Actualizado: 13:45 CET
Domingo, 26/05/2019

Arcos

Arcos, sede de la convivencia anual de los belenistas de Cádiz

La cita pone de relieve la importancia y raigambre del arte belenista en la ciudad. Tendrán la oportunidad de admirar la ampliación que se realiza del belén de El Camborio

  • Antonio Bernal y Salvador Muñoz trabajan en la ampliación del belén.

josé antonio benítez
arcos
La Asociación de Belenistas La Adoración tiene este año un reto más que sumar a su amplia programación: la organización de la convivencia anual de las asociaciones de belenistas de la provincia de Cádiz, la cual tendrá lugar el domingo 7 de octubre, como siempre en torno a la festividad de San Francisco, patrón de los belenistas.


La jornada consistirá en una visita, en primer lugar, al casco antiguo, donde unas 200 personas conocerán el belén de El Camborio y los principales monumentos locales. Después, misa en la parroquia de San Pedro en honor a San Francisco y almuerzo de convivencia en el Parador.
Sin formar parte del programa oficial, el belenista secretario de la asociación, Antonio Bernal, se ha brindado a abrir las puertas de su casa a estos belenistas para admirar los trabajos que conserva, que son auténticas obras de arte.


La asociación está pendiente a acordar con el Ayuntamiento la reapertura del belén de El Camborio, que aspira a convertirse en una exposición permanente todo el año; de hecho, fue concebido con ese fin, como atractivo para el ciudadano y para el turismo con independencia de la fecha del año.


Mientras tanto, los belenistas no han perdido el tiempo, y por ello se vienen afanando en la continuidad de su belén artístico de El Camborio, para lo cual han incorporado a las escenas ya conocidas otras de gran valor no sólo artístico, sino sentimental e incluso histórico. En este sentido, y según explica el secretario de la asociación y principal artífice del trabajo, se ha pretendido dar un carácter cronológico al belén, ya que las nuevas escenas son la anunciación a María, siguiéndole el empadronamiento y buscando posada. Después vendrían las escenas ya montadas años anteriores, desde la caravana de reyes y la adoración de los pastores hasta el nacimiento, donde, con algo de imaginación, confluyen todos los caminos de esta impresionante obra.


Sin embargo, la incorporación de nuevos motivos no ha sido una tarea fácil, partiendo del reducido y limitado espacio con que cuenta el local, cuya entrada ha quedado ciertamente más estrecha por motivos obvios. No por ello se puede dejar de admirar con la tranquilidad que requiere este modélico belén del que tan orgulloso se deben sentir sus precursores y todo el pueblo de Arcos. No obstante, ante la falta de espacio para trabajar, Antonio Bernal ha montado algunas piezas en su propia casa, donde posee algunos de los belenes más importantes de la provincia y Andalucía por su belleza, así como un pequeño taller donde trabajar el arte belenístico.
Asimismo, ha habido que adquirir un equipo electrónico más potente para soportar el incremento de escenas.


El esfuerzo también se traduce en la compra de nuevas figuras y materiales, aunque muchos de ellos son reciclados o buscados por los campos de los alrededores de Arcos.


Además, la asociación goza de la posibilidad de contar con una nueva sede, en el edificio de los antiguos juzgados, que le sería cedida por el Ayuntamiento, con lo cual abandonaría su actual sede de la calle Camino de las Nieves, la cual, ciertamente, se había quedado pequeña para tanta actividad. El Ayuntamiento tiene previsto crear en el edificio de Deán Espinosa una especie de sala de arte permanente con el trabajo de los artistas locales en diversas disciplinas.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El caso de La Verbena regresa al Parlamento
chevron_right
Ángel Fernández, coordinador de Educación de IU-Cádiz