Actualizado: 11:40 CET
Jueves, 12/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Arcos

Dejan inmóvil a una perra tras propinarle una durísima paliza

Meca tiene rotas las caderas y las patas, hematomas y un golpe en la cabeza. Su tratamiento veterinario es muy costoso

Cargando el reproductor....

El caso denunciado esta semana por la protectora de animales ASOSA se pasa de castaño oscuro: uno o varios desconocidos han propinado una paliza a una perra recién parida, dejándola prácticamente sin movilidad tras haberle fracturado las caderas y patas.
El animal herido fue localizado por una vecina de Arcos abandonado en un carril. Rápidamente se avisó a la protectora que, como pudo, trasladó a la perra a uno de los veterinarios que colabora con ASOSA. En la clínica tuvieron que hacerle un tac, que también arrojó un grave golpe en la cabeza y multitud de hematomas por todo el cuerpo.
Los primeros cuidados que el animal ha recibido están valorados en casi 1.000 euros, de ahí que la protectora lance una campaña para recaudar fondos que ayuden a la recuperación de la bautizada como Meca. Los interesados podrán contactar con la protectora a través de su página web, que ya refleja el número de cuenta bancaria para posibles donaciones.

Desde ASOSA, como explica su presidente, Manu García, están ya cansados de episodios de maltrato animal, ya que raro es el día en que no conocen un nuevo caso, sobre todo de perros y gatos. Pero lo peor, según el presidente, es que no se hace nada desde las instancias oficiales por erradicar esta situación que ya es demasiado frecuente. A este respecto, Manu García sostiene que nunca se detiene ni se denuncia a alguien por hechos como el ocurrido a la perra Meca.

Recientemente, aparecía otro perro colgado literalmente de la rama de un árbol en pleno pinar de la Plata, como también han aparecido otros animales con claras muestras de haber sufrido maltrato, amén de los casos de abandono que se han multiplicado durante los últimos años debido a la crisis, cuando teóricamente las personas tienen menos medios para atender correctamente a los animales. Pero el abandono nunca será una solución, recuerdan desde ASOSA, entre otros motivos porque el animal abandonado suele acabar en la perrera, donde puede ser sacrificado si pasado un tiempo no es reclamado. La protectora espera mayor control sobre estos casos, un duro castigo a los infractores y que no se vuelva a repetir este desgraciado hecho.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Al Arcos se le hace muy empinada la cuesta de Castilleja
chevron_right
Enrique Cabanillas gana el XV Premio de Pintura Rápida