos modelos del Clio, dando la opción a clientes e interesados de probarlo ‘in situ’ para demostrar que el nuevo Clio es más que un coche...

Motor Arcos contó con el apoyo del Ayuntamiento representado por su alcalde, Isidoro Gambín, y su primera teniente de Alcalde, María José González, para dar un toque institucional a una jornada que forma parte de la historia de la empresa; ocasión en la que el gerente de Renault en la ciudad, Manuel Vázquez, enalteciera las principales características y virtudes del nuevo Clio, un vehículo tan competitivo desde diversos puntos de vista como atractivo a los ojos del consumidor por los notables avances que presenta.

Efectivamente, el nuevo Clio es un turismo de diseño muy atractivo que ha experimentado una completa revolución interior y la introducción de numerosas innovaciones tecnológicas, entre las que destacan la motorización hibrida E-Tech o el sistema de ayuda a la conducción Highway and Traffic Jam Companion, primera etapa hacia el vehículo autónomo. Tras casi tres décadas de éxito, Clio se presenta en Arcos en un momento de gran aceptación del modelo, ya que las ventas de la cuarta generación han aumentado sistemáticamente desde 2012, año tras año, a nivel mundial, europeo y también en el mercado español.
El usuario ha encontrado de forma tradicional en el Clio un ejemplo de diseño que supera con creces a los criterios de  precio, para dar preeminencia a la tecnología, a la vanguardia. Otra característica histórica de Clio en nuestro país ha sido contar con la edad media más joven de su segmento.

Un coche totalmente renovado
Para seguir cumpliendo con su tradición, el nuevo Clio llega con un diseño muy atractivo, donde el cien por cien de las piezas exteriores son nuevas, con un interior completamente renovado donde calidad, funcionalidad, espacio y ergonomía crean un nuevo standard en el segmento. El conjunto viene acompañado de un nutrido compendio de tecnologías innovadoras, pensadas para ser útiles al conductor y a los ocupantes. Desde motorizaciones renovadas, eficaces y poco contaminantes en gasolina y diésel hasta el innovador motor híbrido E- Tech que representa lo más avanzado de su categoría.

Nuevo Clio también viene equipado con lo último en materia de conectividad y con el novedoso sistema de ayuda a la conducción Highway and Traffic Jam Companion, que combina tres prestaciones: el regulador de velocidad adaptativo, el Stop&Go y el asistente de centrado en la vía, conformando la primera etapa hacia el vehículo autónomo.


Finalmente, Nuevo Clio, que incorpora una completa serie de 12 ADAS, se ha hecho también merecedor de las cinco estrellas del organismo EuroNcap, donde ha obtenido, además, la nota más alta en protección infantil. Con estos avances tecnológicos, quién podría resistirse al Nuevo Clio.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Tres Caídas coloca la primera piedra de su futura sede social
chevron_right
El Arcos reacciona pero se viene de Rota sin puntuar