Actualizado: 19:42 CET
Martes, 22/01/2019

El jardín de Bomarzo

Crónica de los sentidos

Publicado: 21/12/2018 ·
09:50
Actualizado: 21/12/2018 · 09:50

La más que improbable repetición de las elecciones andaluzas beneficiaría a PSOE, que movilizaría todo lo que no hizo el 2D para frenar a la derecha, y a VOX

  • El jardín de Bomarzo.

La brutal expresión con la que el pueblo andaluz ha destrozado el escenario político ha elevado a su máxima expresión algunos de los dieciséis sentimientos con los que el ser humano convive, imposible sería por otra parte vivir siempre instalado en el mismo. Sería insoportable estar siempre enfadado agradecido o impaciente o envidioso y se es más feliz cuando uno viene de estar triste, tal vez por eso los sexólogos apuntan a que el nirvana del orgasmo se alcanza tras una fuerte discusión sin especificar, claro está, cómo se hace para animarse a desfogar estando cabreado -o cabreada-. En todo caso, si las caras son el espejo de las almas, éstas andan muy revueltas estos días por los pasillos de unas instituciones públicas consternadas ante lo inesperado porque de pronto el pueblo andaluz ha llenado las urnas con la palabra cambio y éste se dará porque los juanes, Moreno y Marín, saben que la alternativa a eso es el negro abismo. Juanma, entre eufórico y optimista, y Marín, muy satisfecho de haberse conocido, se organizan frente a una Susana Díaz indignada y poco propensa a la autocrítica y que estos días se los pasa reuniéndose con las provincias para analizar, pedir unidad, culpar de casi todo a Madrid y a Pedro Sánchez y a centrada como próximo objetivo en las municipales para conservar el máximo posible de ayuntamientos y, de ellos, unas diputaciones sobre las que construir la reconquista.

La más que improbable repetición de las elecciones andaluzas beneficiaría a PSOE, que movilizaría todo lo que no hizo el 2D para frenar a la derecha, y a VOX, a quien votarían no solo los que ya lo hicieron sino aquellos que a diario se unen al extremo movidos por todos aquellos que se pasan el día haciéndoles publicidad -nunca antes hizo una campaña promocional política tan barata para el beneficiario...-. Los perjudicados, por tanto, serían PP y Ciudadanos y como lo tienen tan claro la cuestión es darle forma a ese acuerdo ya medio cerrado para llegar al 27 de diciembre con los deberes hechos.

Durante estos días han avanzado en el que llaman acuerdo programático focalizado en ochenta puntos, de los cuales una veintena pactarán ponerlos en funcionamiento los primeros cien días de gobierno para trasladar a la ciudadanía ese ambiente de cambio con que se quiere presentar al nuevo gobierno. De ellos, por ejemplo, una comisión de investigación para la Faffe, la oficina contra el fraude que persiguiera Cs esta pasada legislatura, la nueva ley de la FP y una auditoría que refleje el estado contable de la Junta en su conjunto, que evidentemente tardará más de cien días en estar hecha pero que se iniciará nada más se inaugure el nuevo gobierno. Todo ello salvando antes el escollo que supone para el PP eliminar los imputados que están en sus filas, caso del ex alcalde de Mijas y sobre todo de los cuatro imputados de Granada, y la eliminación de los aforados, que los popularespretenden colgar de una cuerdo nacional mientras que la formación naranja lo quiere vincular a este acuerdo andaluz. 

Pasada esa frontera cerrarán un pacto de gobierno que, en principio, depara la presidencia de la mesa del parlamento para Cs -la almeriense Marta Bosquet se perfila para ello- y la de la Junta para un Juanma Moreno que de este modo salva el corte, su corte, en la misma línea de meta, dejando la vicepresidencia y las consejerías de presidencia, educación y universidad -se juntarían así-, turismo y deporte y medio ambiente para la formación que lidera Juan Marín, mientras que la presidencia, economía y hacienda -ésta también la quiere Cs-, justicia, igualdad, sanidad y agricultura serían del dominio de los populares, que han intentado establecer una doble vicepresidencia para Elías Bendodo, que dejaría la presidencia de la diputación de Málaga, pero que se han topado con la firme negativa de su inminente socio de gobierno por cuanto de bicefalia tendría este organigrama.

A partir de ahí, los nombres. Nadie sabe bien la cifra de personas de confianza y cargos de libre designación que cesarán, aunque muchos los sitúan entre cuatro y cinco mil -una barbaridad-. Bien es cierto que buena parte de ellos tienen su plaza dentro de la propia Junta y a ella volverán una vez cesados, y aunque ambas formaciones repitan hasta la saciedad que no cubrirán estos cargos o que lo harán con el propio personal cualificado de la propia institución todos son conscientes que la estructura política se hace ofreciendo puestos y todo un ejemplo de ello ha sido este PSOE a punto de abandonar una Junta que ha tenido bajo su mando durante nada menos que 36 años.

En el PP en general se respira, por otra parte, grandes dosis de impaciencia ante los inminentes nombramientos porque muchos son los cargos que de pronto han de repartir y tantos o más los pendientes a cómo se reparten -en cada café, tertulia o reunión de más de dos del PP es el tema preferido; las quinielas circulan a lo grande-. Pepe Ortiz, que se mantiene en el senado tras su sorprendente dimisión como parlamentario electo por Cádiz, podría optar a algún puesto relevante en la nueva Junta y/o a la presidencia provincial de su provincia si Antonio Sanz la abandona respetando el acuerdo vía Madrid al que llegó en su día o siendo ahora nombrado consejero; el alcalde de Vejer tiene una condena firme que contra él ha dictado un juzgado de Cádiz interpuesta por FCC pendiente solo de que se publique su ejecución. En todo caso, Ortiz filtró a Pilar Pintor su dimisión argumentando que le esperaba un puesto relevante en Madrid, cosa que parece que no, y en su partido empiezan a no tomarle demasiado en serio ante tanto vaivén frente a un Antonio Sanz curtido, experimentado, estratega y que sabe que esto da más vueltas que un tiovivo.

La venganza es un sentimiento que en su extremo puede no dejarte vivir, quizás es de los peores. Aunque lo sientas, no necesariamente hay que llevarlo a cabo. Algunos la sirven fría, como la vichyssoise, aunque lo habitual es que se apodere de uno cuando la alta temperatura domina cuerpo o mente. Es relativamente habitual en política y se da cuando un grupo alcanza el poder sobre otro y es entonces cuando brota como las flores en primavera.

Resulta difícil no sentirlo estos días cuando uno se imagina las horas de cautiverio sufridas por esa joven asesinada por alguien que no merece estar bajo la el paraguas de la condición humana y que, en todo caso, es un ejemplo de lo muy malo que un humano puede llegar a ser. Y entonces la prisión permanente parece poco para alguien que como poco merece el apedreamiento en plaza pública, al menos eso sentirá el padre o la madre de esa joven que tuvo la mala suerte de cruzarse con el maligno. 

En cambio, el amor y el afecto son sentimientos que reflejan el estado de felicidad que nos produce la Navidad, una más. Caen como chuzos, amigos todos. Es bonito disfrutar del ambiente y de las personas que te dan calor. Por todos y para todos, con cristal del fino y espumoso del caro, no seamos rácanos, brindo hoy con especial sentimiento por todos los que hasta aquí tuvieron a bien llegar. Feliz Navidad.

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Bomarzo

Bomarzo y sus míticos monstruos de la famosa ruta italiana de Viterbo en versión andaluza

El jardín de Bomarzo

Todos están invitados a visitar el jardín de Bomarzo. Ningún lugar mejor para saber lo que se cuece en la política andaluza

VISITAR BLOG
Publicado: 21/12/2018 ·
09:50
Actualizado: 21/12/2018 · 09:50
Publicidad Ai Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
'Un animal no es un juguete'
chevron_right
AxSí propone chiringuitos para dinamizar el Paseo de Andalucía