Actualizado: 10:48 CET
Martes, 18/09/2018

Arcos

El Arcos aún tiene aliento pero tiene que ganar ya

Antonio Sánchez adelantó a los blancos, pero Tano empató desde el punto fatídico. La expulsión de Pedro Mariño fue un revés para los del Barbadillo

Antonio Sánchez expresó de esta manera tan peculiar su gozo por la obtención del tanto del Arcos.

1

El árbitro sevillano Gutiérrez Perera mostró la segunda amarilla a Mariño un minuto antes del descanso.

2

Algeciras CF     1
Arcos CF           1

Algeciras: Romero, Oñate (Solferino, 74’), Pablo de Castro, Salas (Anaya, 84’), Ernesto, Moussa, Tano, Ito, Albertito (Ayala, 61’) y Mané.

Arcos: Toni, Mariño, Rubén Díaz, Oca, Joselito; Manzano, Zúñiga; Maqui, Narváez (Legupín, 56’), Juan Gómez; y Antonio Sánchez (Giráldez, 82’).  

Goles:
0-1       m. 15: Antonio Sánchez
1-1       m. 32: Tano, de penalti

Árbitro: Abraham Gutiérrez Perera (Sevilla). Amonestó a los locales Moussa, Oñate, Pablo De Castro y Solferino; y a los visitantes David Narváez, Manzano, Antonio Sánchez, Mariano Suárez (entrenador), Francisco Rojas Jaén (auxiliar) y a Pedro Mariño en dos ocasiones, por lo que fue expulsado en el minuto 44.

Incidencias: 31ª jornada. Estadio Nuevo Mirador. Unos 1000 espectadores.

El Arcos no logró reducir la distancia que le aleja del cuarto clasificado de la tabla, el At. Sanluqueño, pese al empate conseguido en el Nuevo Mirador de Algeciras (1-1). El conjunto serrano se adelantó en el marcador en el minuto 15 por medio de su goleador Antonio Sánchez, que partió de una posición muy protestada por el público para batir a Romero de un gran disparo. Siete minutos antes, el delantero jerezano del Arcos David Narváez puso a prueba las dotes de guardameta de Jesús Romero con una gran volea de derecha, a la que respondió el cancerbero con una enorme parada, en la típica salida a tope de un Arcos que fue muy superior a los rojiblancos en la primera media hora de partido, algo que viene siendo habitual en el rendimiento de los de Mariano Suárez, que fueron perdiendo fuelle a medida que avanzaba el choque, y mucho más, al ser expulsado Pedro Mariño por doble amonestación un minuto antes del descanso, en una acción en la que el lateral del Arcos tocó el balón antes de cometer la infracción excluyente.

El madrugador gol arcense desquició a los algecireños, que en dos minutos –los que van del 24 al 26- sufrieron la avalancha de los blancos y solo echando manos de las faltas –tres tarjetas amarillas consecutivas para Moussa, Oñate y Pablo De Castro- pudieron contener el juego atacante de los de la Ciudad Monumental. Juan Gómez, David Narváez y Antonio Sánchez –sobre todo este último- desbordaron a la zaga local creando numerosas acciones de peligro, que no se vieron reflejadas en el marcador por la inspiración del meta Romero o por la intervención “in extremis” de la defensa, como en el minuto 29, uno antes del penalti, en el que Salas sacó de la línea de gol un disparo de Juan Gómez que se colaba en la portería algecireña, pero el marcador no se movería más.

La segunda parte no fue tan intensa como la primera y el Arcos no tuvo excesivos problemas para mantener las tablas, incluso Suárez se atrevió a realizar variantes ofensivas con un futbolista menos, dando minutos a dos medias puntas como son Legupín y Giráldez y reservándose el tercer cambio. El Algeciras no podía, a pesar de sus arreones desesperados en los momentos culminantes de la segunda parte, y el Arcos incluso pudo hacer más daño por medio de Juan Gómez, pero no hubo fortuna. Los de Mariano Suárez tiraron de oficio para romper el ritmo de su rival ralentizando y temporizando el juego para llevarse el punto, una hazaña bastante complicada de lograr cuando se juega en un campo tan inhóspito y con uno menos durante la segunda mitad.

Zona Mixta. “Contento del trabajo hecho” (declaraciones de Mariano Suárez, entrenador del Arcos C.F.)

 “La expulsión de Pedro Mariño condicionó el devenir del encuentro. Hicimos una primera media hora muy buena, en la línea de lo que queríamos, cerrar espacios al Algeciras y jugar con criterio para llegar rápido y vertical, y creo que lo hemos hecho bien. Antes del gol de Antonio, Narváez tuvo otra en la que Jesús Romero hizo un paradón y luego tuvimos otra de Antonio, pero con el penalti y uno menos nos tuvimos que recomponer poniendo dos líneas de cuatro y dejando a Antonio arriba. En la segunda parte era cuestión de seguir cerrando espacios, líneas de pase y pasillos interiores para, cuando tuviéramos el balón, seguir siendo verticales, hacer transiciones rápidas, fluidas y seguras. Hasta Juan Gómez ha tenido una, pero se la cambió de pierna y perdió opciones. Ha sido un partido de mucho esfuerzo, de los de Segunda B o de Tercera de equipos buenos de liguilla, un partido duro, competido, en el que la expulsión alteró nuestra forma de jugar porque en El Mirador, contra un grande, hemos tenido que exigirnos bastante en lo físico. Cómodos nunca hemos estado, pero sí es verdad que hemos jugado con mucha soltura y temía más el balón parado que el juego elaborado de ellos, pero contento porque el trabajo ha sido grande”.

COMENTARIOS

Publicidad AiAndaluca Informacin Andaluca Informacin