Actualizado: 18:40 CET
Miercoles, 23/05/2018

Arcos

Y se montó La Verbena

La tercera fase de obras de consolidación de la ladera oeste de Arcos parece una realidad gracias a los compromisos que han tomado los gobiernos y partidos

  • Griñán en La Verbena.

La urgencia es la clave para detener el deslizamiento de terrenos en el centro urbano de Arcos. Así se entiende desde el punto de vista técnico que se venga pidiendo la máxima celeridad para que se retome la actuación cuya financiación parece ser de momento el único obstáculo para que se acometa. Sin embargo, y sin que falte precisamente plasmación gráfica de los compromiso institucionales a tenor de las decenas de visitas a la zona, la voluntad política parece imponerse para sacar adelante los trabajos, valorados en unos cinco millones de euros, cuyo objetivo será drenar la ladera oeste de Arcos y cimentar los bloques de viviendas habitados por unas 280 familias.

El deslizamiento de terrenos en Arcos es un hecho que conocen los más viejos porque siempre se ha producido, pero afecta especialmente desde hace doce años, cuando comenzaron a producirse daños en los bloques, sobre todo en el situado en la zona baja, que a día de hoy permanece declarado en ruinas. Las 22 familias desalojadas que lo habitaban siguen pagando en muchos casos sus hipotecas y las consecuencias de una vivienda abandonada a su suerte tras haber perdido el juicio contra el constructor –la Justicia determinó que no hubo fallo constructivo y que todo se debió a la naturaleza arcillosa del terreno-.

En todo caso, y así lo aconseja el prestigioso ingeniero director de la obra Emilio Yanes, lo importante es continuar las actuaciones llevadas a cabo en las dos primeras fases para, en teoría, detener el deslizamiento de la ladera que tanto daño está ocasionando al centro de la ciudad y a barriadas como Pueblos Blancos y la propia Verbena. Al tratarse de una cantidad económica importante, los trabajos necesitan de la máxima implicación de las administraciones públicas.
De momento, y dentro del carrusel de ‘ilustres’ visitas que se han producido a la zona , cabe destacar las de hasta tres subdelegados del Gobierno en la provincia, el expresidente andaluz José Antonio Griñán en 2010, el ministro Pérez Rubalcaba el mismo año, presidentes de Diputación…; todos se hicieron ‘la foto’  que serviría para inyectar  a la zona 2,6 millones de euros.
Las últimas  visitas han sido las del nuevo subdelegado del Gobierno central en Cádiz, Agustín Muñoz, que se refirió al “compromiso absoluto” del ejecutivo de Rajoy y a las posibles vías de ayuda: desde el 1,5 por ciento cultural hasta la declaración de la zona como Área de Regeneración Urbana (ARA), que en este caso correspondería a la Junta.

En la misma dirección, el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno señaló el pasado viernes sin ir más lejos e ‘in situ’ que no sólo estaba por medio el compromiso del Gobierno de la nación, sino el de su partido, porque planteará una pregunta parlamentaria al objeto de comprometer al consejero de Fomento y Vivienda para que la Junta participe en la financiación; compromiso que ya existe de antemano. La visita de Moreno provocó un auténtico desembarco institucional y político, desde el expresidente provincial Loaiza hasta Teófila pasando por el secretario popular en Cádiz Saldaña y un largo etcétera.

Otra imagen de estos días ha sido la del alcalde socialista de Arcos, Isidoro Gambín, y la secretaria General de Vivienda de la Junta, Catalina Madueño, a las puertas del Ministerio de Fomento en Madrid. Y, para fotos, la del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, en el mismo Ministerio y con el mismo objetivo de conseguir ayudas para Arcos.  

Igualmente, en el terreno político las consejeras del PSOE  Noelia Ruiz y Araceli Maese han registrado en el Parlamento una iniciativa en la que insta al Consejo de Gobierno a buscar vías de solución con el Gobierno de España y el Ayuntamiento de Arcos que permitan resolver los deslizamientos del terreno en La Verbena. La proposición no de Ley que se debatirá en la comisión de Fomento y Vivienda recoge que “las barriadas de La Verbena y Pueblos Blancos de Arcos vienen sufriendo deslizamientos en el terreno provocados por la composición arcillosa y la acumulación de aguas subterráneas en la ladera urbana denominada”.  En su exposición de motivos, las socialistas señalan que “los movimientos de tierra han venido generando fracturas que afectan directamente a zonas edificadas (fundamentalmente viviendas) viales y plazas”. Si bien se trata de una zona fuera del casco histórico, de nueva construcción y en suelos que tradicionalmente no fueron desarrollados, previsiblemente los desplazamientos podrían llegar a afectar al centro histórico de Arcos  catalogado como Bien de Interés Cultural (Monumento y Conjunto Histórico), argumentan desde el PSOE para reclamar una solución. 

Con este aluvión de compromisos, no queda más que pensar que, efectivamente, todas las administraciones irán de la mano y que los vecinos de La Verbena y medio Arcos podrán dormir más tranquilos, aunque algunos digan en voz alta que no se lo creen hasta que no vean en el lugar las máquinas trabajando... Y para una última imagen, la del partido independiente local Ai-Pro, que dice que el caso de La Verbena es “la foto de la hipocresía”. El tiempo lo dirá...

COMENTARIOS

Andaluca Informacin
Andaluca Informacin