Actualizado: 14:52 CET
Domingo, 16/06/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Arcos

Arcos en Común devuelve 16.200 euros del grupo municipal

La agrupación de electores no ha gastado el 60 por ciento de su asignación de cuatro años y pide que el dinero sea empleado en una auditoría

  • La portavoz y concejala del grupo, Susana Pérez, ha tramitado en el banco la devolución del dinero.

Arcos en Común ha devuelto esta semana al Ayuntamiento de Arcos un total de 16.200 euros del dinero asignado al grupo municipal que no ha gastado en el presentes mandato que ahora termina. A pesar de que hace semanas anunció oficialmente la disolución de la agrupación de electores que logró llegar al Pleno municipal en 2015, exige al equipo de Gobierno que invierta esa cantidad en una auditoría que arroje la situación económica real del Ayuntamiento.

“Cuatro años después, aún recuerdo como si fuera hoy el primer pleno de la legislatura que justo ahora llega a su fin. Arcos en Común llevó su primera propuesta plenaria, en la que se proponía al equipo de Gobierno eliminar los cuatro cargos de confianza, redefinir los sueldos y bajar al mínimo las asignaciones presupuestarias a grupos políticos (lo que suponía un ahorro de 700.000 euros en toda la legislatura). Ese pleno sentó un precedente de lo que ya todos sabíamos, Arcos en Común no era llave de gobierno, ni muletilla de nadie ni de nada. PSOE y PP ya habían hablado con anterioridad, y para sorpresa de todos PSOE propuso el incremento de las asignaciones de grupos políticos, a lo que el PP dio su abstención, así como a todas las propuestas del PSOE sobre retribuciones salariales”, señala Arcos en Común en nota pública.

“Existe un gran desconocimiento sobre las asignaciones presupuestarias a grupos políticos. La ley establece una cuantía fija por grupo y otra variable según el número de concejales. Con la propuesta del PSOE eso suponía y ha supuesto un ingreso para cada grupo municipal por mes de: PSOE 3.300 euros, PP 2.100, Ai-Pro 1.500 euros y Arcos en Común 600, durante cada mes de cada año del presente mandato”, señala el informe del grupo.
Hasta la fecha, han sido abonadas un total de 45 mensualidades a falta un trimestre aún. “Y dirán: ¿y para qué es todo ese dinero?, ¿ en qué se lo gastan?, ¿dónde se rinde cuentas?... Pues esta es una de las grandes incógnitas del oscurantismo político en la gestión de lo público”, se teme la agrupación de electores.

La Ley solo establece ciertos límites en el uso de esas cantidades, como que exclusivamente sirvan para funcionamiento del grupo municipal: gastos de material de oficina, contrataciones de servicios profesionales, gastos de difusión de información a la ciudadanía, organización de jornadas o cursos de formación relacionados con la labor municipal, desplazamientos o algún tipo de dietas a los miembros del grupo municipal.

En el caso de Arcos en Común, aseguran que han velado siempre por emplear el dinero responsablemente y conforme a la Ley. “Si ajustan la cuentan son cifras desorbitadas, aunque legalmente establecidas. El único órgano garante de exigir cuentas es el Pleno. Nunca en la historia de Arcos, el Pleno municipal ha exigido rendición de cuentas a los grupos municipales, ya que el propio Pleno está formado por los propios grupos municipales. Solo la buena voluntad y el compromiso real por la transparencia y la gestión eficiente y responsable podría permitir algo así”, argumenta Arcos en Común.

Su hasta ahora portavoz y responsable local, Susana Pérez, manifiesta que “quedan pocos días para que mi responsabilidad política como concejala, portavoz y única miembro del grupo municipal Arcos en Común llegue a su fin, y como tal, lo que me correspondía ahora era devolver lo correspondiente a esas asignaciones presupuestarias que Arcos en Común no ha utilizado. 16.200 euros, el 60 por ciento del total percibido, que desde la responsabilidad política devolvemos a las arcas municipales, con la esperanza de que sean empleados de la mejor forma”.


La misma asegura ser consciente de que “la voluntad política lo es todo, y de ahí que hacemos un llamamiento al nuevo equipo de Gobierno que entre para que este dinero sea empleado en la tan necesaria auditoría de la deuda, ya que la interventora múltiples veces ha indicado que es importantísimo hacer una depuración de resultas”.

Por último señala que “creemos que todos y todas las arcenses tenemos derecho a conocer realmente cómo y en qué se ha empleado nuestro dinero, y 16.200 euros es una cantidad suficiente para contratar a una consultora externa que realice esta labor. La falta de dinero ya no puede ser excusa”, concluye el comunicado de Arcos en Común.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Abierta al tráfico la calle Santo Tomás de Aquino de Jédula
chevron_right
Ciclo de música clásica de la mano del Conservatorio de Arcos