Actualizado: 00:21 CET
Jueves, 14/11/2019

Arcos

Zúñiga cuelga las botas y deja el fútbol con 37 años

El centrocampista dio muestras de su sencillez en su adiós al deporte rey

  • Zúñiga fue manteado por sus compañeros como sincero homenaje a uno de los grandes del fútbol local.

El paso del tiempo nos afecta a todos y a los grandes jugadores, también. El eterno capitán del Arcos C.F., Dani Zúñiga, ha colgado las botas a los 37 años. Ahora ya se puede decir que los 12 minutos más los cinco del descuento del partido que el Arcos jugó en la calurosa matinal del domingo 16 de septiembre contra el Xerez D.F.C. fueron los últimos 17 minutos oficiales que el futbolista del Camino de las Nieves ha disputado con el equipo de su vida, el Arcos, en el que ha llegado a militar cerca de 20 temporadas incluyendo su etapa como jugador en formación. Zúñiga saltó a la actualidad en la etapa como entrenador arcense de Miguel Ángel Rondán, cuando presidía el club Cristóbal Martín. Juntos sacaron al Arcos del ostracismo y del pozo de la regional más profunda para llevarlo a la Preferente y a la Primera Andaluza, categoría que se estrenó en la temporada 2004-05 y en la que el Arcos fue el primer campeón. En Tercera División (2005-06), el conjunto arcense llegó a rozar con la yema de los dedos su primer ascenso a Segunda B,  donde Zúñiga se consagró como una de las estrellas más resplandecientes de la historia del Arcos C.F., lo que le llevó a fichar como futbolista profesional por el Xerez C.D. en la temporada 2007-08, militando en Segunda División A. Luego recaló en el Racing Club Portuense, del grupo IV de la Segunda B, donde jugó 17 partidos (12 como titular), coincidiendo con Zurdo, Sanlúcar, Jorge Herrero, Sergio Narváez, etc. De ahí regresó al Arcos, en donde ha permanecido hasta ayer mismo completando más de 350 partidos como futbolista.

Zúñiga ofreció el martes una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por todos los estamentos del club, incluido el presidente, cuerpo técnico, auxiliares y la plantilla de jugadores al completo, sintiéndose querido y acompañado y en uno de los momentos más difíciles de su vida deportiva, el día del adiós a la práctica futbolística, y en la que señaló que tenía ya una edad en la que “debo tener cautela y dejar  el fútbol aunque puedo rendir todo lo que yo quiera y más, pero el trabajo en Málaga requiere que me vaya. Llevaba un mes barajando la oferta laboral y no podía rechazarla. Se lo había comentado a algunos directivos y al míster y ya he dado el paso al frente”. Zúñiga insistió en que es algo definitivo y destacó como hitos principales en su trayectoria “las dos liguillas que jugué con el Arcos, que fueron muy bonitas y en las que estuvimos a punto de ascender. Espero que esta sea la definitiva”.  

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Finaliza la obra de seguridad vial en el cruce del embalse de Bornos
chevron_right
Y se hizo la luz en la Feria