Actualizado: 12:12 CET
Miercoles, 20/02/2019

Arcos

Giráldez marca y el Arcos rasca bola en La Menacha

Los arcenses blindaron su área impidiendo que el Algeciras jugase con comodidad

Giráldez acertó a rematar un balón bien servido desde la izquierda para poner al Arcos en ventaja.

1

Abubakar cabecea el córner botado por el exarcense Javi Zafra poniendo las tablas en La Menacha.

2

Algeciras CF    1
Arcos CF          1

Algeciras:  Romero, Dani Gallardo (Pablo Ganet, 62’), José Carlos, Pablo De Castro, Álvaro Benítez (Zafra, 75’), Borja Vicent, Juanjo, Iván, Abubakar, Pipo (Eric Samé, 51’) y Antoñito.

Arcos: Iván López; Álvaro Ramírez, Nico Canavesio, Molina, José Antonio; Alberto Durán; Maqui, Caballero; Sergio Jiménez (Javi Rodríguez, 77’), Borja (Adri Romero, 88’); y Giráldez (Román, 64’).  

  Goles:
0-1 m. 35: Giráldez
1-1 m. 82: Abubakar

Árbitro: Santiago Santizo Álvarez (Sevilla). Por el Algeciras amonestó a Pipo y Zafra; y por el Arcos C.F. a Sergio Jiménez, Alberto Durán, Borja y Maqui.

Incidencias: Estadio municipal Nuevo Mirador. Unos 1.200 espectadores.

El Arcos obtuvo su tercer empate consecutivo -los dos anteriores sin goles-, al firmar tablas a un tanto con el Algeciras en el Nuevo Mirador y, al menos, encadena tres jornadas sin perder acumulando un punto de los que valen su peso en oro en el mismo escenario de donde el Arcos se trajo sendos empates en las temporadas 2016-17 y 2017-18, pero donde no ha ganado nunca. A simple vista, el partido recordó al jugado en Chapín ante el Xerez D.F.C., en el que  los de Pepe Bermúdez sorprendieron a los de casa con una tela de araña que se le adhería al rival impidiéndole maniobrar a gusto y con comodidad, ofreciendo una imagen de equipo sólido y ordenado, que no pierde la compostura ni el sitio por muy mal dadas que vengan y siendo capaz de desplegarse con la elasticidad suficiente como para inquietar a los albirrojos tal como sucedió en Jerez, con la diferencia de que en esta ocasión se adelantó en el marcador por medio del sevillano Giráldez, lo que le dio mayor margen para poder administrar el tanteador a favor y los tiempos del partido. Lástima que la capacidad ofensiva visitante no sea más poderosa como poder sentenciar la contienda en un par de contras, que hubiesen cerrado el partido en favor de los serranos.

El Algeciras rescató un punto en uno de sus arreones finales y en una jugada a balón parado, lo que siempre resulta doloroso para un Arcos que gusta de anular bien la estrategia del rival. El cuadro albirrojo lo dio todo, especialmente en la segunda parte, ante  un cuadro arcense al que le valió defender con orden para haber podido hasta ganar.

Aunque en la primera parte el control del balón fue albirrojo, apenas un tiro de Juanjo (10’) y un doble remate de Iván y Borja Vicent (26’) fueron el balance ofensivo de los locales. En cambio, la zaga local dio muestra de debilidad en el gol del Arcos, ya que primero no llegó al remate Caballero, pero sí Giráldez. Dos opciones en una misma jugada es algo difícil de explicar en una zaga como la algecirista.

La reanudación pudo haberse convertido en una pesadilla, ya que el Algeciras se estrelló contra el muro arcense durante la mayor parte de la misma. Abubakar, José Carlos y Eric Samé gozaron de ocasiones, pero no acertaron. Luego, Abubakar, Samé y Ganet volvieron a probar a Iván antes de que Abubakar marcara un córner botado por el  exarcense Zafra. Los locales se entregaron, pero no llegaron más allá porque el Arcos blindaba su área y había que estar muy acertado y preciso para filtrar una entrega al pie o fabricar una pared que rompiese el entramado arcense, lo que no logró el Algeciras casi nunca. El cántaro fue tanto a la fuente ante el repliegue visitante que alguna tenía que cuajar, yéndose al limbo el sueño del Arcos de ganar por primera vez en Algeciras.

“Hemos llegado muy cascados” (Zona mixta, Pepe Bermúdez, entrenador del Arcos)

“Mantengo lo que dije en Chapín: venir al Nuevo Mirador y creer que no vas a sufrir es equivocarse, al menos es mi punto de vista. El Algeciras tiene muy buen equipo y muy bien trabajado, técnicamente muy bueno y que sabe a lo que juega. El sufrir aquí en Algeciras es algo que habíamos trabajado durante la semana pero, a diferencia de lo que ocurrió en Chapín, hemos tenido la suerte de ponernos por delante en nuestra primera aproximación y poder jugar con todo eso, es decir, con la ansiedad del equipo local. También es cierto que, físicamente, llegamos al partido muy cascados y arrastrando los dos meses que llevamos sin entrenar en condiciones, con 18 o 20 jugadores de campo en vez de con diez u once, físicamente no puedes trabajar a todos por igual y es algo que estamos notando en varios jugadores, que están muy cascados. En los últimos 20 minutos había algunos que no estaban. A eso se une que hay futbolistas que trabajan. Es lo que tenemos y lo que debemos mejorar ya que hemos sido capaces de traer refuerzos. Hemos gestionado la ansiedad de un Algeciras que se ha dedicado a colgar balones en muchos de sus ataques y no era fácil para Nico o Molina despejar centros laterales, pero estoy súper contento”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La marcha por la recuperación de la laguna de La Janda fue un éxito
chevron_right
Arcos inicia año con bajada del paro en 28 personas