El tiempo en: Andalucía
Sábado 02/03/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Arcos

La Corporación aboga por la convivencia de los españoles

La lectura del manifiesto de la Constitución se trasladó este año a la plaza del Cabildo. Antes, hubo ofrenda en el monumento constitucional como manda la tradición

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

La Corporación municipal celebró el Día de la Constitución española con la lectura de un manifiesto oficial, de lo que se encargó el alcalde, Isidoro Gambín, en esta ocasión en un acto desarrollado en la plaza del Cabildo y no junto al monolito constitucional de la avenida de la Constitución (junto al IES Alminares) como ha sido tradicional. No obstante, los actos institucionales se abrieron a las 11.30 horas con una ofrenda floral en el monolito constitucional, para que, a continuación, la Corporación se desplazara a la plaza del Cabildo. Allí también actuó para la ocasión la banda municipal de música Vicente Gómez Zarzuela.

El alcalde leyó: “Nos congregamos hoy, 6 de diciembre, en representación de la sociedad de Arcos de la Frontera, para conmemorar uno de los días más importantes de la historia reciente de España, y, con total certeza, el de mayor influencia en el desarrollo contemporáneo de nuestra Nación. Tal día como hoy, en efecto, hace 37 años, los españoles aprobaban, a través de un referéndum democrático, su apoyo a la Constitución, como norma suprema de la ordenación jurídica del Estado.


Así, el pueblo español dejaba atrás, definitivamente, cerca de cuarenta años de régimen dictatorial, surgido del golpe de Estado y la posterior Guerra Civil comenzada en 1936.
El esfuerzo del pueblo español durante la etapa de la transición, su grandeza y altura de miras, la nobleza con la que actuó, y, esencialmente, la voluntad de consenso para dar al país un futuro de progreso, justicia y libertad, posibilitaron la redacción de este documento básico en el que se sustenta la convivencia pacífica de todos nosotros.


Consolidar un estado de derecho; el desarrollo de la cultura y la economía para garantizar nuestra calidad de vida; y trabajar por la protección de los derechos humanos, tanto de los españoles, como de los demás pueblos de la Tierra, son fines que se exponen de manera clara en el preámbulo de la Constitución.


Asimismo, la articulación de los diferentes pueblos de España se desarrolla a través del título octavo, en el que se manifiesta cuál es la organización del Estado a partir de ese momento. Surgen, así, las nuevas configuraciones de las comunidades autónomas y la administración local.
En este punto, que es el que nos atañe a nosotros como representantes legítimos de nuestra ciudadanía, es donde con más intensidad debemos hacer frente a los problemas que afectan a nuestros vecinos, procurando el cumplimiento de los derechos y deberes que se fijan en la Carta Magna, de acuerdo con las competencias municipales.


En los momentos que actualmente vivimos, de crisis económica pertinaz, que provoca, como consecuencia, la pérdida de empleo y de otros derechos fundamentales de muchos ciudadanos, es donde los políticos debemos esforzarnos aún más, si cabe, en buscar puntos de diálogo y acuerdo, para no cejar en el empeño de encontrar soluciones adecuadas.


Veamos, así, a la Constitución Española como una referencia viva y esencial de nuestro quehacer diario, cuyos retos planteados todavía no se han realizado del todo, e incluso podríamos decir que algunos (seamos autocríticos) se han alejado de sus planteamientos iniciales.
Por ello, desde el Ayuntamiento tenemos que seguir trabajando en fortalecer una sociedad democrática avanzada, dentro del ámbito que nos corresponde, lo que solo será posible si estamos dispuestos a afrontar las nuevas problemáticas que la sociedad del siglo XXI nos plantea, entre ellas, mayor y mejor participación ciudadana, y más eficaz y eficiente aprovechamiento de los recursos que tenemos.


Para ello, debemos valorar todas las opciones que la Carta Magna nos ofrece para seguir extrayendo, de ella, nuevas formas de favorecer y proteger los derechos y deberes de los españoles y los pueblos de España, estudiando, si es necesario, las reformas pertinentes, cuyos mecanismos vienen ya previstos en su título x.


Por todo ello, y desde el convencimiento más absoluto que nos dio pie a jurar y prometer nuestros cargos como concejales, recordemos que nuestra sociedad necesita hoy, más que nunca, profundizar en los valores constitucionales, para asentar nuestra convivencia pacífica, desde el respeto más riguroso a las leyes, conforme a un orden social y económico justo. ¡Viva la Constitución! ¡Viva España!”, concluyó el alcalde en nombre de la Corporación arcense.
 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN