HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 13:25 CET
Miercoles, 15/08/2018

Arcos

Una ordenanza regulará la convivencia ciudadana

Según la infracción, las sanciones irán desde los 200 a los 2.500 euros. El documento será expuesto al público y a los colectivos

  • María José González ha avanzado las claves de la ordenanza que deberá ser aprobada en el Pleno.

La Delegación municipal de Seguridad ha presentado en sociedad la pionera ordenanza que regula la convivencia ciudadana en Arcos, un documento que cumple los parámetros impuestos desde la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y que viene a recoger los hechos susceptibles de sanción administrativa. Así, a partir de ahora el Ayuntamiento tiene la potestad de sancionar administrativamente de manera directa sin tener por qué interponer una denuncia como hasta ahora, lo cual requería el desarrollo de una ordenanza.

Siguiendo el modelo de la FEMP, el Ayuntamiento está obligado a exponer durante veinte días al público la ordenanza, así como a presentarla a los distintos colectivos locales. Estos días se ‘colgará’ el documento en el portal de transparencia municipal; a partir de ahí comenzará la ronda de exposición a los colectivos, según avanzaba esta semana la delegada municipal del área, María José González.

La Delegación entiende que este documento supone “un hecho histórico” porque hasta ahora no existía una recopilación de las ordenanzas que afectan a la convivencia y seguridad ciudadana.

Si bien todos los ciudadanos tienen la obligación de conocer las normas de convivencia, es preciso buscar una conciliación entre derechos y obligaciones. La ordenanza en cuestión contempla varios capítulos, desde los principios generales de convivencia hasta las medidas de fomento de los hábitos de convivencia.

Acciones como depositar basuras en la calle, no recoger los excrementos animales, vulnerar las pautas en los espacios públicos molestando a los demás, la ocupación no autorizada, etc. tienen ya una sanción concreta reflejada en la ordenanza.  El régimen sancionador, para evitar que otras partes puedan acusar al Ayuntamiento de afán recaudatorio, obliga a que el importe recaudado se destine al espacio urbano como lugar de encuentro y convivencia, para restituir los daños provocados por actos vandálicos o para el desarrollo de programas en favor de esa convivencia. Las sanciones oscilan entre los 200 y 2.500 euros. De pagarse las sanciones de forma inmediata, tendrán una rebaja del 50 por ciento. Además, las sanciones se podrán pagar mediante trabajo social para la comunidad.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluca Informacin