Actualizado: 10:06 CET
Lunes, 24/09/2018

Arcos

Su excesiva irregularidad aparta al Arcos de la cima

Las cuantiosas bajas desde el inicio del campeonato han afectado al equipo. Rafa Escobar, Adolfo Muñoz y Mariano Suárez han asumido la dirección de plantilla

  • El portero Manu López.

El club que preside Francisco Valenzuela Hidalgo, el Arcos Club de Fútbol, ha experimentado numerosas alteraciones en su organigrama técnico desde que el balón echó a rodar allá por el final de agosto de 2017, cuando el cordobés Rafa Escobar se sentaba en el banquillo y el equipo mostraba hechuras de aspirante a los primeros lugares de la tabla. Desde entonces hasta ahora, los cambios han sido la nota predominante en la actualidad del club del Barbadillo. Con los primeros reveses llegaron las destituciones, no solo del máximo responsable de la plantilla sino de varios componentes de la misma tras las derrotas de Alcalá, Antequera -Copa del Rey- y en casa frente al At. Espeleño, que acabó con la cabeza de Escobar rodando por el suelo y la defenestración fulminante de jugadores como José Mari o Juanje, los primeros de una extensa lista de salidas forzadas.

La llegada del extremeño Adolfo Muñoz parecía echar un tanque de agua al devastador incendio del vestuario tras el intervalo protagonizado por el técnico de la casa Elio Delgado, que logró cuatro de los seis puntos posibles empatando en Los Barrios y venciendo como local al Guadalcacín, una recuperación refrendada con la victoria en Lepe -el año pasado se perdió-, las tablas en casa ante el Cádiz B de Mere y otro triunfo a domicilio, esta vez en Lucena. Las derrotas en casa ante el Gerena y el Sanluqueño, que masacró con un despiadado 1-5 a un Arcos a la deriva, más la penosa imagen mostrada en Las Cabezas, con dos nuevas salidas en el seno del vestuario -Sergio Rodríguez y Cortijo- volvían a encender de nuevo la señal de alarma en un vestuario en el que seguían pasando demasiadas cosas y muy pocas positivas. Muñoz se reivindicó con una goleada de prestigio al Algeciras (3-0) y un triunfo meritorio y trabajado en Lebrija, donde debutaba el portero Miguel deteniendo una pena máxima y dejando la portería imbatida durante muchos partidos, totalizando 508 minutos con la meta a cero, récord histórico de imbatibilidad del Arcos en Tercera División.
Pero la inestabilidad seguía haciendo acto de presencia con la salida de Muñoz del banquillo por ‘asuntos personales’, aderezada con algunos abandonos más del barco arcense de jugadores tan destacados como David Camps o Juanca, sobre todo el primero, el mascarón de proa que formaba dupla con Antonio Sánchez al comienzo del nuevo e ilusionante proyecto de la familia Valenzuela al frente del Arcos, tras una campaña pletórica -la 2016-17- en la que todos los estamentos del club marchaban al unísono perfectamente sincronizados, algo muy difícil de repetir por segunda vez consecutiva, lo que ha dejado un gran número de daños colaterales.

La victoria en casa ante el equipo azulino cerraba la mejor racha de triunfos consecutivos del Arcos en la primera vuelta -tres- y daba paso a varias jornadas en las que las tablas fueron la tónica preponderante -nada más y menos que cuatro, tres de ellas seguidas-, intercaladas con el triunfo ante el Onubense, ya con Mariano Suárez al timón, un técnico de perfil tranquilo y ponderado que aún permanece invicto desde que ocupa el puesto de ‘míster’ del Arcos tras su etapa en el Coria C.F.

Otra salida (Montiel) y una nueva entrada (Manu López) para reemplazar al guardameta han vuelto a alterar la composición de la plantilla y no se descartan más incorporaciones para otras líneas del equipo, como la de medio centro organizador o la de extremo polivalente, porque en el Arcos de esta temporada todo está expuesto a sorpresas y novedades, un aspecto que también posee una vertiente positiva y esperanzadora: el interés de los rectores del club por  continuar reforzando la plantilla de cara a una segunda vuelta  apasionante.

ZONA MIXTA

Manu López acaba de llegar al Arcos tras la marcha de los dos porteros titulares de la plantilla, Miguel y Montiel. Manu López estuvo muy cerca de firmar por el Arcos en la temporada 2015-16, pero “mi relación con Pepe Bermúdez -el míster del Arcos durante aquella etapa-  fue un poco tensa y no me quedé”. Antes de recalar en su nuevo club jugaba en el C.D. Quintanar, del grupo XVIII de Tercera División, a donde llegó con la temporada ya iniciada procedente del Sanluqueño, “pero los clubes de Tercera te prometen mucho y luego te dan menos. Estoy seguro de que eso no me va a ocurrir en el Arcos”. Su padrino ha sido Antonio Gallardo, que le ha incorporado a una plantilla en la que conoce a muchos integrantes como “Rubén Díaz, Gabi, Oca, Melo, Antonio  y al ‘mítico’ Dani Zúñiga. “Le tenemos que dar estabilidad a la plantilla y lograr los objetivos marcados antes de la competición”. Manu López conocía a Mariano Suárez de haberse enfrentado al técnico sevillano cuando defendía el arco del Cádiz B y no cree que hagan falta más porteros. “Con Michael y yo tenemos más que de sobra para sacar esto adelante sin problemas”. Cree que la estabilidad le permitirá al club “luchar por la zona alta”.

COMENTARIOS

Publicidad AiAndaluca InformacinAndaluca Informacin Andaluc�a Informaci�n
chevron_left
Detenido tras robar trece garrafas de aceite de oliva
chevron_right
San Silvestre para iniciar el año con buen pie