Actualizado: 13:50 CET
Jueves, 23/05/2019

Arcos

Un viaje de 13 horas y 1.200 km debilitó el juego del K.P. Arcos

Discreta actuación de los palistas arcenses en Banyoles

  • El Sub-21 acusó en Bañolas la fatiga de un viaje extenuante.

Las cosas no salieron como estaban previstas en el interminable desplazamiento a Bañolas (Girona) de los equipos sénior y sub-21 del C.D. Piragüismo Arcos, con el que se iniciaba el segundo torneo de la Liga Nacional de kayak polo 2019. El equipo absoluto, al no contar con jugadores que entrenen  juntos con normalidad para conseguir un mayor rendimiento y  quedar encuadrado en un grupo muy potente, acusó su falta de compenetración y de automatismos,  lo que le privó de lograr un puesto digno cayendo hasta el penúltimo lugar del torneo y de la general, pero convencido de que la reacción se producirá de inmediato.

Por su parte, el sub-21 encajó su primer mazazo al no irrumpir lo bastante ‘enchufado’ en el choque de debut ante los anfitriones del Banyoles (3-7), y trataron de sobreponerse y recuperarse  del cansancio del viaje a Cataluña ante Burriana, pero los castellonenses se mostraron inalcanzables (2-12). Algo le faltaba a la escuadra arcense, ya que anduvo desorientada y sin un referente claro en la dirección técnica desde el banquillo, al no poder asistir su entrenador habitual Víctor Mateos. Al quedar fuera de la lucha por el podio, se enfrentó a Vallehermoso-Retiro por el quinto puesto, al que venció por un aplastante 12-3 que le otorga la tercera plaza de la general de la liga.

Este fin de semana se juegan en Burriana (Castellón) los torneos de Segunda y Sub-16, donde los arcenses aspiran al podio y al oro, respectivamente. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Las cadetes se sitúan las primeras de su grupo
chevron_right
Pepe y Paola suben al podio en Estella