Actualizado: 12:46 CET
Viernes, 15/11/2019

Arcos

Absueltos los deportistas acusados de romper candados en caminos

La acusación no se personó en el juicio celebrado en Ubrique contra los corredores de la Ultra Trail 'Sierra del Bandolero'

El juicio fue ocasión para demandar la apertura de caminos usurpados.

1

El juicio fue ocasión para demandar la apertura de caminos usurpados.

2

El juicio fue ocasión para demandar la apertura de caminos usurpados.

3

El juicio fue ocasión para demandar la apertura de caminos usurpados.

4

Ecologistas en Acción muestra públicamente su satisfacción por la absolución de los seis vecinos de Prado del Rey y de El Bosque acusados de daños a las fincas por la que pasa el llamado camino Alto, de Prado a El Bosque, que en el tramo de Prado del Rey es una vía pecuaria que se prolonga por el termino de El Bosque a través de un camino público abierto desde tiempo inmemorial. Al proceso no asistió Ecologistas en Acción, sino una representación de otras organizaciones entre las que se encontraba la arcense AMA Natura.

Este juicio se ha celebrado por la denuncia de los propietarios de las fincas Las Lomas y Rancho del Moro contra los organizadores de la carrera 'Ultra Trail Sierra del Bandolero' en marzo de 2015 -el Club deportivo Tritón de Prado del Rey-, en la que participaron 1.000 personas y que recorrió 150 kilómetros  por caminos de la Sierra de Grazalema.  Los dos propietarios cerraron estos caminos públicos presuntamente para impedir el paso de la carrera, que al final se celebró al aparecer rotos los candados puestos ilegalmente. Tras esta carrera se han sucedido numerosos incidentes en marchas reivindicativas, que se encontraron con el camino cerrado y con guardas de seguridad que impiden el paso.

"Los que han cerrado e intentan impedir el paso por caminos públicos tienen la desfachatez de denunciar a los que pasan por los mismos. Incomprensiblemente la denuncia fue apoyada por la Guardia Civil de El Bosque, cuyo sargento remitió al Juzgado un atestado denunciando a estos vecinos por desobediencia a la autoridad, cuando nunca ordenó la interrupción de la carrera; muy al contrario, los organizadores le facilitaron todas las autorizaciones para la celebración de la misma", señalan desde Ecologistas en Acción.

El juzgado de Ubrique incoó diligencias por presunto daños a la propiedad, la rotura de los candados, pero los propietarios de las mencionadas fincas recurrieron a la Audiencia provincial para que se considerara también delito de usurpación y “desobediencia a la autoridad”, recurso que la Audiencia desestimó por entender que no se habían cometido ninguno de estos dos delitos.

En el juicio celebrado en el Juzgado de Ubrique el pasado jueves sólo se les acusaba de supuesto daños a la propiedad privada, cuando algunos de estos senderistas ni siquiera participaron en la carrera. Lo sorprendente es que ni los denunciantes ni sus abogados se personaron en el juicio. La fiscal pidió la absolución por entender que no se había cometido ningún delito y ante la incomparecencia de los abogados de la acusación, el juez resolvió absolver a todos los inculpados, ante el aplauso de los numerosos asistentes que se habían desplazado a Ubrique para mostrar su solidaridad con los enjuiciados injustamente.

Ecologistas en Acción lamenta que de nuevo se juzgue a las personas que ejercen el derecho a utilizar los caminos públicos y no se actúe contra los propietarios de fincas que ponen cancelas y candados para impedir el paso, ni contra los guardias civiles que los amparan, contra los que hay numerosas denuncias en ese mismo juzgado de Ubrique.


"Esperemos que a partir de ahora estos y otros propietarios de fincas privadas tomen nota y comprendan que el tiempo de la impunidad en la usurpación de caminos públicos ha terminado", señala la asociación ecologista.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Un chef con proyección
chevron_right
AxSí propone un espacio comercial y turístico en la plaza del Cabildo