HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 13:25 CET
Miercoles, 15/08/2018

Arcos

Lo mejor de todo es que el Arcos se queda en Tercera

La décima derrota en casa iguala las de la 2007-08, la del último descenso. El Arcos enlaza siete temporadas seguidas en Tercera, un logro destacado

Este disparo de volea de Prieto fue desviado por el meta Javi en una gran intervención, uno de los destacados del Sevilla ‘C’.

1

Este disparo de volea de Prieto fue desviado por el meta Javi en una gran intervención, uno de los destacados del Sevilla ‘C’.

2

Los puntas sevillistas enciman a Manzano para impedirle progresar, con Joselito esperando el pase.

3

Los puntas sevillistas enciman a Manzano para impedirle progresar, con Joselito esperando el pase.

4

Arcos C.F.            0
Sevilla FC ‘C’      1

Arcos: Toni, Christian, gabi, Oca, Joselito (Melo, 74’), Manzano, Rubén Díaz (Zúñiga, 74’), Narváez, Maqui, Legupín y Prieto (Juan Gómez, 63’).
Sevilla C: Javi, Jaime, Checa, Trabazo, Candela, Álvaro Fernández, Paco, Vicente (Núñez, 68’), Luis García (Juan, 85’), Cera y Buben (Sergio, 90+2’). 

Goles:
0-1  m. 68: Luis García

Árbitro: Bewernick Galayo, Patrick Marvin (Granada). Amonestó a Joselito y Toni Lechuga, por los locales; y a Checa, Luis García y Bubén, por los visitantes.

Incidencias: 38ª jornada. Estadio municipal Antonio Barbadillo. Unos 400 espectadores.

El Arcos despidió la temporada 2017-18 con una nueva derrota en su feudo del Antonio Barbadillo, la décima de todo el campeonato, y firmando su peor actuación en casa desde que ascendió en el 2005. Habría que remontarse a la temporada 2007-08 para igualar tan nefasta estadística -10 derrotas-, un ejercicio futbolístico que acabó con el inevitable descenso de categoría, pero en el que, al menos, otros tres equipos igualaron en batacazos domésticos a los arcenses. Sin embargo, en esta y con peores números, los serranos han podido mantenerse a pesar de ser el equipo más goleado del grupo con clara diferencia sobre los demás. Las causas de este descalabro se sumergen en las innumerables circunstancias que han rodeado al equipo a lo largo de la temporada y, sobre todo, por la falta de confianza y estabilidad que mostrado la escuadra arcense, a la que los cambios incesantes han debilitado hasta límites inimaginables.

El partido frente al segundo  filial sevillista volvió a presentar los mismos parámetros que han regido las actuaciones de los blancos esta campaña. Parece que se ha mejorado un poco en aplicación defensiva e intensidad en el juego, aunque sin llegar aún a lo que se pretende que sea el equipo la próxima temporada, que sea un bloque compacto y rocoso que se haga fuerte en su propio campo y se pueda congraciar con sus seguidores para encarar otra temporada más en Tercera con menos sobresaltos. La derrota ante el Sevilla C es un tanto anecdótica visto lo visto en el campo ya que los de Bermúdez pudieron marcar en varias ocasiones claras -la mejor la tuvo Prieto en el 56 respondiendo el meta Javi con un gran desvío- y tampoco es que los visitantes pasaran por encima del Arcos como ha venido ocurriendo con demasiada frecuencia en el Barbadillo a lo largo del calendario. Es verdad que el equipo perdió la espalda en varios contraataques letales de los rojillos, pero se mantuvo el tipo hasta el último instante salvando situaciones límites en las que la zaga local corrió para atrás bastante más de lo debido ante un equipo mucho más joven y veloz que los blancos. Todo eso pertenece ya al capítulo de cuentas pendientes que tiene ante sí el nuevo responsable de la parcela técnica del club, Pepe Bermúdez, que conoce los males que aquejan al equipo y también -o eso esperamos-, la manera de solucionarlos. Aún es muy pronto para conocer tanto los planes del club respecto al organigrama técnico como a la configuración de la futura plantilla, pero Bermúdez ha introducido ya algunos retoques llamativos en el breve espacio de tiempo que lleva -entre otros, la titularidad de Legupín,  Narváez y Prieto y la variante ofensiva de Rubén Díaz por delante de la línea zaguera-, algo que no habíamos visto durante la etapa de Suárez, así como su irrenunciable apuesta por los jugadores más jóvenes, una constante del estilo del nuevo míster.

“Ahora empieza una nueva etapa” (Zona mixta, Pepe Bermúdez, entrenador del Arcos C.F.)

“A partir de ahora empieza una nueva etapa en la que iremos sentando las bases y poco a poco tendremos que ir dándole color y forma a la temporada 2018-19. Lo primero es que todos desconecten, tanto jugadores como directiva y aficionados y después nos sentaremos para hablar e ir ensamblando el puzzle. Al principio vi a los jugadores muy preocupados y decaídos pero el equipo se ha vaciado en cada entreno y ha trabajado fenomenalmente poniendo ganas y actitud, por lo que me voy muy contento. Hay que trabajar duro”.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluca Informacin