Actualizado: 19:47 CET
Jueves, 21/03/2019

Arcos

Amargo final para el Arcos C.F. en Lucena tras hacer lo más difícil

Quique Roldán camufló las carencias de su equipo frente a un agresivo y disciplinado Arcos

  • Los arcenses se arremolinan en torno a Maqui, autor del gol que empataba a uno el encuentro.

C. de Lucena    3
Arcos CF           2

Ciudad de Lucena:  Sillero, Carmona (Erik, 61’), Núñez, Curro Pérez, Manolo León, Ale Rivero, Torralbo (Manu Reina, 76’), Mario Ruiz, Iván Henares (Diego Sánchez, 27’), Quique Roldán y Marwan.

Arcos: Iván; Javi Rodríguez, Nico, Molina, José Antonio; Alberto Durán, Maqui; Sergio Ramírez, Rafita (Caballero, 65’), Adri Romero; y Álvaro González (Román, 70’).    

Goles:
1-0 m. 21: Quiqe Roldán
1-1 m. 52: Maqui
1-2 m. 55: Sergio Jiménez
2-2 m. 80: Marwan
2-2 m. 92: Manolo León

Árbitro: Ángel Navarro Galera (Jaén). Amonestó a los locales Iván Henares, Mario Ruiz, Marwan y Manolo León, y expulsó al entrenador Diego Caro en el min. 92;también amonestó a los visitantes Iván López, José Antonio, Molina y Román.

Incidencias: Estadio Ciudad de Lucena. Unos 600 espectadores.
 

Jesús Espinar

Aroma de partido clave. La primavera está a la vuelta de la esquina y nada mejor que una posición alejada del abismo del descenso para afrontar la recta final. Con esa tesitura se encontraron en tierras cordobesas el Ciudad de Lucena y el Arcos C.F. Al conjunto dirigido por Pepe Bermúdez no le irrita jugar a domicilio. Ejecutó un atrevido planteamiento basado en una férrea presión fusionada con un vertiginoso contraataque que hizo estragos en la zaga celeste durante bastantes tramos del partido.

Los de Diego Caro fueron anestesiados con la expoliación de una posesión que desembocó en varias ofensivas sin culminar o en centros turbios. De la segunda variable nació en el minuto 20 el saque de esquina que iba a abrir el marcador a favor de los locales. Quique Roldán dirigió hacia la red el disparo de un Iván Henares que acomodó en el interior del área el envío de Mario desde el banderín.

Llegados al hemisferio de la primera mitad, Iván Henares abandonó el tapete por problemas musculares. El ingreso de Diego no sofocó las internadas visitantes que, a pesar de caracterizarse por su intermitencia, extendían sobre el graderío una sensación continua de intranquilidad.

Tras el paso por vestuarios, el control arcense se materializó en menos de cinco minutos. El primer protagonista de este acto fue Maqui, quien conectó con su pie diestro un centro preciso desde el costado izquierdo; mientras que el segundo fue Sergio Jiménez a la salida de un córner. Tras un saque en corto se adentró en el área y, con un toque de fortuna propiciado por un defensor celeste, logró la ventaja para su equipo.

Los de Bermúdez retrasaron líneas y se acomodaron en campo propio, a lo que se sumó el ansia de revancha local y la renovación del carril derecho con Erik y Manu Reina, lo que provocó un inmediato asedio.

La última fase del partido no podía empezar mejor: una jugada bien trenzada de Marwan que, colocado en la frontal, proyectó hacia el área un potente centro que colisionó en el despeje hacia su propia portería de la zaga rival. Faltaban diez minutos para consumar la remontada y los jugadores junto a la grada creyeron en ello. Fueron los mismos que saltaron de alegría cuando Manolo León mandaba su trallazo a la esquina inferior de la portería custodiada por Iván. El único que no pudo celebrarlo en el campo fue Diego Caro, expulsado minutos antes por introducirse en el terreno de juego.
La victoria no solo significa tres puntos, sino la ventaja del gol average frente a un rival directo y un triunfo llegado en el descuento y que ahora se lo devuelve en forma de un dulce desenlace.

“Un empate habría sido justo” (Zona mixta, Pepe Bermúdez, entrenador del Arcos C.F.)

 “Siempre digo que para mí en el fútbol no existe la justicia, pero un empate hubiese sido lo más justo. El Lucena ha tenido la posesión y ha centrado muchas veces, pero ha creado pocas ocasiones de gol. Nosotros tuvimos en la primera parte tres o cuatro llegadas, con centros y tiros, y mi portero no paró ninguna. En la segunda parte, el Lucena ha tenido más empuje y ha llegado por fuera, pero con muy pocos lanzamientos a puerta. Sabíamos a lo que veníamos y teníamos el partido controlado. Es verdad que ellos tocan y tocan y que sin tirar a puerta en toda la primera parte, se van al descanso con 1-0. En la segunda parte, conseguimos darle la vuelta jugando por fuera para buscar centros, pero cuando compites en Tercera División y haces tantos regalos es muy difícil mantenerse. Llevamos diciendo esto desde hace mucho tiempo. En la segunda parte ya no estuvimos tan frescos como en la primera, ya no llegábamos a las ayudas o lo hacíamos tarde. El Ciudad de Lucena tiene mucha calidad y la entrada de Manu Reina junto a Erik nos ha hecho mucho daño porque José Antonio estaba muy cansado y no hemos puesto lo que teníamos que poner para tapar las subidas por esa banda, la zona por donde han llegado unos goles que no nos puedn hacer”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Gambín asegura que “existe un antes y un después” con la Jefatura
chevron_right
Manuel Campo Vidal presenta en Arcos su libro 'Eres lo que comunicas'

¿Cansando de leer noticias?

Andalucía Información pone a disposición de sus lectores un servicio gratuito de lectura dictada. Entra en cualquier noticia y pincha sobre el botón rojo que hay debajo de la foto.