El Arcos baja a la tierra en una pobre segunda parte

Publicado: 10/09/2018 · Manuel Galvín
La derrota en Lebrija es la primera de la actual temporada tras un buen comienzo
U.B. Lebrijana    1
Arcos C.F.           0


Lebrijana: Iván Ares; Juanma (Iván Álvarez, 10’), José María, Juande, Benítez; Alaim, Sosa (Peli, 80’); Lúa, Panadero (José Carlos, 89’), Ranchero; Roberto.

Arcos: Isi Jareño; Álvaro Ramírez, Nico Canavesio, Benítez, Molina (Ocaña, 75’); Bugatto, Maqui, Caballero; Borja (Sergio Jiménez, 64’), Álvaro González (Cuenca, 64’) y Legupín.

Gol:
1-0  m. 54: Panadero

Árbitro: Manuel Camacho Garrote (Córdoba). Amonestó a Benítez, Iván Álvarez, Lúa y Juande, por los locales; y a Álvaro Ramírez, Nico Canavesio y Caballero, por los visitantes.

Incidencias: Tercera jornada. Estadio municipal de Lebrija. Unos 800 espectadores.

Francisco Javier Panadero Pérez, un ubriqueño de solo 20 añitos procedente del Chiclana C.F., donde la pasada temporada firmó 13 goles, fue el verdugo del Arcos en la tercera jornada del campeonato liguero, a la que llegaba invicto y con dos victorias en su casillero. ‘Pana’, como también se le conoce en el mundillo del fútbol, fue el elemento que revolucionó el juego directo y de velocidad que imprimió el conjunto sevillano a lo largo del encuentro. Los de Pepe Bermúdez supieron controlar las acometidas ofensivas de su rival, sobre todo en la primera parte,  y tanto los extremos locales (Lúa y Ranchero) como su hombre-punta, Roberto, gozaron de muy pocas opciones, bien amarrados por la zaga arcense, donde destacó en el juego aéreo el argentino Nico Canavesio, impidiendo con su firmeza que la Balompédica se pusiera por delante. Solo Roberto tuvo una oportunidad clara de marcar dentro del área y a la media vuelta  en el minuto 29. Por su parte, el Arcos controlaba el partido con su buen juego combinativo y llegaba con cierta facilidad al portal de Iván Ares en triangulaciones y paredes. La mejor ocasión visitante se produjo en el minuto 31 a cargo de Legupín, que en una buena combinación con Caballero, estrelló el balón en el larguero. El rechace le llegó a Álvaro González, que no acertó a rematar la jugada para poner a su equipo por delante. En el minuto 36, otra jugada arcense la culminó Caballero disparando a portería casi a placer, pero el central José María taponó el lanzamiento despejando el peligro. Así se llegaba al descanso, con un Arcos más o menos en la línea de jornadas anteriores y una Lebrijana que no encontraba su sitio.

La reanudación fue otro cantar. Joaquín Hidalgo apretó a los suyos para que pusiesen más agresividad en cada acción y, sobre todo, que buscaran la espalda de la defensa del Arcos con desplazamientos largos y aperturas a las bandas (Lúa y Ranchero), que con espacios por delante mostraron su gran velocidad. Los de Pepe Bermúdez no estaban cómodos en el campo y en vez de aprovechar su dominio del balon mediante largas posesiones hasta encontrar el camino hacia la portería contraria, se empeñaban en hacer la guerra por su cuenta, muriendo en las inmediaciones del  área rival en cada intentona. Bermúdez volvió sobre sus pasos en los cambios introducidos en el once inicial respecto a la segunda jornada, donde el quipo estuvo casi perfecto, quitando a Borja -que no se encontró a sí mismo en la banda derecha-, por Cuenca, al punta Álvaro González  -dando entrada a Dani Cuenca-, y volvió a meter a Ocaña en el lateral zurdo para que se asociara con Legupín, como en Bornos. Incluso mandó arriba a Maqui como referente del ataque arcense, una solución que tampoco dio resultado. Solo en el 83 hubo opciones de empatar a cargo de Bugatto, pero su tiro se fue alto por poco.

“En un despiste han hecho el gol” (Zona mixta, Pepe Bermúdez, entrenador del Arcos C.F.)
"El balance es negativo porque nos dejamos tres puntos, pero positivo en cuanto a la aptitud y el trabajo de los míos porque en el último minuto del partido estábamos pisando el área contraria intentando buscar el empate. En un despiste nos han hecho el gol. El cambio de Molina por Ocaña en el lateral zurdo era para anular la mejor baza ofensiva que, en mi opinión, tiene la Lebrijana, el extremo Lúa, ya que Pablo tiene un perfil más defensivo que Jesús. Luego lo hemos cambiado porque Lúa estaba muy cansado y lo que intentamos fue que Jesús llegase por su banda para sacar centros y aproximaciones. El desplazar a Borja al costado derecho es porque Álvaro González es muy fuerte en los duelos individuales, uno-contra-uno, juego aéreo y se suele fajar mejor, no porque haya habido problemas durante la semana o porque los chavales no se merezcan jugar. El cambio de Jesús Ocaña es el que más ha llamado la atención porque ha hecho una pretemporada muy buena, al igual que Molina, pero están para eso. Luego seré yo el que decida quién juega de los dos. Zúñiga no estaba en la convocatoria porque su trabajo le impide entrenarse con normalidad. Esta semana no ha podido entrenar dos días y ese es el motivo de su ausencia.

Comentarios

© Copyright 2018 Andalucía Información